Por Evelyn Gordon

Cuando el Primer Ministro Binyamin Netanyahu habla de la crisis nuclear irani, el usa frecuentemente analogias trazadas de la IIª Guerra Mundial. Pero cuando el retorne a casa para considerar sus proximos movimientos a la luz de lo que el escucho del presidente americano
Barack Obama el lunes, yo sospecho que el estara ponderando acontecimientos mucho mas cercanos en tiempo y espacio: las experiencias de sus dos inmediatos predecesores, Ariel Sharon y Ehud Olmert.
Fue bajo la mirada de Sharon, como relato Ronen Bergman en The New York Times en enero, que fue descubierta por primera vez la operacion de enriquecimiento de uranio clandestina de Iran en Natanz, gracias a la “cooperacion entre servicios de inteligencia americanos, ingleses e israelies.” Algunos funcionarios israelies quisieron que el sitio “fuera bombardeado de una vez.” Pero Sharon opto por un plan diferente: “En cambio, informacion acerca del sitio fue filtrada a un grupo irani disidente, el Consejo Nacional de Resistencia, el cual anuncio que Iran estaba construyendo una instalacion de centrifugadoras en Natanz.”
El resultado es bien conocido: Las noticias, confirmadas rapidamente por los inspectores de la Agencia Internacional de Energia Atomica, produjeron mucha charla pero poca accion. Durante los siguientes 10 años, fueron impuestas muchas rondas de sanciones, pero estas sanciones finalmente no detuvieron el programa nuclear de Iran, el cual continuo progresando rapidamente. Desde 2002, Teheran ha producido suficiente uranio enriquecido bajo para cuatro bombas nucleares; luego enriquecio algo de este uranio al 20%, un paso que los expertos dicen es mucho mas dificil de dominar que la consiguiente etapa de ir del 20 al 90% (lo cual es lo que se necesita para una bomba); instalo miles de centrifugadoras adicionales, incluida una nueva instalacion subterranea en Fordow que seria casi imposible de atacar; y condujo experimentos en armamentizacion, incluida tecnologia para armar sus misiles con ojivas nucleares y “una tecnologia de disparo nuclear sofisticada que los expertos dijeron podria ser usada para solo un proposito: establecer un arma nuclear.”
Una puede comprender por que Sharon decidio como lo hizo. Natanz fue descubierta en el apogeo de la segunda intifada, cuando el ejercito estaba plenamente ocupado en combatir a los terroristas palestinos que estaban masacrando civiles en ciudades a traves de Israel. Bajo estas circunstancias, la idea de abrir un segundo frente contra Iran debio haber parecido de enormes proporciones.
Pero al no hacerlo, el permitio que un problema relativamente pequeño hiciera metastasis. Iran ahora tiene muchas mas instalaciones nucleares, mucho mejores defensas, y por sobre todo, mucha mas experiencia tecnologica que la que tenia en el 2002. Asi hoy, el programa nuclear de Iran es mucho mas dificil de destruir y mucho mas facil de reconstruir que lo que hubiese sido cuando fue descubierto por primera vez.
Esta leccion no se le paso al sucesor de Sharon, Ehud Olmert, cuando el enfrento una situacion similar cinco años mas tarde: la Inteligencia israeli habia confirmado que Siria estaba construyendo un reactor nuclear, y que era probable que se volviera operativo en otros pocos meses.
Olmert primero presento las pruebas al entonces presidente George W. Bush y le pidio bombardear el reactor. Pero la administracion Bush estuvo dividida: Mientras el vicepresidente Dick Cheney apoyo el pedido de Olmert, el secretario de defensa Robert Gates y la secretaria de estado Condoleezza Rice prefirieron la opcion diplomatica – lograr que la AIEA declare a Siria en violacion del Tratado de No Proliferacion Nuclear y pedir al Consejo de Seguridad imponer sanciones. Finalmente, Bush se puso del lado de Gates y Rice: En su biografia, el escribio que el propuso enviar a Rice a Israel inmediatamente para que ella y Olmert pudieran dar una conferencia de prensa descubriendo la existencia del reactor.
Pero para su gran credito (y es una de las muy pocas decisiones que el tomo como premier que yo considero para su credito), Olmert rechazo de plano esta propuesta. No pudo haber sido una decision facil: Siria tiene miles de misiles capaces de atacar en cualquier parte en Israel, y ojivas quimicas para cargarlos con ellas; la amenaza de represalias masivas era muy real. Pero el habia visto de primera mano, como un alto ministro en el gobierno de Sharon, cuan ineficaz comprobo ser la opcion diplomatica con Iran, y el no estaba preparado para permitir que ese fracaso fuera replicado en la frontera norte de Israel. Dada la travesura que un Siria no nuclear ya estaba haciendo como el patron de organizaciones terroristas anti-Israel tanto en Libano como en Gaza, la amenaza de un Siria nuclear – cuyo potencial para hacer daño seria vastamente mayor, debido a que ya no estaria restringido por miedo a provocar un ataque israeli contra Damasco – era muy letal como para ser tolerada.
La decision que Netanyahu enfrenta es incomparablemente mas dura. Las posibilidades que un ataque contra Iran sea exitoso son incuestionablemente mas bajas, dadas las distancias mucho mayores, la gran cantidad de blancos que deben ser atacados, y las defensas mas fuertes de Iran. Puede bien ganar menos tiempo que los cinco años y contando ganados por el ataque sirio, ya que la experiencia tecnologica que Iran ha obtenido durante los ultimos 10 años haran mas facil la reconstruccion. La probabilidad de represalias es mayor, debido a que mientras que el ataque sirio fue una operacion sigilosa que Damasco pudo y decidio ignorar, cualquier ataque contra Iran sera la culminacion de una confrontacion muy publica, haciendo dificil para Teheran refrenarse de las represalias sin quedar mal parado. Y finalmente, mientras que Olmert estaba confiado en que Bush, a pesar de su oposicion inicial, daria a Israel pleno respaldo despues del hecho (como sucedio de hecho), Netanyahu no puede tener tal confianza con respecto a Obama.
Pero todos estos riesgos tendran que ser equilibrados contra un hecho inevitable: Las sanciones y la diplomacia nunca aun han tenido exito en detener el programa nuclear de ningun pais. Ellas no tuvieron exito en Norcorea, como fue detallado en un devastador relato en con puntos y comas en PJ Media el mes pasado; ellas no tuvieron exito en Pakistan; y no estan teniendo exito en Iran – a menos que ustedes definan 10 años de progreso estable hacia las armas nucleares como “exito.” En contraste, la accion militar ha tenido exito las unicas dos veces que ha sido intentada, en Irak en 1981 y en Siria en el 2007: Ningun pais jamas reconstituyo exitosamente su programa nuclear.
Yo no se que decision tomara finalmente Netanyahu, y no le envidio la responsabilidad de tomarla. Pero de una cosa estoy segura: para persuadir a este primer ministro muy consciente de la historia de ignorar la historia de los ultimos 10 años, Obama Obama tendra que llegar con algo mucho mas convincente que “confien en mi.”
La autora es periodista y comentarista.

Fuente: The Jerusalem Post Magazine- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba

Anuncios