La Policía italiana arrestó a un marroquí, de 20 años, en Brescia (norte) bajo la acusación de instigación al terrorismo y a la construcción de armas y explosivos y que tenía entre sus planes atentar contra una sinagoga en Milán.

En una nota de la Policía se explica que los agentes encontraron en la computadora del arrestado mapas sobre la sinagoga de la calle Guastalla en Milán, así como documentos que analizaban las medidas de seguridad y las vías de acceso, lo que ha hecho pensar que estaba proyectando un atentado contra
el centro.

El joven marroquí, que vive en la provincia de Brescia desde que tenía 6 años, había creado un grupo en Facebook en el que se daban consejos sobre cómo construir armas y explosivos o dónde comprar el material.

Entre las reglas de la página de Facebook estaba la de no colgar cantos o vídeos religiosos y limitarse a conversaciones sobre explosivos y armamento.

El marroquí fue localizado a través del análisis por parte de la policía de las páginas de Internet sobre temas relacionados con la Jihad (la Guerra Santa). EFE

Anuncios