A 20 años del atentado terrorista a la Embajada de Israel en Buenos Aires, la Corte Suprema de Justicia sigue reiterando sin éxito exhortos para lograr la captura y extradición al país de los buscados a nivel internacional por la masacre.
La causa ha sido declarada imprescriptible en 2006 y hasta el momento la investigación no se ha encaminado a establecer si hubo una conexión local.
El 17 de marzo de 1992, a las 14.45, el país sufrió el primer atentado del terrorismo fundamentalista islámico en su historia con el asesinato de 29 personas y heridas a 242, dentro y en inmediaciones de la sede diplomática, que funcionaba en una casona ubicada en Arroyo y Suipacha en el barrio porteño de Recoleta.
Dos años más tarde, el 18 de julio de 1994, otro cochebomba hizo explotar la sede de la AMIA con 85 muertos en Pasteur 633.
Alak. El ministro de Justicia, Julio Alak, lamentó la falta de resultados en la investigación del atentado, a cargo de la Corte Suprema nacional, pero exhortó a mantener una “lucha incesante por la verdad y la Justicia”.
Mientras no se esclarezca el hecho “el sufrimiento será más hondo cada día”, advirtió Alak.
El ministro reivindicó la actuación del Gobierno kirchnerista, desde 2003 a la actualidad, en procura de resolver la causa.
Denuncia. El ministro y parlamentario israelí Yossi Peled fustigó hoy a Irán por el atentado y denunció que ese país está “armado con armas nucleares y es una amenaza para el mundo entero”.
Por tal motivo reclamó a la comunidad mundial “evitar que Irán continúe armándose con armas nucleares”.
Peled dijo que el atentado de 1992 “alentó a las organizaciones terroristas a atacar al Estado de Israel” y que “detrás de la mayoría de los ataques está Irán”.
El funcionario lamentó que “aún no ha sido apresado ni juzgado ninguno” de los señalados como responsables.
Asimismo, dijo a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes que “Israel los abraza, y es su derecho y obligación defender s sus ciudadanos en Israel y en el mundo”.
La causa, hoy. Actualmente la causa judicial por la Embajada sigue a cargo de una secretaría especial creada por la Corte, desde donde se reiteran periódicamente los oficios pidiendo la captura internacional de los acusados por el ataque, sin que haya resultados.

Además se intenta obtener una constancia judicializable del deceso de uno de los buscados, el ex jefe de Seguridad Exterior del Hezbollah Imad Mugnieh, quien supuestamente falleció en un atentado al explotar el auto en que viajaba en 2008.
Orden de captura. El máximo tribunal emitió orden de captura internacional para el lider del aparato de seguridad exterior del Hezbollah, el libanés Imad Mugniyah y luego para el colombiano Samuel Salman El Reda, nacido en la isla de San Andrés y que hoy tiene 46 años. Ambos permanecen prófugos.
Al primero de ellos se lo dio por muerto en el 2008, sin que hasta el momento haya llegado a la Corte información oficial sobre este deceso, por lo que el máximo tribunal aún no lo dio por fallecido en el caso, porque está intentando a través de pedidos internacionales obtener una confirmación ofical del fallecimiento.
Ambos forman parte además del listado de pedidos de captura internacional por el atentado a la AMIA librado por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que abarca además a diplomáticos iraníes y ex altos funcionarios de ese gobierno, sin resultados hasta el momento.
Según una línea de la causa penal Embajada, el vehículo usado en atentado habría sido pagado con dólares que poseían signos de haber sido obtenidos en casas de cambio de una ciudad de El Líbano.
El coordinador de los terroristas a nivel local habría sido El Reda, llegado especialmente al país para perpetrar los ataques y casado con una argentina.

Anuncios