La jueza israelí Dalia Dorner, quien integró el jurado de la Corte de Distrito de Jerusalem que condenó a John Demjanjuk por crímenes de guerra y de lesa humanidad en 1988, una sentencia que fue revocada más tarde, todavía está convencida de que el veredicto fue justo.
“Creo que sin la menor sombra de duda de que Demjanjuk era ‘Iván el Terrible’”, dijo. “Pero yo todavía apoyó el veredicto del Tribunal Supremo que dictaminó que no podía ser condenado debido a la duda razonable”, agregó la magistrada.
La policía alemana anunció este fin de semana Demjanjuk, quien fue condenado el año pasado por servir como guardia en un campo de exterminio nazi, murió a los 91 años en un hogar de ancianos en el sur de Alemania.
“El hombre que fue ejecutado como ‘Iván el Terrible’ no se parece a Demjanjuk de ninguna manera, y Demjanjuk fue identificado por 11 sobrevivientes del Holocausto, como Iván el Terrible, y es por eso que yo personalmente creo que era en realidad esa persona”, argumentó Dorner.
Según consignó el portal de noticias Ynet, la jueza remarcó que “lo más importante es que estos tiempos terribles estén en la agenda pública y sean recordados para que no nos suceda otra vez”.
En 1986, Demjanjuk fue extraditado a Israel desde Estados Unidos y el caso giró en torno a la cuestión de si en realidad era “Iván el Terrible”. Los fiscales presentaron como un certificado de supuesta evidencia de que Demjanjuk pertenecía a las SS.
Demjanjuk argumentó que su caso era de identidad equivocada y afirmó que él nunca estuvo en Treblinka. Él dijo que era un guardia en el campo de exterminio de Sobibor y afirmó que el verdadero Iván el Terrible, fue asesinado en 1943.
El Tribunal de Distrito de Jerusalem, sin embargo lo encontró culpable de todos los cargos que pesaban en su contra y lo sentenció a muerte en 1988.
Sin embargo, después de una exitosa apelación a la Corte Suprema fue absuelto favorecido por la duda razonable en 1993. Documentos de la KGB que se encuentran en los archivos soviéticos indicaron que ‘Iván el Terrible’ no era Demjanjuk.
“Durante el juicio de Demjanjuk negó ser Iván el Terrible”, dijo Dorner. “Todo lo que sabemos es que como guardia se comportó como Iván el Terrible”, añadió.
El hijo de Demjanjuk, dijo el sábado que su padre “se durmió con el Señor como víctima y sobreviviente de la brutalidad soviética y alemana desde la infancia”.
“Amaba la vida, la familia y la humanidad. La historia mostrará que Alemania lo utilizó como chivo expiatorio para culpar a los prisioneros de guerra ucranianos desamparados por los actos de los nazis alemanes”, agregó.
El cazador de nazis Serge Klarsfeld, dijo que “el mundo sin Demjanjuk es mejor que el mundo con él”.
Anuncios