El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, expresó que el ataque a la escuela judía francesa fue “un asesinato abominable”.
Durante una reunión ante el partido del Likud, Netanyahu dijo que era demasiado pronto para decir cuál es el fondo del ataque en el que cuatro personas perdieron la vida, pero dijo que fue no se puede descartar un “asesinato anti-semita”.
“Estoy seguro de que el gobierno de (el presidente francés) Nicolas Sarkozy, hará todo lo posible para encontrar al asesino y nosotros le ayudaremos con eso”, declaró el primer ministro.
Netanyahu criticó a la ONU por no condenar el ataque, mientras que uno de sus órganos tenía previsto albergar al alto funcionario de Hamas Ismail al-Ashqar el lunes.
El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, también condenó el ataque, calificando de “inaceptable” la pérdida de vidas humanas. “Este es un caso muy grave, ya sea si se trata de un ataque terrorista o un crimen de odio”, dijo Barak.
El ministro de Defensa dijo que las autoridades francesas se ocuparían de la situación con la gravedad adecuada.
La líder de la oposición, Tzipi Livni, calificó el ataque como “sorprendente y doloroso”.
Livni dijo que “Israel y el pueblo judío son socios en la lucha contra el antisemitismo y los crímenes de odio. Somos socios en la lucha por la existencia de Israel contra los extremistas que tratan de hacernos daño. Los israelíes y los judíos, en Israel y en el extranjero”.
La líder del partido de Kadima, añadió: “Francia debe proteger a sus ciudadanos de tales crímenes. En el pasado, han demostrado conocimientos sobre cómo manejar estos asuntos y estoy segura de que ellos sabrán cómo hacer frente a este caso”.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio hoy, lunes, un discurso por cadena nacional acerca del atentado que les costó la vida a un profesor y tres niños en la escuela judía Ozar Hatorah de Toulouse y aseguró que “este acto odioso no puede quedar impune”.
El mandatario precisó que se trata del mismo asesino que mató a tiros a tres soldados la semana pasada, en lo que parecen otros crímenes motivados por el racismo.
“Sabemos que la misma persona y la misma arma mataron a los soldados, los niños y el maestro”, señaló Sarkozy, quien agregó que había elevado el nivel de alerta por terrorismo en Francia.
El presidente francés, que busca su reelección en las elecciones de abril y mayo, también anunció que suspendía su campaña proselitista hasta el miércoles.
“Estamos impresionados por las similitudes entre el modus operandi del drama de hoy y los de la semana pasada”, había señalado horas antes, en conferencia de prensa, Sarkozy, quien está supervisando personalmente la investigación y se comprometió a encontrar al autor de los ataques.
Su principal rival, François Hollande, también viajó a la región para solidarizarse con la comunidad judía.

Anuncios