El Parlamento israelí ha aprobado una legislación que prohíbe las imágenes de modelos muy delgadas en la publicidad, con lo que se convierte en el primer país en adoptar una medida como esta, según ha asegurado un portavoz de la madrina de este proyecto de ley.
La norma, aprobada por unanimidad, prohíbe las imágenes de modelos masculinos o femeninos que tengan un índice de masa corporal (IMC: el peso en kilos dividido por la altura en metros elevada al cuadrado) de 18,5 o menos, según una declaración de la parlamentaria y doctora Rachel Adatto.
Su portavoz, Liad Gilhar, ha afirmado que era la primera vez en el mundo en que se aprueba una ley como esta. “La ley va a cambiar la situación actual, en la que los modelos masculinos y femeninos con bajo peso suponen un ideal para los niños y jóvenes, empujándoles a la terrible maldición de los problemas alimenticios, que no sólo afectan a la salud mental sino al físico”, ha precisado Adatto.
“Con esta ley, devolvemos los ideales de la belleza a los límites de la lógica, de la salud, a los límites razonables que impedirán a nuestros niños descender por la peligrosa pendiente de los problemas alimenticios”, añadió.
La ley estipula además que debe estar “claramente indicado” sobre las imágenes utilizadas si se ha utilizado un programa de retoques para afinar la apariencia del modelo.
La legislación se aplicará a las imágenes impresas, a las vallas publicitarias y a las publicidades televisadas, y afecta también a aquellas campañas realizadas en el extranjero con modelos extranjeros e importadas a Israel.
En cambio, no afectará a los medios para los cuales los israelíes no suponen el público objetivo -básicamente, revistas extranjeras importadas- ni a las publicaciones con fines no comerciales.
Cerca de 1.500 jóvenes israelíes sufren actualmente trastornos alimenticios, que suponen una de las principales causas de muertes entre los menores.
Anuncios