El Gobierno de Siria aceptó el plan de seis puntos del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, para la resolución de la crisis en el país, informó el portavoz del mediador, Ahmad Fawzi, durante la visita de éste a China, donde intenta buscar también el apoyo de Beijín.
Tras conocer la aceptación, Annan le escribió al presidente sitio, Bashar al-Assad para urgir al Gobierno a que su compromiso se aplique inmediatamente.

El plan de seis puntos busca un cese de las hostilidades bajo supervisión de la ONU, la puesta en libertad de los detenidos en las protestas antigubernamentales y el envío de ayuda humanitaria, aunque no alude a cambios en el régimen, señalando que es decisión del pueblo sirio mantener a Al Assad en el poder.

Annan señaló en un comunicado que la luz verde al plan por parte de Damasco es un importante paso que puede traer el fin de la violencia y el derramamiento de sangre, ayudar a los que sufren y crear una atmósfera conducente a un diálogo político que cumpla las aspiraciones legítimas del pueblo sirio.
Mientras tanto, trascendió que las tropas del Ejército sirio entraron este martes en el norte de Líbano, donde destruyeron varias granjas y se enfrentaron con rebeldes sirios refugiados en la zona, según informaron fuentes locales.

«Más de 35 soldados sirios cruzaron la frontera y empezaron a destruir casas», declaró un vecino de la zona montañosa rural de Al Qaa.

Otro vecino aseguró que los soldados, algunos de los cuales se desplazaban en vehículos acorazados de transporte de personal, lanzaron granadas de propulsión y dispararon intensamente con sus ametralladoras a los rebeldes.

Extraído de Israel en línea

Anuncios