El cabecilla de Fatah, Marwan Barghouti, preso en Israel, difundió un llamado a los palestinos para que lancen un nuevo levantamiento popular contra Israel.
Barghouti emitió esa convocatoria en vísperas de – lo que los palestinos denominan como – el “Día de la Tierra-“, el próximo viernes. Se estima que en esa fecha miles de personas manifestarán a lo largo de las fronteras de Israel para conmemorar la muerte de seis árabes israelíes, ocurrida en marzo de 1976, y protestar contra el Estado judío.
El líder palestino, que está cumpliendo cinco cadenas perpetuas, realizó el llamamiento desde la cárcel de Hadarim.
“La Autoridad Palestina (AP) debe detener toda la coordinación – económica y de seguridad – con Israel y trabajar hacia la reconciliación palestina”, dijo en su mensaje.
Frustrado porque no fue liberado durante el intercambio por el soldado Shalit, Barghouti llamó por primera vez a detener las negociaciones de paz con Israel – que en realidad los palestinos han estancado desde hace muchos meses.
El cabecilla del grupo Tanzim (brazo armado de Fatah) convocó a interrumpir todas las relaciones de normalización con el Estado judío. Además llamó a los palestinos a combinar la denominada “resistencia popular” con acciones diplomáticas.
“Se debe comprender que no hay socio para la paz en Israel cuando los asentamientos
se han duplicado”, dijo Barguti. “Es el derecho del pueblo palestino oponerse a la ocupación por todos los medios, y la resistencia debe centrarse en los territorios de 1967-“, afirmó. También llamó al boicot de todos los productos israelíes y el apoyo a los productos palestinos.
El carismático líder árabe se refirió a los esfuerzos de la Autoridad Palestina (AP) que busca ser reconocida como Estado soberano en las Naciones Unidas. Barghouti declaró que si estos esfuerzos resultan infructuosos, “la AP debe recurrir a la Asamblea General de la ONU y al resto de las agencias-” de la ONU.
Además del boicot económico, Barghouti llamó a los palestinos y al resto de los países árabes a iniciar un boicot diplomático contra Israel.
Barghouti, fue detenido por un comando israelí en Ramallah en 2002, y es considerado como uno de los iniciadores de la Segunda Intifada. Fue condenado por la justicia por cinco asesinatos – de cuatro israelíes y un monje griego.
Barghouti encabezaba una facción de Fatah que realizaba ataques terroristas contra objetivos israelíes en Cisjordania, y desde enero de 2002 pasó a apoyar ataques dentro de la llamada Línea Verde.
Inspirado en Hezbollah, que obligó a Israel a retirarse del Líbano en mayo del año 2000, sin ningún tipo de negociación, Barghouti, al igual que muchos otros cabecillas palestinos, creyó que la adopción de las tácticas del grupo terrorista chiíta lograría doblegar al Estado judío.
Anuncios