El magistrado federal Daniel Rafecas reveló que el dinero sale de la embajadadeIrán en Buenos Aires. Involucró al activista político Luis D’Elia (der.), vinculado al oficialismo

Rafecas (foto) hizo declaraciones durante una jornada organizada por la Sociedad Hebraica Argentina y la Agencia Judía de Noticias. “Seguramente, a cambio de dinero, este señor (D’Elía) empieza a hablar en contra sin tener mucha idea, ni tampoco calibrar la marginación política que sufrió por parte de la clase política, a partir de ese gesto”, dijo el magistrado.

Rafecas recordó que años atrás tomó intervención en un caso en el que se analizaron “desmanes y actos realizados por una organización social medio desconocida, frente a la Embajada de Israel”. Según confió, en el expediente se había identificado por lo menos a una docena de personas. “Me puse a investigar quiénes eran y los hice venir a todos a declarar al juzgado”, recordó el magistrado.

En las declaraciones indagatorias, Rafecas advirtió que se trataba de personas que vivía en el segundo cordón industrial de Buenos Aires. “Apenas podían leer y escribir” y “no tenían la menor idea de dónde está Palestina ni qué pasaba con Israel”. “En su vida habían visto una estrella de David”, dijo el juez.

Algunos de los imputados admitieron en sus declaraciones que habían sido “llevados” a la manifestación a través de “un abogado” o “un militante” y “todo indicaba que había sido por dinero”, reflexionó el juez federal. Rafecas denunció que en una oportunidad pudo incluso observar a personas que estaban en las puertas de los tribunales del barrio de Retiro, donde tiene su despacho, “repartiendo dinero a otras para que insulten al Estado de Israel y se solidaricen con Palestina”. “Fue filmado y lo vi”, enfatizó.

Las declaraciones del magistraado tuvieron rápidas repercusiones. El juez de la Cámara en lo Penal Económico Marcos Grabviker advirtió que sería “altamente preocupante” que se compruebe que el activista Luis D’Elía cuenta con apoyo económico de la Embajada de Irán.

“Si fuese así (en referencia a las declaraciones de Rafecas), sería altamente preocupante; porque sabemos lo que piensa y dice el presidente de Irán”, afirmó el magistrado en declaraciones a la radio argentina Radio 10.

El camarista aclaró que tendrían que ser “la DAIA y la AMIA” (entidades que representan a la comunidad judía en Argentina) las que se expresen “en forma clara” por los dichos de Rafecas. El juez Grabviker recordó que tanto Aldo Donzis, presidente de DAIA, como Guillermo Borger, de la AMIA, “ya expresaron su preocupación” por la actuación de Luis D’Elía y su acercamiento con el régimen iraní.

“Hay quienes diferencian el antisemitismo del antisionismo, hay quienes dicen que no tiene nada contra los judíos pero que el Estado de Israel tiene que desaparecer; esto lo ha dicho el presidente de Irán en varias ocasiones”, afirmó el juez de Cámara.

Grabviker recordó que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, dijo alguna vez que “el largo brazo iba a alcanzar a todos los ciudadanos israelíes judíos y a todos los judíos de todo el mundo”. “Muchas veces se subvierten algunos valores y algunas maneras de denominar a las cosas; no nos tenemos que olvidar de eso, porque le hecho de que no lo esté repitiendo últimamente no quiere decir que no lo piense”, consignó.

El camarista insistió en la preocupación que genera el vínculo entre el activista argentino y el presidente iraní: “D’Elía supone o debe pensar que el pueblo de Irán es sometido o víctima de lo que hace el gobierno israelí”. Aclaró que “son suposiciones” y que “nunca me metí a analizar la ideología de D’Elía en particular en este punto, aunque si recuerdo haberlo escuchado hablar de su amistad con judíos y demás”.

“Creo que el tema va más allá de un personaje o de cualquier agrupación en particular”, dijo Grabviker, aunque sostuvo que para “llegar a un punto mínimo de entendimiento, debe haber un compromiso, un renunciamiento a la aspiración de destruir un Estado, y recién ahí se puede seguir conversando”.

En tanto, el presidente de la Sociedad Hebraica, Oscar Olender, que estuvo presente en la conferencia en la que habló Rafecas, advirtió en el canal de noticias argentino C5N que D’ Elia debería ser “denunciado por apología del delito”. Además aclaró que lo dichos del dirigente oficialista tienen características “nazis” y resaltó que él no dialoga con nazis. “El antisemitismo no lo entiendo, pero en la Argentina se ha avanzado mucho en esto, salvo para este señor (por D’Elía), que se ha quedado en el tiempo”.

Extraído de Diario Infobae.com

Anuncios