En la ciudad de Haifa se abrió la Exposición Internacional de las Flores, la más grande de Israel y de toda la región del Mediterráneo. Quienes la conocen afirman que visitarla es una experiencia única.
La exposición permanecerá abierta hasta el 14 de abril, en el marco de un evento legendario desde hace 19 años, cuando se presentó como un simple «Flower Show», por primera vez en Israel.
Actualmente es ya un evento más grandioso, que llega a ocupar una superficie aproximada a las 30 hectáreas en el parque Hecht, ubicado en la entrada sur de la ciudad, convertido ahora en un espacio con nueve carpas gigantes, en el que se exponen flores de todo el mundo y se erige una instalación impresionante, tanto por el gran tamaño como por los colores y aromas embriagadores que emanan del medio millón de flores exhibidas.
Se pueden recorrer varios mundos, como el de las flores, Paris Avenue, los jardines colgantes, la tierra del sol naciente, el mundo salvaje, el universo de los sentidos, la fantasía del mundo o el jardín de «Neverland».
Todos los escenarios florales fueron ideados por decenas de artistas y expertos diseñadores de Holanda, que llegaron especialmente a Haifa para crearlos, y lo hacen coincidiendo en el tiempo con la «exposición de las exposiciones florales», la que cada año se celebra en Holanda, la Floriade.
Así se afirma que «visitar la exposición floral en Haifa es como caminar por un universo diferente colmado de flores con las que se forman escenas inolvidables».
Como explican sus organizadores, «esta visita es una experiencia impresionante sensorial a través de las imágenes exclusivas, los colores y los aromas».
Anuncios