La ONU expresó su seria preocupación por la ejecución de penas de muerte en la franja de Gaza, aplicadas contra civiles en juicios ante tribunales militares, lo que “socava gravemente la garantía de un juicio justo”. 
El portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, afirmó en Ginebra que desde comienzos de año “las autoridades de facto (el grupo islamista Hamás) han fallado y ratificado penas capitales contra seis personas” 
“Una de las sentencias se falló en ausencia del reo”, agregó Colville, que explicó que “tres hombres fueron colgados a principios de este mes, el 7 de abril, y al menos otro afronta una ejecución de manera inmediata ante un pelotón de fusilamiento”. 
“Rechazamos el uso de tribunales militares para juzgar a civiles en Gaza (…). Las condenas a muerte nunca deberían aplicarse bajo estas circunstancias, en las que el reo no dispone de todas las garantías procedimentales de un juicio justo”, dijo el portavoz. 
El Alto Comisionado para los Derechos Humanos dispone de información que indica que lo habitual es que los procesados en Gaza no dispongan de la ayuda de un abogado y que las confesiones que sirven de base para su condena se obtengan bajo tortura. 
“Urgimos a las autoridades de facto en Gaza que dejen de utilizar tribunales militares para juzgar a civiles”, señaló Colville, que aseguró que ninguna de las ejecuciones llevadas a cabo en Gaza cumplía con el requisito legal de haber sido ratificada previamente por el presidente d
e la Autoridad Palestina (AP). 
“En lo que se refiere a la pena de muerte, el sistema judicial de las autoridades de facto (de Gaza) aplica un marco legal completamente diferente al del sistema judicial reconocido en Cisjordania”, indicó el portavoz de la ONU. EFE
Anuncios