Las organizaciones terroristas palestinas han comenzado a apuntar al extremo sur del país como objetivos estratégicos de sus ataques. La situación inestable en la península de Sinaí, el ataque terrorista en el verano, en la ruta 12, y el disparo de cohetes Grad contra Eilat han obligado a las fuerzas de seguridad a reevaluar su estrategia defensiva en la frontera sur. Un nuevo libro publicado por la Brigada Al Quds, el brazo armado del grupo terrorista Jihad islámico, pone de relieve la importancia estratégica del puerto de Eilat.
En un libro titulado “Umm Rashrash (Eilat) – vida o muerte para Israel”, un alto operativo de la Jihad Islámica destaca que “desde la ciudad de Eilat [Israel] envía sus brazos de pulpo hacia las costas, ciudades y capitales de África y Asia; y astutamente se inmiscuye en sus vidas para llevar adelante sus planes, con el objeto de destruir esas ciudades, y así preservar la existencia [de Israel].
” El jerarca de la Jihad Islámica insta a los miembros de la “resistencia árabe e islámica, principalmente a la resistencia palestina, a atacar al sistema de gobierno del puerto de Eilat y toda la región urbana, para destruir el estilo de vida normal y darle a los colonos conquistadores (habitantes de la ciudad) la sensación de que están perdiendo su seguridad personal”. 
El libro de 156 páginas, explora la historia de Eilat, su conquista, y recalca que los líderes judíos desde los primeros tiempos del sionismo reconocieron la importancia de África. El libro menciona que el movimiento sionista consideró establecer un Estado judío en Uganda y que el primer ministro, David ben Gurión, trató de mejorar las relaciones con los países africanos con la esperanza de que votaran a favor del Estado judío en los organismos internacionales. 
En el libro, la Jihad Islámica esboza un plan para restringir el movimiento de Israel desde el Mar Rojo al Cuerno de África. El grupo propone mantener la cooperación en materia de seguridad con los países árabes para establecer una fuerza naval árabe conjunta, reforzar la presencia militar árabe en la región y formar una alianza estratégica con l
os estados que bordean el Mar Rojo. 
El alto operativo admite que los palestinos han subestimado la importancia estratégica de Eilat. “No permitimos a nuestros soldados [atacar] este blanco – excepto en raras ocasiones – porque no teníamos conocimiento acerca de la importancia de este objetivo y el lugar especial que el puerto de Eilat tiene desde la perspectiva estratégica de Israel”, indica.
Anuncios