Los líderes islámicos de la Franja de Gaza llamaron este viernes a los militantes a secuestrar a israelíes y utilizarlos como moneda de cambio para asegurar la liberación de miles de prisioneros palestinos detenidos en cárceles israelíes.
Los grupos de derechos humanos dicen que hasta 2.000 presos se han unido a una huelga de ham
bre indefinida para protestar contra las condiciones de reclusión en las prisiones israelíes y miles de palestinos realizaron una manifestación en la Franja de Gaza para apoyar su causa.
“Debemos trabajar duro para conseguir presos (israelíes) en nuestras manos con el fin de asegurar la liberación de nuestros presos”, instó Khaled Al-Batsh, un alto miembro de la Jihad Islámica, al dirigirse a la multitud.
“Les digo a todas las facciones armadas, la manera de liberar a los presos es a través del intercambio… Un arresto por un arresto, y un liberado por un liberado. Este es el camino”, sostuvo.
Israel el año pasado liberó a unos 1.000 palestinos a cambio del soldado Gilad Shalit, un soldado capturado en 2006 y que estuvo cautivo a manos de Hamas durante cinco años.
Grupos de derechos humanos dicen que al menos 4.700 palestinos permanecen en cárceles israelíes, muchos de ellos condenados por crímenes violentos.
Los líderes palestinos dicen que deben ser tratados como prisioneros de guerra, algo que Israel rechaza.
Ismail Haniyeh, el líder de Hamas en Gaza, aseguró que las facciones militantes palestinas “nunca abandonarán” a los prisioneros.
“El acuerdo de intercambio era un mensaje para la ocupación (israelí) que la resistencia y el pueblo palestino seguirán todos los caminos difíciles para romper las cadenas de estos héroes”, dijo. “Estamos en una batalla por los presos, y vamos a ganar”, agregó.
En la manifestación de este viernes participaron activistas de Hamas y de la Yihad Islámica, una señal de los crecientes lazos entre los dos grupos, que comparten la misma ideología islamista y abogan por la destrucción del Estado de Israel.
Los presos son vistos como héroes en sus comunidades y la huelga de hambre masiva está ejerciendo presión sobre el liderazgo para que brinde respuestas.
Israel firmó acuerdos con dos prisioneros a principios de este año para que pongan fin a su huelga de hambre, pero demandan más concesiones.
Al menos dos presos llevan adelante una huelga de hambre desde hace más de ocho semanas. Una huelga de hambre masiva por lo menos de 1200 presos se puso en marcha el 17 de abril y la asociación de los prisioneros de Addameer ha dicho a otros 800 se han sumado al movimiento.
Anuncios