Se dio a conocer que la compañía pública DEI Quantum Energy SA, filial de la compañía de electricidad publica griega DEI y con sede en Chipre, comenzó los trámites para la construcción de un cable eléctrico submarino de 2.000 megawatt que unirá las redes eléctricas de Grecia, Israel y Chipre, bajo un plan denominado “Interconector EurAsia” Tendrá una longitud total de 1.000 kilómetros y llegará a estar situado a una profundidad de 2.000 metros en el mar en algunos puntos de su recorrido. Comunicará la isla de Creta con Chipre e Israel. El proyecto tiene una estimación temporal de ejecución de tres años y se invertirá en su realización 1.500 millones de euros. Contará con la participación de la compañía eléctrica israelí. Sus beneficios a largo plazo superarán los 16 mil millones de euros.
La idea fue desarrollada por el Ministro de Energía y Agua de Israel, Uzi Landau, que declaró: “Se trata de un avance psicológico y diplomático que afectará el exceso de energía y la seguridad energética de Israel. Estamos muy interesados en avanzar en el tema”. En marzo, Israel y Chipre firmaron un acuerdo entre DEI Quantum Energy y la Corporación Eléctrica Israelí . El presidente de DEI Quantum Energy, Nasos Któridis, subrayo que “Grecia aumentará su eficacia energética y se convertirá en un participante importante en la tabla de ajedrez de energía de Europa” y Chipre dejará de ser una isla, manteniendo un flujo constante de energía entrando y saliendo del país y que Israel se convertirá en un proveedor importante de energía para el continente europeo.
#CIDIPAL#
Anuncios