El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo el jueves que la comunidad internacional va a bloquear que Irán obtenga un arma nuclear. “El actual programa nuclear de Irán representa un peligro enorme, no sólo para Israel sino para la región en su conjunto”, dijo Westerwelle durante el Foro Judío Mundial en Washington.
“No podemos y no aceptaremos un arma nuclear iraní. Necesitamos garantías sustanciales y verificables de que Irán no está persiguiendo un arma nuclear”, agregó.
Israel, Washington, las potencias europeas y los estados del Golfo Pérsico están preocupados de que Teherán esté intentando desarrollar armas atómicas bajo la fachada de un programa nuclear civil. Irán insiste que su programa nuclear tiene fines pacíficos.
Sin embargo, a principios de marzo, el jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica dijo que no había indicios de que Irán se esté dedicando a la investigación de armas nucleares.
“Irán no nos está diciendo todo. Esa es mi impresión. Estamos pidiéndole a Irán que participe con nosotros de forma proactiva”, dijo el director de la IAEA, Yukiya Amano.
Sus declaraciones fueron en consonancia con los dos últimos informes de la OIEA que indicaron que Irán había buscado, y probablemente sigue buscando, las tecnologías nucleares de carácter militar.
Expertos de la OIEA informaron anteriormente que la producción iraní de uranio enriquecido era del 20 por ciento, que es mucho mayor que la necesaria para fines pacíficos. También señalaron que el sector de investigación médica de Irán no ha avanzado suficientemente para justificar dicha producción.
El mes pasado, el llamado grupo P5 +1, de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, se reunieron en Estambul con funcionarios iraníes para discutir sus preocupaciones, con una nueva reunión fijada para 23 de mayo en Bagdad.
Los funcionarios israelíes dicen que las conversaciones posteriores fueron insignificantes y acusaron que Irán está jugando para tener más tiempo para desarrollar una bomba atómica.
Sin embargo, Westerwelle llamó a seguir las negociaciones con Teherán, subrayando que la “unidad y determinación están dando resultados”.
Al mismo tiempo, dejó claro que su “paciencia es limitada”, y agregó, “el régimen iraní sigue amenazando a Israel con la aniquilación”.
“Quiero que sepan que vamos a seguir de pie al lado de Israel”, dijo en el Foro Mundial Judío.

 

“Irán importó casi 600 millones de dólares en armamento en tan solo 3 años”
La ONG Oxfam pidió a la comunidad internacional que ponga fin al comercio irresponsable de armamento y a los países que alcancen acuerdos vinculantes cuando sus negociadores se reúnan en julio próximo para redactar un nuevo tratado de comercio de armas.
La organización intergubernamental dio a conocer un nuevo informe titulado “El diablo está en los detalles”, que muestra los Estados que han burlado flagrantemente desde 2000 un total de 26 embargos de armas impuestos por la ONU o a nivel regional o multilaterales, en vigor durante este período.
Según la organización, desde ese año se han importado armas y municiones por un valor de más de 2.200 millones de dólares a países sometidos a embargos de armas.
La organización hizo así un llamamiento a la comunidad internacional “para que ponga fin a décadas de comercio irresponsable de armas que destruyen vidas” y que lleguen a “un acuerdo con leyes legalmente vinculantes, cuando sus diplomáticos se reúnan en julio para redactar un nuevo tratado de comercio de armas”.
En ese documento se indica que “la falta de obligaciones sólidas y jurídicamente vinculantes sobre la venta y transferencias de armas ha permitido el flujo constante de armas a Siria”.
Como ejemplo señala que en 2010 Siria importó sistemas de defensa aérea y misiles por valor de 167 millones de dólares, así como armas pequeñas y ligeras, municiones y pertrechos por valor de un millón de dólares.
“Algunas de estas armas han desempeñado un papel fundamental en la represión del Gobierno sirio contra los manifestantes”, denuncia la ONG.
La coordinadora para Oxfam de la campaña “Armas bajo Control”, Anna MacDonald, explicó que la comunidad internacional “está ante un momento histórico, en que el reto es garantizar que el nuevo tratado sea lo suficientemente fuerte”.
Consideró que ese tratado, que los países de la ONU comenzarán a negociar dentro de dos meses, debe detener de forma inequívoca las transferencias de armas a donde puedan incentivar el conflicto, la pobreza o las violaciones de los derechos humanos.
“Los embargos de armas en vigor son demasiado fáciles de violar o pasar por alto”, dijo MacDonald, que subrayó que “la falta de regulación internacional significa que los Estados sometidos a embargos han importado impunemente todas las armas que les han interesado”.
Según los datos de Oxfam desde hace más de una década son varios los Estados que han violado embargos y continúan comerciando con armas en escala masiva.
Entre ellos incluyen a Birmania (Myanmar) que habría comerciado con armas por valor de 600 millones de dólares entre 2000 y 2010, mientras que Irán lo habría hecho por 574 millones de dólares entre 2007 y 2010 y la República Democrática del Congo, por 124 millones entre 2000 y 2002.
El documento de Oxfam recuerda que la mayor parte del comercio mundial de bienes de consumo, incluidos el banano, el café y el cacao, está fuertemente regulado, pero “no existen criterios sólidos y eficaces, legalmente vinculantes y de aplicación universal sobre las normas para la transferencia de armas a través de las fronteras”.
La organización critica que “hay un intrincado mosaico de acuerdos regionales y subregionales carente de estructura y coherencia, que permite a los Estados continuar la importación y el comercio de armas a pesar de los embargos de las Naciones Unidas o de otra índole”.
“¿Cómo es posible que la venta de banano esté mucho mejor controlada que la venta de ametralladoras? No tiene sentido”, dijo la experta de Oxfam, que calificó la situación de “insostenible”.
El objetivo sería, según la ONG, que el nuevo tratado de comercio de armas incluya criterios jurídicamente vinculantes que impidan las transferencias de armas “cuando exista un riesgo sustancial de que se usen en violaciones del derecho internacional de derechos humanos o del derecho internacional humanitario o bien para socavar el desarrollo”. EFE
Anuncios