El Gobierno amplió la ley contra el tabaquismo a los espacios públicos abiertos y a partir del mes que viene estará prohibido fumar en lugares como estaciones de tren y paradas de autobús. 
La enmienda, alentada por el primer ministro, Biniamín Netanyahu, que es también ministro de Salud en funciones, entrará en vigor dentro de 30 días.
La prohibición será efectiva en estaciones de tren, paradas de autobús, salas de fiestas abiertas, piletas y espectáculos de todo tipo.
Desde 1983 Israel ha introducido sucesivas leyes para luchar contra el tabaquismo, y en los últimos años ha prohibido fumar en todos los espacios públicos cerrados, instituciones y lugares de trabajo.
Quedaban pendientes los espacios abiertos, aunque la nueva enmienda trata de no ser demasiado agresiva y permite fumar aún, por ejemplo, en estadios y anfiteatros. EFE
Anuncios