Israel ayudará a la India con la limpieza del río Ganges. El nombre de Ganges produce sensaciones diversas. Es un río sagrado, que acompaña a la cultura india desde milenios atrás, siempre mágico y generoso, pero también está increíblemente contaminado.
En su recorrido de más de 2.500 kilómetros desde el Himalaya hasta el Golfo de Bengala, el Ganges da agua para beber y suministra el riego a unos 500 millones de personas.
Hasta ahora los intentos por limpiar el Ganges resultaron infructuosos. La situación es cada vez más seria, porque además de que ya tiene demasiados muertos en sus aguas – debido a las costumbres indias -, el cambio climático está disminuyendo su caudal, hasta el punto de que se estima se convertirá en un río estacional, es decir, presente sólo en la estación lluviosa.
Sin embargo, una noticia publicada en el sitio israelí Ynet, podría ser muy auspiciosa para la salud del río. Según el informe, Israel enviará un grupo de ingenieros, investigadores y representantes de empresas de tecnologías del agua para poner en acción un plan de limpieza del Ganges.
Es necesario poner freno a la contaminación que propaga enfermedades a la población, lo antes posible. El trabajo será sin dudas muy duro, porque deberá tener en cuenta varios aspectos, como el tratamiento a las aguas residuales.
A la vez, miembros del Instituto de Tecnología de la India, viajarán a Israel para ponerse al día en todo lo concerniente a la gestión de este importante recurso y a su recuperación.