La Comunidad Judía de Chile lamentó que la nueva Ley Antidiscriminación aprobada por el Parlamento chileno no incluye al antisemitismo como una forma de discriminación.
“Nos sentimos en deuda con nosotros mismos ya que la ley finalmente no contiene el antisemitismo como una forma de discriminación como existe en otros países”, afirmó Marcelo Isaacson, director Ejecutivo de la Comunidad Judía de Chile, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
La Ley Antidiscriminación fue aprobada en el Senado con 25 votos a favor y tres en contra. Otros tres legisladores se abstuvieron. En tanto que en Diputados, fue sancionada con 90 votos favorables, 16 en contra y tres abstenciones.
“En cierta manera estamos conformes porque llevamos muchos años trabajando para que tengamos una ley antidiscriminación en Chile, y esta ley es mejor que nada, pero como otras leyes no es perfecta”, apuntó el dirigente.
No obstante, Isaacson confirmó que la comunidad judía de Chile seguirá “trabajando para mejorar esta ley y ojalá en un futuro contenga el antisemitismo como una forma de discriminación”.
“Conjuntamente con esto, el próximo objetivo en temas legislativos es poder sacar la ley que condena la incitación al odio, ya que muchos personajes públicos de Chile y parlamentarios de origen palestino usan sus cargos públicos para generar el odio hacia los judíos e Israel a través de sus declaraciones tanto en el Congreso de la república como en los medios de comunicación”, afirmó el dirigente comunitario.
El proyecto de Ley Antidiscriminación comenzó a ser tramitado en 2005, impulsado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), y desde entonces había permanecido empantanado en el Parlamento.
De acuerdo a datos oficiales, en estos siete años se denunciaron 823 casos de discriminación, algunos brutales, 17 asesinatos basados en la orientación sexual o en la identidad de género.
El tema se convirtió en el centro del debate político en Chile a raíz del caso de Daniel Zamudio, un joven chileno de 24 años salvajemente torturado y asesinado por un grupo neonazi en marzo pasado por su condición homosexual.

“Nada ni nadie devolverá la vida a nuestro hijo Daniel Zamudio que fue torturado y asesinado solo por ser homosexual. Sin embargo, el proyecto servirá para prevenir y enfrentar discriminaciones que afecten a otros jóvenes y eso nos da cierta paz”, expresó la familia del joven en una carta pública.
Lo cierto es que la Ley Antidiscriminación generó un fuerte cruce entre la dirigencia de la comunidad judía y el senador Eugenio Tuma Zedan, quien en su momento sostuvo que “Chile no tendría Ley Antidiscriminación porque los judíos quieren una ley especial”.
“La Comunidad Judía de Chile ha impulsado dicho proyecto (de Ley Antidiscriminación) desde sus más remotos orígenes para evitar la discriminación respecto de todas las personas, cualquiera que sea su origen, etnia, religión sexo, orientación sexual, nacionalidad, género, sin distinción alguna”, respondió la comunidad al legislador a través de un comunicado con la firma de su presidente, Shai Agosin.
Más allá de esta controversia, la ley fue aprobada aunque no terminó de alcanzar las aspiraciones de la comunidad judía.

Anuncios