Hamás no será arrastrada a una guerra si Israel ataca las instalaciones nucleares iraníes, aseguró Ismaíl Haniyeh, el líder del grupo terrorista islámico que controla con puño de hierro la Franja de Gaza.
“Hamás es un movimiento palestino que actúa dentro de la arena palestina y lleva adelante su política y sus acciones en el terreno de acuerdo con los intereses del pueblo palestino”, señaló el jerarca del grupo, de 48 años, en su cuartel general en Gaza. “Irán no nos ha pedido nada y pienso que no nos necesita”, declaró.
“Las amenazas israelíes han sido anunciadas y no hay necesidad de un análisis. Pero pienso que esta cuestión tendría graves consecuencias para la región”, aseguró el cabecilla de Hamás. 
“No puedo predecir los escenarios pero una batalla de ese tipo tendrá repercusiones en la región”, advirtió.
Haniyeh estimó que la amplia coalición formada por el primer ministro, Biniamín Netanyahu, que le confiere una aplastante mayoría en el parlamento, ha sido establecida por razones internas pero también podría tener “motivos externos”. 
“A nivel externo no hay dudas que trata de absorber los grandes cambios que están teniendo lugar en la región y tal vez preparando para varios asuntos”. Haniyeh mencionó que “tal vez” uno de los asuntos podría ser Irán.
Anuncios