Israel y la Autoridad Palestina confirmaron su compromiso por la paz, durante la visita del enviado del primer ministro, Biniamín Netanyahu, Itzjak Moljo, a Ramallah, para entregar una carta dirigida al presidente palestino, Mahmud Abás.
“Israel y la Autoridad Palestina está comprometidos en lograr la paz y ambas partes esperan que el intercambio de cartas entre el presidente Abás y el primer ministro Netanyahu contribuyan a ese objetivo”.
Netanyahu envió una epístola al líder palestino, en respuesta a la misiva que éste último le transmitió el mes pasado, en la que le señalaba que las conversaciones serán renovadas únicamente cuando Israel congele la construcción en el este de Jerusalén y en los asentamientos de Cisjordania (Judea y Samaria).
El intercambio de cartas constituye el último intento de reavivar el congelado proceso de paz. Ambos líderes no se han encontrado cara a cara desde septiembre.
Asimismo, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, telefoneó a Abás para discutir los últimos acontecimientos en la región.
El presidente de la Autoridad Palestina urgió a la administración norteamericana a intervenir para que Israel acepte la demanda de cientos de palestinos presos, por actos terrorismo, que están llevando a cabo una huelga de hambre en las últimas semanas, en reclamo de mayores beneficios.
Abás también se reunió, en Ramallah, con una delegación del grupo judío norteamericano J Street. El dirigente palestino se explayó en el encuentro sobre los últimos acontecimientos en relación a las estancadas negociaciones de paz. Abás reiteró su compromiso con el proceso de paz y con la solución de dos estados.
Abás expresó que está dispuesto a regresar inmediatamente a la mesa de negociaciones si el gobierno israelí acepta la solución de dos estados y congela la construcción en los asentamientos de Cisjordania y en el este de Jerusalén. También se refirió a la necesidad de que Israel se comprometa a un acuerdo final basado en la línea de 1967, con intercambios menores de tierra.
En tanto que Netanyahu ha instado a Abás a regresar a las negociaciones pero sin precondiciones.
Anuncios