Israel construirá un Museo de Albert Einstein para dar a conocer el legado del físico judío alemán, que antes de morir donó todos sus documentos a la Universidad Hebrea de Jerusalén.
El Gobierno aprobó destinar un millón de shekels (unos 262 mil dólares o 205 mil euros) para levantar el museo cuyo edificio, según el primer ministro, Biniamín Netanyahu, “ha sido diseñado a imagen de la cabeza de Albert Einstein”.
El jefe del Gobierno considera que el museo “atraerá a todo el mundo” a Jerusalén, aumentando el flujo de turistas y convirtiéndose en “una atracción global”.
En el centro se expondrán los más de 80 mil documentos que la Universidad Hebrea conserva en el Archivo de Albert Einstein, entre los que se encuentran los manuscritos originales en los que el padre de la física moderna escribió la teoría de la relatividad.
“Los documentos arrojan luz no solo sobre el carácter, logros y hechos de Einstein, sino también sobre la historia de Europa en la primera mitad del siglo XX, porque Einstein se expresó y estuvo involucrado en cada tema que estaba entonces en la agenda de la humanidad”, explicó al diario Haaretz el profesor Hanoch Gutfreund, director de los archivos.
Entre los papeles del científico que conserva la universidad están una carta de los años cuarenta dirigida al árabe Azmi El-Nashashibi, editor del periódico “El Falastin”, en la que propone una solución al conflicto entre árabes y judíos, y miles de páginas de su correspondencia personal, incluidas cartas a sus amantes. EFE
Anuncios