Irán ha aumentado significativamente la elaboración de uranio enriquecido y toda la producción acumulada en los últimos cinco años podría alcanzar para seis bombas atómicas, si continuara con el proceso de enriquecimiento, señala el último informe del Instituto de Ciencias y Seguridad Internacional (ISI, por sus siglas en inglés), un grupo de estudio que sigue de cerca la evolución de la carrera nuclear iraní.
Los datos analizados por el ISIS provienen del último informe de la OIEA, emitido el viernes.
Durante las últimas conversaciones en Bagdad, las potencias no pudieron convencer a Irán que reduzca su producción de uranio enriquecido al 5 por ciento.
Las partes volverán a encontrarse en Moscú, a mediados de junio, para tratar distender la confrontación que se teme que podría desatar una nueva guerra en el Oriente Medio e interrumpir el suministro del petróleo que proviene del Golfo Pérsico.
Según la OIEA, Irán produjo en total 145,6 kilos de uranio enriquecido hasta el 20 %, y 6.197 kilos de uranio enriquecido hasta el 3.5 % – 750 kilogramos más que en el último informe de febrero.
El reporte de la OIEA dice además que Irán ha instalado un 50 por ciento más de centrifugadoras en la instalación subterránea de Fordo, cavada en las profundidades de las montañas; aunque las nuevas máquinas aún no han comenzado a funcionar.
Anuncios