Una delegación de la Federación Alemana de Fútbol y que incluyó a jugadores de la selección que participará en la Eurocopa 2012, visitó hoy el campo de concentración nazi de Auschwitz en Polonia. 
Un día después del amistoso ganado por los alemanes por 2-0 ante Israel en Leipzig, los germanos rindieron homenaje a las víctimas del Holocausto. 
De esta manera se ha inaugurado la serie de visitas al campo de concentración de Auschwitz que varias selecciones participantes en la Eurocopa realizarán en los próximos días.
Entre los representantes del fútbol alemán estuvieron el DT Joachim Löw, el mánager del equipo Olivier Bierhoff, así como el capitán Philipp Lahm y los jugadores de origen polaco Miroslav Klose y Lukas Podolski. 
Todos ellos pasaron bajo la puerta con la tristemente célebre inscripción “Arbeit Macht Frei”(“El Trabajo los hará libres”). 
Además visitaron, bajo la lluvia, el muro de los fusilados, la cámara de gas y el horno crematorio.
Después se desplazaron al campo de Birkenau, situado a tres kilómetros y uno de los grandes centros de exterminio durante el nazismo. 
Los alemanes depositaron un ramo de flores, en señal de recuerdo y respeto, a los pies de un memorial dedicado a las víctimas. “Con esta visita a Auschwitz hemos querido hacer un gesto, es un capítulo oscuro de la historia alemana que no puede caer ni en el olvido ni repetirse”, declaró Bierhoff.
Anuncios