17 misiles, 10 de ellos de tipo Grad – según un informe de Hamás – que fueron lanzados por terroristas palestinos desde Gaza, cayeron en áreas abiertas del Consejo Regional Eshkol en el sur de Israel. Un misil estalló cerca de un grupo de rastreadores de la policía, pero no hubo reportes de víctimas ni de daños.

El continuo lanzamiento condujo a un nuevo ataque del cen Gaza. Poco después de los estallidos, aviones de la Fuerza Aérea israelí atacaron objetivos de Hamás en la franja.

El portavoz del Ejército israelí, Yoav Mordejai, dijo que uno de los objetivos fue alcanzado. Fuentes palestinas en el territorio gobernado por Hamás informaron que una persona fue gravemente herida en lo que llamaron «un intento de asesinato selectivo».

Las fuentes agregaron que un motociclista palestino fue alcanzado por un misil mientras viajaba en la aldea de Dir el-Balah, en el centro de la franja. El herido fue trasladado al hospital Al Shifa en la ciudad de Gaza.

El Ejército dio instrucciones a los residentes del Consejo Regional Eshkol para refugiarse en espacios seguros.

Otro de los misiles explotó en un campo de trigo. Los bomberos fueron alertados y consiguieron contener el incendio que se desató en el lugar.

Mordejai destacó que 13 de los 17 misiles fueron lanzados en el lapso de aproximadamente una hora.

Durante la pasada noche, cohetes disparados desde Gaza cayeron en el área de la ciudad de Ashkelón. El Ejército detectó el lanzamiento de cuatro de ellos que, al parecer, explotaron en zonas abiertas. Nadie resultó herido.

El brazo armado de Hamás, las Brigadas Izz al-Din al-Kassam, se adjudicó los lanzamientos. Según informó el grupo, los cohetes estaban destinados a estallar en la base militar de Zikim, cercana a Ashkelón.

Autoridades del Consejo Regional Eshkol afirmaron que el nivel de alerta en las comunidades de los alrededores de Gaza había sido levantado.

Anuncios