Los bomberos israelíes están luchando contra un incendio masivo que comenzó cerca de Jerusalem este medio día en al menos dos puntos de origen separados. Once equipos están trabajando para apaciguar las llamas en el área Motza. Algunos residentes fueron evacuados de sus hogares y la Autopista Jerusalem-Tel Aviv (Ruta 1) ha sido cerrada al tráfico en ambas direcciones cerca de la intersección de Motza.
Mientras tanto, los invitados de un hotel en el Kibbutz Ma’ale HaHamisha también fueron evacuados luego de que otro fuego comenzara cerca de allí. Siete equipos de bomberos fueron alertados y se dirigieron a la escena.
El servicio de emergencia de hospital Magen David informó que hasta ahora se han tratado a cuatro personas por inhalación de humo.
Se han unido seis aviones de la Fuerza Aérea de Israel en los esfuerzos por apagar el incendio y los Servicios de Fuego y Rescate han unido a 30 equipos de bomberos de todo el país para ayudar.
“Estoy en mi casa con mis hijas y casi no podemos respirar. Estamos relativamente lejos del origen del fuego pero podemos ver el humo. Casi no se ven los edificios de Mevaseret Zion”, dijo Yechiel Feldman, un residente de Har Nof.
Moshe Ben Hamo, de Ma’aleh Adumim, que estaba viajando en la Ruta 1, dijo: “Estamos atrapados en un embotellamiento que está empezando a convertirse en una trampa mortal debido a que el fuego se está acercando. Las personas están saliendo de sus autos y lo están observando. No estamos seguros de por qué la policía no está abriendo la ruta para que podamos volver”.
El domingo los bomberos de Jerusalem apagaron no menos de 15 incendios en la ciudad. “Tememos de que los de hoy en día hayan sido causados intencionalmente. En algunos de los lugares se ha encontrado evidencia”, dijo el jefe de los bomberos de la ciudad israelí, Shmulik Friedman, al medio Ynet.
Anuncios