El vicepresidente de Irán, Mohammad Reza Rahimi, emitió un discurso altamente antisemita durante un acto celebrado en Teherán con motivo del Día Internacional Contra el Abuso y el Tráfico de Drogas. Rahimi expresó que el abuso de drogas en todo el mundo tiene sus raíces en las enseñanzas del Talmud, según un reporte de la agencia de noticias semioficial iraní Fars.
“La República Islámica de Irán pagará a cualquiera que investigue y encuentre un solo sionista que sea adicto. No existen. Esa es la prueba de que están involucrados en el narcotráfico”, dijo el líder iraní.
Rahimi también culpó a “los sionistas y los judíos” por su participación en otras supuestas conspiraciones, incluyendo la Revolución Rusa y el asesinato de bebés negros. 
El Talmud enseña a los judíos “cómo destruir no-judíos para proteger a un embrión en el útero de una madre judía”.
La Liga Contra la Difamación instó al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que “se pronuncie y aclare que estos puntos de vista no son solamente objetables, sino también repugnantes para toda la comunidad internacional”.
“Este es otro ejemplo de que el antisemitismo es uno de los pilares de la teocracia de Teherán”, denunció el rabino Abraham Cooper, del Centro Simon Wiesenthal, quien agregó que “justo en el día en que se supone que todas las naciones del mundo deberían dejar de lado sus diferencias para combatir las drogas ilegales; el régimen iraní continúa difamando al pueblo judío y sus tradiciones religiosas – en el marco de su continua campaña de demonización del pueblo judío y deshumanización de quienes apoyan al Estado judío”.
Anuncios