Los 100 años del Instituto Technión en un sello postal

Deja un comentario

La Compañía Postal de Israel presentó una nueva estampilla en conmemoración de los 100 años de la fundación del Technión en una emotiva ceremonia realizada en Haifa y de la que participaron las principales autoridades del centro de estudios, de la ciudad y del ente de correos israelí.
Ese sello postal, que tiene el valor de 2.60 shékels y fue diseñado por Naamá Tumarkin, Director de la Sociedad Israelí del Technión, fue presentado oficialmente en ocasión del concierto festivo que se realizó para conmemorar el primer siglo de la creación de esa alta casa de estudios, la primera de Israel y uno de los centros de investigación científica y tecnológica más relevantes del mundo.
Estuvieron presentes en la ceremonia el titular de la casa de estudios, profesor Peretz Lavie, el intendente de Haifa, Yona Yahav, el gerente general de la Compañía Postal de Israel, Sasi Shilo y el Director de Servicios Filatélicos, Yarón Ratzon, entre otras autoridades.
En la ocasión, el titular del ente postal, Sasi Shilo, declaró que “la estampilla que estamos emitiendo homenajea a la primera academia educativa superior, que fue establecida en lo
que es hoy Israel y es uno de los institutos más prominentes en su área en el mundo entero”. Añadió que la alta casa de estudios “es apreciada por una substancial contribución al desarrollo económico de Israel”.
El sello, que pretende mostrar el pasado, el presente y el futuro de la afamada casa de estudios, muestra una interpretación artística de la fachada de su edificio, que fue diseñado por el arquitecto judeo-alemán Alexander Baerwald, uno de los pioneros de la arquitectura local.
En la estampilla, también figura una representación de una nano estructura basada en la forma de una semilla de diente de león, que funciona como un micro paracaídas, que tiene la función de detectar en el aire las toxinas que se desplazan con las brisas. Por su estructura, el nano paracaídas, muestra si existen dichas toxinas cambiando su color, debido a su conformación interna.
El invento, del que son autores los profesores Daniel Weiss, Alexander Yarin and Eyal Zussman, forma parte de la línea de trabajo del Technión, que aborda el campo de la nano tecnología en diversas áreas como la óptica, la electrónica, los materiales, etcétera.
Además, el área de la nano tecnología brinda la oportunidad de la colaboración entre diversas especialidades científicas y la estampilla pretende dar testimonio de ello.

El Gobierno se reúne en Degania para celebrar los 100 años del Kibutz

Deja un comentario

El gabinete de Gobierno lleva a cabo su reunión semanal en el patio original del Kibutz Degania, para festejar los 100 años del nacimiento del movimiento kibutziano.
Además, más allá de la importancia simbólica, el gabinete espera tomar decisiones importantes con respecto a las comunidades agrícolas.
El Gobierno planea tomar medidas para atraer a la gente de las ciudades para que emigren a las comunidades rurales y declarar a un número de kibutzim como parte del plan de patrimonio, que incluye la colocación de 22 millones de shékels en un programa de turismo.
El programa incluye la modernización del kibutz Iad Mordejai, donde se libraron episodios de la Guerra de la Independencia, del centro de conferencias Kfar Etzíon, del museo en el Kibutz Sdot Iam, y la reparación de un cementerio a orillas del Kineret.
Los miembros de Degania han expresado sentimientos mezclados con respecto a la presencia de tan ilustres visitantes. Por un lado, se sienten gratificados por el reconocimiento que les manifiestan los altos funcionarios; pero por el otro lado, han resaltado que la composición de este gabinete dista mucho de los valores e ideales socialista democrático y hasta feministas que propugna el movimiento kibutziano.
Un miembro del kibutz recordaba la visita del entonces primer ministro Menajem Beguin a Degania cuando cumplió sus 70 años.
Beguin fue el primer primer ministro de derecha y había calificado a los miembros del kibutz de “hedonistas”. En esa época, algunos discutieron la posibilidad de no dirigirle la palabra durante su visita.
Pero hoy en día, un Ishai Hadas, dijo que la reunión del gabinete en Degania muestra que el Gobierno reconoce la contribución del movimiento kibutziano “incluso si es de derecha, es nuestro gobierno y vamos a poner las diferencias a un lado”.

Tel Aviv cumple cien años

Deja un comentario

Tel Aviv cumple 100 años!!!

Por Jana Beris
BBC Mundo

Tel Aviv, la gran metrópolis de Israel, más antigua que el Estado mismo pero mucho más joven que la capital, Jerusalem, está de fiesta, al celebrarse el centenario de su fundación.

El sábado en la noche se dio apertura oficial a los festejos con una celebración multitudinaria en la céntrica Plaza Rabin.
Aproximadamente 100.000 personas se dieron cita en el lugar para celebrar los 100 años de “la ciudad que nunca descansa“, como le llama a menudo en Israel.
Una destacada lista de artistas famosos participaron en el evento, con enormes pantallas reflejando cada minuto del colorido espectáculo, bandas musicales tocando sobre techos de edificios y un impresionante despliegue de fuegos artificiales adornando el cielo.
Ron Huldai, el alcalde de Tel Aviv, resumió ya días atrás su satisfacción: “Cien años después, la visión de los fundadores de nuestra ciudad, que miraron hacia las dunas de arena y vieron el potencial vibrante, se ha realizado. Tel-Aviv Yaffo es una ciudad global pujante cuyos 400.000 residentes están orgullosos de llamar su hogar”.
Algo de historia

Mucho ha pasado desde aquel abril de 1909 en el que 66 familias judías que vivían en la ciudad judeo-árabe de Jaffo decidieron construir un nuevo barrio, Ahuzat Bait, frente a la costa.
Con el fin de decidir cómo distribuir las parcelas autorizadas para la nueva localidad, se decidió hacer una lotería. Akiva Arieh Weiss, director del comité encargado del sorteo y una de las figures más destacadas entre los fundadores, recogió 60 conchas grises y 60 blancas de la playa.
Sobre las blancas escribió los nombres de los postulantes y sobre las grises, los números de cada parcela.
Sin planificación alguna, juntó una de cada color y anunció los resultados, destinando a cada familia lo que le había tocado al azar. Fue un paso concreto hacia la construcción de lo que se conoce hoy como “la primera ciudad hebrea”.
En 1920 hubo disturbios árabes en Yafo y serios choques entre árabes y judíos, lo cual movió a numerosos de sus habitantes judíos a pasar a la aledaña Tel Aviv. Poco después, las autoridades británicas que ejercían el Mandato en la entonces llamada Palestina desde 1917, autorizaron a Tel Aviv autogobernarse.
El consejo local declaró rápidamente que Tel Aviv era una ciudad, aunque no tenía todavía más que algunas calles y mucha arena.
Fue en el Museo de Tel Aviv que el 14 de mayo de 1948, mientras Jerusalem estaba sitiada por las tropas de la Legión Árabe (el ejército jordano, en la víspera de la guerra de Independencia), el entonces líder de la comunidad judía en el país, David Ben Gurion -quien se convirtió en el primer ministro- declaró la independencia del Estado de Israel.

Multifacética
Tel Aviv es la ciudad más heterogénea de Israel, en la que conviven varios mundos muy dispares.
Es la ciudad de las más altas torres del país -entre las que sobresale la Azrieli, a la entrada misma de la ciudad, viniendo desde el sur- pero también de los parques más grandes, especialmente el Hayarkon.
Es por un lado considerada la ciudad más secular de Israel, la más liberal y abierta, y por otro. su Rabino Jefe, Israel Meir Lau, dice a la BBC que “es una ciudad muy judía, con 545 sinagogas, 200 clases de estudios religiosos diarios y mucho sentimiento de respeto por la tradición”.
Lau cuenta satisfecho que “en el primer Consejo Municipal, de 31 miembros sólo uno era religioso, pero hoy hay siete”. No está de acuerdo con la imagen que se “asocia” a veces con Tel Aviv, como si fuera el centro del hedonismo, casi del pecado.
Ya en 1933, uno de los más queridos poetas de Israel, Natan Alterman, vaticinó que sería “la capital del entretenimiento” en Israel.
Tiene un sinfín de variados cafés, clubes abiertos toda la noche; están el colorido mercado de Najalat Biniamin -que se llena de artistas callejeros y puestos artesanales de todo tipo, especialmente los viernes en la mañana- y el popular Bulevar Rotschild, en la parte norte de la ciudad.
“En Tel Aviv puedes salir vestida como quieres; nadie te mira, porque uno es más raro que el otro”, comenta Eti, una joven estudiante y cuenta que “en Jerusalem, donde nací, es diferente, porque la ciudad es más conservadora”.
Y realmente, en sus calles, la sensación es que “hay de todo”.
“Nadie puede quitarle su lugar a Jerusalén, la ciudad sagrada, la milenaria”, nos dice Shlomo Lahat, que fue alcalde de Tel Aviv durante 20 años.”Pero para mí, Tel Aviv es el alma, la ciudad más vibrante de Israel”.
Centro cultural
Según el profesor Baruch Kipnis, de la Universidad de Haifa, que acaba de publicar un libro sobre la centralidad de Tel Aviv, el 76% de los artistas y escultores del país viven en el área metropolitana y el porcentaje asciende al 89% cuando de teatro, danza y cine se trata.
El ex intendente Lahat cuenta con orgullo sobre la ópera, el ballet central, el Teatro Nacional Habima, los centros de danza, el teatro en ruso, la Universidad… todo lo que llama “las joyas de Tel Aviv”. “Este es un hermoso cumpleaños, porque se ha hecho mucho en la primera ciudad hebrea”.
“Hubo muchas localidades antes de Tel Aviv, pero como una gran ciudad, algo tan especial como lo que vemos hoy, es única”, resume con orgullo.
En 2003, “la Ciudad Blanca” de Tel Aviv fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por la concentración de edificios destacados del estilo arquitectónico Bauhaus.
Centro económico
Tel Aviv es hace ya mucho el centro económico, financiero y comercial de Israel.
Según el profesor Baruch Kipnis, el 70% de las instituciones financieras del país están ubicadas en la ciudad, al igual que el 63% de las compañías de alta tecnología y el 74% de los empleos en empresas de nuevos emprendimientos.
Mario Burstein, que dirige desde hace cinco años la Cámara de Comercio Israel-América Latina, da fe de la centralidad de Tel Aviv. Le parece simbólico que la cámara -una de las 44 bilaterales que existen y que operan en la ciudad- haya sido fundada justamente en Tel Aviv.
Comenta que “cada vez que la cámara realiza algún encuentro, cuando lo hace en Tel Aviv, que es lo normal, es un gran éxito, con la presencia de 70 a 80 empresas, hasta 120, pero cuando quisimos abrirnos hacia Haifa o Jerusalem los resultados fueron mucho menores porque la mayoría de las empresas israelíes tienen sede en Tel Aviv”.
Nunca indiferentes
“A Tel Aviv se la odia o se la ama”, dice Uzi Cohen, un taxista que vive en el sur de la ciudad y sostiene estar “enamorado de Tel Aviv, porque nunca descansa y tiene opciones para todo”.
Un joven que mandó su opinión sobre la ciudad al sitio de un diario israelí que pidió la participación de los lectores precisamente por el centenario, se manifestó en otros términos, criticando “las complicaciones diarias en la vida normal, de quien tiene que moverse para el trabajo, a todos lados”.
En estilo muy singular, comenta que “hay que vender un riñón para conseguir estacionamiento”.
“Es que hay mucho movimiento y eso causa complicaciones, es verdad”, dice una pareja mayor en la plaza Rabin. “Pero es porque aquí no estamos parados, sino que realmente se vive con intensidad”.