Irán no permite visita a un presunto sitio nuclear

Deja un comentario

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) reconoció hoy en un comunicado el fracaso de su más reciente misión especial a Irán, donde no pudo avanzar en los puntos pendientes de la investigación sobre el controvertido programa nuclear iraní.
Tras dos días de negociaciones en Teherán, los inspectores del OIEA no recibieron el permiso de visitar la polémica instalación militar de Parchin ni pudieron esclarecer las posibles dimensiones militares del programa atómico de la República Islámica, indica la nota emitida en Viena.
“Un equipo de alto nivel de expertos del OIEA está volviendo de Irán después de dos días de debates con funcionarios iraníes, mantenidas el 20 y 21 de febrero. Estas reuniones siguieron a las discusiones previas del 29 al 31 de enero”, agrega la agencia nuclear de la ONU.
Durante la primera y segunda ronda de debates, el OIEA pidió acceso a la instalación militar de Parchin, donde los inspectores suponen actividades relacionadas con un posible programa nuclear militar.
“Irán no dio su permiso para hacer esta visita”, reconoce el organismo en el comunicado.
La nota agrega que los expertos del OIEA “hicieron intensivos esfuerzos” para acordar un documento que clarifique “asuntos no resueltos en relación con el programa nuclear iraní, en particular aquellos relacionados con posibles dimensiones militares”.
“Desafortunadamente, no se ha llegado a ningún acuerdo sobre este documento”, señala el comunicado, publicado en la página web de la agencia nuclear.
El director general del OIEA, Yukiya Amano, es citado en el comunicado, en el que afirma que “es decepcionante que Irán no haya aceptado nuestra petición de visitar Parchin durante la primera o segunda visita (a la República Islámica)”.
“Nosotros negociamos con espíritu constructivo, pero no se alcanzó acuerdo alguno”, concluye el japonés, quien tiene previsto emitir esta misma semana su más
reciente informe sobre la investigación del programa nuclear de Irán.
El fracaso de la misión del OIEA se produce en un momento de creciente tensión en la disputa sobre el programa nuclear iraní y las advertencias directas e indirectas de Israel sobre un posible ataque aéreo contra las instalaciones atómicas de ese país.
La portavoz del OIEA, Gill Tudor, indicó que “por ahora, no hay acuerdo sobre más conversaciones (con Irán)”.
El analista estadounidense Michael Adler dijo a su vez, en un mensaje enviado en Viena, que “es excepcional para el OIEA ser tan claro tan rápidamente, lo que demuestra su frustración y su incapacidad de avanzar en la investigación”.
El investigador del Wilson Center de Washington (EEUU), advierte de que este fracaso “impulsará las preocupaciones de que Irán no está cooperando con la comunidad internacional, lo que se unirá a la ya existente tensión”.
Además, su falta de cooperación “contradice la versión de Irán de que no tiene nada que ocultar y que quiere cooperar con el OIEA, sobre todo por que fue Teherán la que invitó al OIEA a estas visitas”, concluye Adler.
En su último informe, publicado en noviembre pasado y considerado como el más duro con Irán después de nueve años de investigaciones, el OIEA asegura disponer de informaciones “creíbles” que indican que Teherán está trabajando en un programa nuclear militar.
Estas informaciones provienen de los servicios secretos de una decena de países.
El informe de noviembre contiene un anexo de 15 páginas en el que Amano relata con todo lujo de detalle las informaciones que sus expertos han ido recibiendo en los últimos años.
Irán se niega hablar desde hace casi cuatro años sobre estas alegaciones, que considera “mentiras” y “falsificaciones”.
En un intento por superar este punto muerto en la investigación, el OIEA decidió enviar en enero y en febrero dos misiones especiales a Irán, lideradas por Naeckerts y el jefe de gabinete de Amano, el argentino Rafael Grossi. EFE y Aurora

Noticias breves

Deja un comentario

Los inspectores no visitaron las instalaciones nucleares iranìes
La delegación de la Agencia Internacional de Energía Atómica, que terminó su visita a Irán, no recorrió ninguna de las instalaciones nucleares. Así lo informó la Agencia de Noticias iraní, IRNA. Una fuente oficial en Teherán, citada en el anuncio, destacó que, los seis representantes de la delegación, mantuvieron una negociación con los funcionarios iraníes; negociaciones que se llevaron a cabo en un clima positivo. El objetivo de la visita, tal como la describiera el Secretario General de la Agencia, Yokia Amano, era verificar las conclusiones del informe abarcativo, publicado, en octubre pasado, por la Agencia sobre el desarrollo de armas nucleares a manos del régimen de los ayatolas. Se trata de la primera vez, en tres años, que representantes de la Agencia Nuclear visitan ese país. Aún antes de la llegada, se determinó que los inspectores recorrerían los sitios del programa nuclear, sin definirlos por anticipado y podrían acceder a documentos que detallan la tecnología nuclear, a manos de Teherán.
En la agencia de la ONU estiman que, la visita de los inspectores, arrojará sus frutos y Amano considero que, la misión, otorgará todos los detalles que deben conocerse para resolver los problemas en ese tema. Por su parte, los diplomáticos dudaron del éxito de la inspección.
La aceptación de Irán llega en el marco del agravamiento de las sanciones en su contra, por parte de Occidente. Los iraníes intentan demostrar al mundo que su rostro mira hacia la paz. El representante de Irán, ante la Agencia Internacional, afirmo que “La visita da cuenta de la transparencia de Teherán con respecto al programa nuclear”. Según fuentes de la Agencia Internacional, los inspectores pedirían explicaciones a las noticias según las cuales, lrán trabaja por alcanzar armas nucleares. Irán anunció, en el pasado, que no cederá a los derechos nucleares de su país con motivo de la visita.
Fuente: Galei Tzahal

Activistas denuncian 7.100 muertos en Siria, entre ellos más de 460 niños

Al menos 7.100 personas han muerto en Siria desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Bashar al Assad a mediados de marzo del año pasado y a las que el Gobierno ha respondido con el uso de la fuerza, según han denunciado este jueves los Comités de Coordinación Local, una organización que promueve estas manifestaciones.
Según este grupo de activistas opositores, entre los 7.100 fallecidos a manos de las fuerzas de seguridad figuran 461 menores –88 niñas y 373 niños–, 185 mujeres y 73 estudiantes. La cifra también incluye, según precisan en un comunicado, a 336 personas que han muerto por torturas en las prisiones y los centros de detención de la Policía secreta siria.
Por provincias, la que más ‘mártires’ ha registrado ha sido Homs, en el centro del país, con 2.454 muertos, seguida por Hama, con 1.015 fallecidos, e Idlib (norte), con 883.
Así las cosas, los Comités subrayan que “las verdaderas cifras son mucho mayores” pero no han sido “capaces de dar números precisos debido a los obstáculos impuestos por el régimen como la dificultad de movimiento, las malas comunicaciones y la imposibilidad para los medios de conocer la situación sobre el terreno e informar de forma transparente y profesional”.
Este lunes, el Centro de Documentación de Violaciones de Derechos Humanos sirio (CDV), una organización que colabora con los Comités de Coordinación Local, ya había denunciado que más de 7.000 personas habían muerto desde que comenzaron las protestas en la ciudad de Deraa, en el sur del país, en marzo.
Según esta ONG, los fallecidos serían 7.042, de los que 5.571 serían civiles mientras que 1.470 serían militares y agentes de las fuerzas de seguridad. Asimismo, habría más de 400 niños muertos, en su mayoría varones (377 niños).
El Centro de Documentación de Violaciones de Derechos Humanos sirio sitúa en 17.985 las personas detenidas por el régimen desde el comienzo de las protestas. Damasco concentra la mayoría de arrestados, con más de 7.000 personas entre rejas, seguida por Idlib, Hama y Homs, con más de 1.000 arrestados en cada región, y Alepo, la segunda ciudad más grande del país, que suma 944.

Dudas sobre la explosión en Isfahan

Deja un comentario

Luego que la instalación nuclear de Isfahan sufriera una gran explosión, por segunda vez en un mes, empezaron a resurgir las especulaciones sobre un posible ataque israelí a las instalaciones militares y nucleares iraníes.

Las imágenes de satélite obtenidas por el diario The Times, confirmaron que la explosión que sacudió la ciudad de Isfahan el pasado lunes, causo grandes daños a la planta de enriquecimiento de uranio, pese a los desmentidos de Teherán.
Las imágenes muestran claramente nubes de humo y grandes escombros, negando las afirmaciones iraníes de que ayer dicha explosión no había tenido lugar.
Funcionarios de inteligencia israelíes dijeron a The Times que no había “ninguna duda” de que la explosión se produjo en las instalaciones nucleares de Isfahán no fue “un accidente”.
El suceso hace recordar, el “accidente” según las autoridades iraníes, en una base militar en las afueras de la ciudad, hace dos semanas, que mató a cerca de 30 miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos el general Hassan Moghaddam, principal responsable del programa de misiles de largo alcance.
Irán afirmó que la explosión se produjo durante las pruebas de un nuevo sistema de armas diseñadas para atacar a Israel. Sin embargo, varias agencias de inteligencia descreen la versión y sugieren una intencionalidad para desmembrar el programa nuclear.
El lunes, los residentes de Isfahan escucharon una explosión que sacudió los edificios en el centro de la ciudad aproximadamente a las 14:40 y se vio una nube de humo que se elevaba sobre la instalación nuclear en las afueras de la ciudad.
“El daño causado a las instalaciones de Isfahan, fue directo a los elementos que creemos estaban implicados en el almacenamiento de las materias primas”, dijo una fuente de inteligencia militar.
No se quiso confirmar ni negar la participación de Israel en la explosión, aludiendo que existen “numerosos interesados en sabotear o detener elprograma de armas nucleares”.
Alireza Zaker-Isfahani, gobernador de la ciudad, afirmó que la explosión había sido causada por un ejercicio militar en la zona, pero las agencias estatales en Teherán pronto eliminaron esta historia y emitieron un desmentido, asegurando que no hubo ninguna explosión.
El lunes, Dan Meridor. el ministro de Inteligencia israelí, dijo: “Hay países que imponen sanciones económicas y hay países que actúan de otra manera para hacer frente a la amenaza nuclear iraní.”
El mayor general Giora Eiland, ex director de Israel de la seguridad nacional, dijo por radio que “Cuando existen tantas casualidades, es probable que haya algún tipo de mano que las guía, aunque tal vez es la mano de Dios”.
Un ex funcionario de inteligencia israelí, aseguro que al menos dos ataques ,hasta el momento, han “neutralizado con éxito” los avances del Estado Persa.
Entre ellas, uno a la base iraní que se encargaba de producir el Shahab-3, el misil de mediano alcance que podría ser adaptado para transportar una ojiva nuclear. “Esto es algo que todos en Occidente querían que ocurriera”, agregó.
Irán ha negado reiteradamente la existencia de un programa de armas nucleares, y condenó enérgicamente el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica el mes pasado que acusó a Irán de tratar de construir un arma nuclear.

Una explosión sacude Ispahán, sede de un centro nuclear clave

Deja un comentario

A menos de un mes de la misteriosa explosión en la base de misiles junto a la aldea Bidgneh, un nuevo estallido vuelve a conmover a Irán. La agencia de noticias Fars, identificada con la Guardia Revolucionaria, informó que a las 14:40 (hora local) se escuchó una gran explosión en Ispahán. Unidades de bomberos y del servicio de rescate confirmaron el reporte sobre el estallido. Aún no hay una reacción oficial.

Cerca de Ispahán, una de las ciudades principales de Irán, se encuentra un centro para la conversión de
uranio. Se trata de una de las instalaciones claves del programa atómico de la República Islámica.
Una fuente de defensa regional confirmó la explosión pero se negó a brindar detalles sobre sus orígenes. Muhamad Mahdi Ismaili, jefe de la división de defensa de la provincia, manifestó: “no tenemos información exacta y el asunto está siendo tratado”. También el cuerpo de bomberos confirmó la explosión a seis kilómetros de distancia, en el centro de la ciudad.
En forma excepcional, luego de publicar la novedad, la agencia de noticias Fars no añadió más detalles. Aparentemente, los iraníes quitaron la noticia de su sitio web, luego que la noticia fuera publicada en Israel.
El 12 de noviembre, el general Hasan Tehrani Moghaddam murió junto a al menos 20 miembros de la Guardia Revolucionaria, en una base militar junto a la aldea Bidganeh, cerca de Teherán.
La Guardia Revolucionaria, dijo entonces que una explosión accidental se produjo cuando el personal militar estaba trasladando municiones.