Bajo Yasser Arafat, la OLP notoriamente dijo una cosa a los publicos árabe-musulmán y lo opuesto a los israelí y occidentales, hablando maliciosamente a los primeros y en un tono dulce a estos últimos. ¿Qué pasa con el sucesor de modales blandos de Arafat, Mahmoud Abbas? ¿Rompio el este modelo de duplicidad o lo continuo? Esta pregunta tiene renovada relevancia porque los informes sugieren que Abbas está dispuesto a ofrecer a Israel varios compromisos territoriales, además el tomó medidas sin precedentes en la concesión de una entrevista a los periodistas israelíes y reuniendose con líderes judíos estadounidenses en el Centro S. Daniel Abraham para la Paz en Oriente Medio.
Con especificidad sin precedentes, el diario árabe Al-Hayat indica, Abbas informó a la administración Obama sobre su disposición a llegar a un acuerdo sobre Cisjordania e inclusive Jerusalén (aunque la Autoridad Palestina negó inmediatamente estos términos).
En la entrevista, Abbas se presentó como genuinamente intencionado de llegar a un acuerdo de paz y aceptar la idea de las tropas internacionales. Un asesor de Abbas caracterizo este esfuerzo, como su “tratar de llegar al público israelí …
Nosotros queremos un socio israelí para el final del juego, un socio que elija la paz, no asentamientos, paz, no ocupación.” Abbas advirtió a los israelíes, “No me dejen perder la esperanza.”
Por último, una transcripción de la reunión en el Abraham Center revela que Abbas le dijo a su audiencia precisamente lo que querían oír: que condena la violencia, reconoce las conexiones históricas judías a la tierra que Israel controla, acepta las preocupaciones de seguridad de Israel y se compromete a eliminar la incitación de los medios de comunicación palestinos y el material escolar de la Autoridad Palestina. En el delicado tema del Holocausto – un tema sobre el que el propio Abbas escribió una “tesis” de doctorado en la URSS en la que acusó a los sionistas de inflar el número de judios asesinados con fines políticos – Abbas reconoció que los judios habían sufrido y rechazó la negación del Holocausto .
Qué hacer con todo esto? Abbas afirmó que había hablado con los líderes judíos estadounidenses “en el mismo idioma” que él usa para hablar con la calle palestina.
Dificilmente.
De hecho, los medios de la Autoridad Palestina destacaron declaraciones que tenian por objetivo a la “calle palestina” que, para ponerlo moderadamente, contradecian las dulces palabras dirigidas a israelies y americanos. Mientras salieron las noticias de Abbas alcanzando al otro lado, también lo hicieron los informes de Palestinian Media Watch, precisamente, los mensajes opuestos que siendo transmitidos a los palestinos.
Por ejemplo, la TV de la Autoridad Palestina, que está directamente controlada por la oficina de la oficina de Mahmud Abbas, ofrece un programa de juegos semanales, las estrellas, en el que representantes de las universidades palestinas compiten para responder a las preguntas. En una muestra reciente, dos preguntas de geografía (simplificadas aquí) niegan implícitamente la existencia del Estado de Israel.

• ¿Cuál es la línea costera de “Palestina”? La respuesta, 235 kilómetros, añade la costa de Gaza (45 km.) a la de la costa mediterránea de Israel (alrededor de 190 km.).

• ¿Qué tan grande es Palestina? La respuesta de 27.000 kilómetros cuadrados incluye Cisjordania y Franja de Gaza (6.000 kilómetros cuadrados.) Con el de Israel (21.000 kilómetros cuadrados.).

En un ejemplo paralelo de la mentira, Salam Fayyad, que se hace llamar el primer ministro de la Autoridad Palestina, anunció en Inglés en Aspen, Colorado, hace un año que los judios son bienvenidos a vivir en un futuro estado de Palestina en el que “se beneficiarán de [plenos derechos] y, desde luego no tendran ningún derecho menos que los que los árabes israelíes disfrutan ahora en el Estado de Israel. “
Adorables palabras, de hecho. Pocos días antes, sin embargo, Saeb Erekat, jefe negociador de la Autoridad Palestina, dijo todo lo contrario en árabe (como fue puesto a disposición por MEMRI): “Nadie debería estar de acuerdo conque los colonos israelíes permanezcan en el estado palestino … Algunos dicen que [estarán dispuestos a] otorgar la ciudadanía a los colonos. Rechazamos [esta idea] de plano. “
Abbas y Fayad hablaron en Inglés para los estadounidenses y los israelíes, Erekat habla en árabe a los palestinos. Ambas declaraciones no pueden ser ciertas; una tiene que ser una mentira. ¿Cuál, me pregunto? Los palestinos juegan este doble juego transparente y simplemente porque funciona. Los israelíes, estadounidenses y otros muy a menudo aceptan los tonos dulces que ellos escuchan directamente y descartan los informes de las palabras negativas a las que sólo acceden de segunda mano. La Autoridad Palestina seguira alegremente arrojando sus mentiras hasta que el mundo se pare y las rechace, porque recompensar el mal comportamiento solo trae mas mal comportamiento.
¿Cuándo vamos a dejar de ocultarnos a nosotros mismos que Abbas y la Autoridad Palestina buscan nada menos que la total eliminación del estado judío? Qué desastre debe ocurrir antes de que abramos nuestros ojos a la realidad?

Fuente: DanielPipes.org