En Israel no puede haber políticos corruptos

Deja un comentario

Autor: Aarón Alboukrek, México
Para: Aurora Digital

No es sorprendente oír sobre la corrupción de los que ejercen la política en el mundo. No han sido pocas las llaves narrativas en la historia universal de la denuncia que han abierto las cajas negras del abuso blindado por el fuero gubernativo. A fuerza de la repetición holgada ya no se requiere de mucho esfuerzo para creer en la ficción cinematográfica o literaria. La industria del entretenimiento que aborda el lucrativo tópico parece haber logrado la fórmula perfecta de un solo sketch revolvente cuya atracción primordial, más allá del gadget erótico que involucre, es el truco novedoso en la transgresión replicada.
La tecnología de las comunicaciones de nuestro tiempo refuerza involuntariamente la peligrosa imposibilidad del extrañamiento al difundir in extenso la repetida y disfrazada satrapía y fortalece nuestra postración verbal al poder compartir como agredidos la zozobra internacional de los pillajes oficiales.

Visiones colectivas del hartazgo
Ciertamente esos poderes deshonestos que se repiten en el continuismo o en la alternancia dejan caer sus polvos sucios sobre los honestos y sobre el mismo oficio, generando de manera cínica visiones colectivas del hartazgo. Muchas democracias padecen hoy de ese atracón de insolencia provocada que está destrozando la participación ciudadana, sostén medular de las defensas de toda constitucionalidad. Ese hartazgo se está convirtiendo en una excrescencia de la realidad política convertida en espectáculo y la postración verbal de las ciudadanías está permitiendo el crecimiento del despotismo y reforzando una democracia amañada. La profundidad del problema es tal que la crítica analítica y la denuncia fundamentada, que se resisten a la perplejidad y a la aceptación autodoliente del abandono, están siendo neutralizadas por los poderes legales o fácticos al presentarlas mediática y cínicamente como muestra de lo democrático.
El grado de apropiación de la crítica y la denuncia por el mismo poder que haya sido cuestionado alcanza en muchos casos lo obsceno cuando se ve a un intelectual vestido a la moda y cobrando oro para decir lo conveniente.

Incapacidad de asombrarme
No obstante mi propia incapacidad de asombrarme por la corrupción de los políticos autoproclamados democráticos, no puedo dejar de extrañarme y apesadumbrarme cuando se habla de corrupción en políticos que gobiernan el Estado de Israel. ¿Por qué?, se preguntarán. ¿Qué tiene de especial Israel y sus políticos que pueda ser excluyente de esa postración verbal del agredido global y no pueda decir “que en todos lados se cuecen habas”? Eso mismo me he preguntado a mí mismo y la respuesta es la causa de este artículo. Pues bien, lo primero que digo es que de esas habas no deberían existir en ningún lugar; dicho esto, la reflexión la vuelvo autocrítica y añadiría: menos aún en Israel.
Me dirán “pero si tú no eres israelí, ¿por qué la quieres volver autocrítica?” Correcto, -con autocrítica quiero decir “envolvente-” por judía, ¿ahora sí? Espero que sí, si no ya se disipará.
¿Por qué menos en Israel? Primero una negación de necesidad: no porque haya idealizado comunitariamente al judío, es decir que me haya idealizado en la marginalidad diaspórica y haya negado por tanto las protuberancias indeseables de la condición humana en mí o en mis semejantes de atávica cultura.
Si Israel representa una tierra de semejanza para el pueblo judío no se infiere que la semejanza identitaria sea ni mucho menos santa. Pero sí es atípica.
Dejo entonces las negaciones agregando sólo que la familiaridad comunitaria es, no obstante lo dicho arriba, tierra fértil para la idealización, lo cual implica que de alguna forma no excluyo del todo a la fantasía hecha voluntad de desear ver en todo lo judío lo virtuoso aunque los hechos digan lo contrario.
Pero sólo un poco, no lo suficiente para cegarme, es difícil sustraerse totalmente de una cultura tan vasta y tan virtuosamente pesada y reconocida que alimenta la repetición casi involuntaria del auto elogio.
La atipicidad que quiero resaltar no es la que se pudiera derivar precisamente de esas virtudes; pienso además que todos los pueblos son virtuosamente atípicos en la diversidad, sino aquella que muestra las condiciones adversas de sus logros: persecución, genocidio y resistencia.
Esas son las razones constitutivas del Estado israelí como Hogar Nacional del pueblo judío y las razones por las que ese estado no puede permitirse la corrupción en aquellos a quienes se les delegó colectivamente una responsabilidad administrativa. Esta pus del deseo retorcido degrada los incentivos éticos de una nación que nació del hartazgo a la humillación injustificada y a la muerte impuesta, una nación que está siendo amenazada y que se ve obligada a luchar por su propia sobrevivencia y la de todo el pueblo judío. En el exilio las comunidades judías, como identidad cultural, fueron víctimas de ese tipo de corrupción y la solidaridad comunitaria fue su única divisa; sin ella la historia sería ahora diferente.
El político israelí que incurra en corrupción está traicionando algo demasiado profundo como para que el abusado no se extrañe, condene y participe en contra.

¿Dónde quedará el país democrático?
Cierto es que el sistema judicial israelí es muy pulcro y no es ningún paradigma de la impunidad; al contrario, es un modelo ejemplar cuando un militar por más calificado que esté para dirigir un ejército es marginado de esa posición si cometió algún tipo de corrupción o si un presidente o un primer ministro defraudan la confianza de su electorado. Sin embargo, al final de las cuentas judiciales, ¿qué pesará más cuando la corrupción del político en una nación se convierte en un síndrome del hartazgo y de la postración verbal? ¿La alegría de saber que se hace justicia o la zozobra de saber que se fue traicionado otra vez?
Habría que preguntarse por la relación entra la corrupción del político y las metas inalcanzadas en una sociedad. Son ya muchos los factores que apuntan a una crisis profunda del sionismo israelí como para agregarle este flagelo global. La demografía de Israel y la ausencia de paz con el mundo árabe son factores perturbadores para el futuro de esa nación y para todo el pueblo judío.
Si el primer ministro Netaniahu es investigado por corrupción y resulta cierto, ¿dónde quedará ese Israel judío y democrático que tanto defiende sin querer ver en ello no tanto la segregación que esas palabras juntas provocan sino sobre todo sus propias contradicciones morales? La paz, como dije en algún otro artículo, es mejor si nace desde el pueblo y se comparte con el otro pueblo, pero necesita de líderes honorables que la orienten.
La paz no se lleva con la corrupción y ésta engendra rabia a pesar del adormecimiento que provoca su repetición.
El sueño de Herzl nació, creció, dio flor, fructificó y ya maduró. Ahora es necesario continuar un camino ignoto de la identidad y sólo fructificará por la unidad del pueblo de Israel en su conjunto, tanto por la parte nacional como por la diáspora satelital, sin políticos que traicionen su aliento histórico, símbolo de lucidez, de aceptación del otro y de digna resistencia.
En Israel no puede haber políticos corruptos, no puede abonarse esa gravosa protuberancia pornográfica a un destino próximo que está oscilando entre la vulnerabilidad tal vez irrecusable pero ineludible de un Estado democrático y civil de mayoría judía, y uno teocrático y letal en vías de edificarse.

Anuncios

El Consejo de Guardianes iraní admite irregularidades en los comicios

Deja un comentario

El Consejo de Guardianes iraní admitió que en las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio se cometieron irregularidades en las votaciones, informó el canal estatal de televisión.
Según cita el canal, el organismo iraní asegura que en 50 ciudades votaron más electores de los inscritos en el censo, lo que implica más de 3 millones de votantes, reconoció el portavoz del Consejo, Abbas-Ali Kadkhodaei.
Esta afirmación se produce en respuesta a las quejas presentadas ante el Consejo por el candidato conservador, Mohsen Rezaei.
El citado Consejo, integrado por seis clérigos y seis juristas, es el organismo encargado de validar los resultados electorales presentados por el ministerio de Interior para que sean oficiales.
“Las estadísticas proporcionadas por Rezaei en las cuales él reclama que más del cien por cien de los electores registrados emitieron su voto en 170 ciudades no son exactas, el incidente ocurrió en sólo 50 ciudades”, apuntó Kadkhodaei.
Para el Lider Supremo, la culpa la tiene Occidente, que trata de complicar la situación en la Republica Islamica de Iran y volver a la época de Shá.
La idea de apuntar hacia los países occidentales, mientras prosiguen las protestas contra el Gobierno, se extendio al presidente Mahmud Ahmadineyad, cuya polémica elección ha desatado la revuelta, quièn advirtió a Estados Unidos y el Reino Unido de que deben poner fin a la “interferencia” en los asuntos internos del país. “Con estas opiniones prematuras os saldréis con toda seguridad del círculo de los amigos de Irán, así que os aconsejo enmendar vuestra postura intervencionista”, señaló
Según el mandatario, al que la oposición acusa de fraude electoral, estos países no conocen al pueblo iraní y se equivocan al enjuiciar “estos acontecimientos que elevan aún más la importancia de la República Islámica”.
Horas después, el Gobierno ordenaba la expulsión de los ultimos corresponsales de prensa, revocandoles la visa, acusandolos de mostrar una imagen falsa del país y de alentar los disturbios con sus informaciones.
De cualquier forma todos los periodistas tenían prohibido desde el pasado martes salir a la calle para informar de las manifestaciones de la oposición, que el régimen considera ilegales.
El ataque contra los países extranjeros lo inició el ministro de Asuntos Exteriores, Manoucher Mottaki, quien en una cita con el cuerpo diplomático acreditado en Teherán acusó a Francia, Alemania y el Reino Unido de aprovechar las elecciones presidenciales para tratar de derrocar al régimen. “Los políticos de ciertos países han hecho declaraciones intrusivas e irresponsables… deben pensarlo dos veces antes de cuestionar el proceso democrático”, afirmó.
El Gobierno iraní convocó a lo largo del día a los embajadores y representantes de los países de la Unión Europea en Teherán, para pedirles reveer su posición o marcharse del país.
Mottaki fue especialmente duró con el Foreign Office británico, al que acusó de perturbar la paz en Oriente Medio para “proteger al estado sionista”.
Además, pidió a Francia que se disculpe por las declaraciones de su presidente, Nicolás Sarkozy, quien dijo estar seguro de que son ciertas las quejas de fraude electoral que denuncia la oposición iraní.
El presidente del Parlamento, Ali Larijani, fue un paso más allá y dijo que la Cámara debe reconsiderar las relaciones diplomáticas con estos países. Según la radio oficial, el político calificó de “vergonzosa” la postura adoptada por esos tres países y por Estados Unidos e instó a la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento a “repensar los lazos con los tres países europeos”.
Por el momento la milicia privada del presidente, Las Fuerzas Basij ,han sembrado el pánico entre los seguidores de la oposición.
Estos milicianos voluntarios islámicos patrullan la ciudad en motos, armadas con palos y pistolas

Horas después de que un millón de personas se manifestaran en Teherán para denunciar el fraude en las presidenciales, miembros de esta milicia de voluntarios islámicos fiel al ala dura del régimen penetraron en los dormitorios de la universidad de la capital iraní y asesinaron a 4 personas. En una semana de protestas, se cree que han matado a al menos 35 civiles
En sus 30 años de existencia, el Consejo jamás tomó una decisión de tal calibre como es la anulación de los comicios, que exige la oposición.
Los resultados oficiales otorgan el 62,6 por ciento de los votos al actual presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y al líder opositor reformista, Mir Husein Musaví, el 33,75 por ciento de los sufragios.
De cualquier forma, las manifestaciones siguen y cada vez son más numerosas.

Iran: Elecciones 2009

Deja un comentario

El “ultraconservador” Mahmoud Ahmadinejad y el “reformista” Mir Hossein Mossavi, eran los dos favoritos a ganar las elecciones presidenciales iraníes, este último gozaba de una cierta ventaja frente al actual presidente iraní, vale recordar que ambos pasaron por la aprobación del Lider Supremo: condición sine qua non para presentarse en las elecciones iranies.
Cuando los 46,2 millones de ciudadanos iraníes (son 71 en total) se enteraron de los guarismos finales que le daban al presidente iraní un 62,2% que casi duplicaba el 34% que obtenía Mossavi, tomaron las calles en señal de protesta ya que consideraban, junto al mismo candidato derrotado, que se había tratado de un fraude.
Si bien las elecciones iraníes nunca han sido del todo libres ya que los candidatos no pueden ser lo suficientes reformistas para derribar el regimen de los ayatollahs, el Lider Supremo (autoridad máxima de la República Islámica) ha respetado la voluntad popular por una cuestión meramente política: nadie quiere tener el pueblo en su contra.
Después de anuciarse los resultados, los enfrentamientos estallaron en Teherán, con los manifestantes incendiando neumáticos fuera del Ministerio del Interior y la policía respondiendo. Los oficiales reprimieron con porras y patadas a los manifestantes. Algunos de los manifestantes se agruparon para contra-atacar a la policía, lanzando piedras.Penachos de humo negro se elevaban en la ciudad, mientras la quema de barricadas de neumáticos y contenedores de basura de color naranja brillaba en las calles. Los manifestantes también incendiaron un autobús vacío, destruido por las llamas.
En otra calle principal de Teherán, unos 300 jóvenes bloquearon la avenida, formando una cadena humana y entonaron
“Ahmadi, la culpa es tuya. Deje el gobierno por sí solo.” No hubo palabra alguna sobre víctimas o detenciones.
Probablemente estas protestas no alteren la situación de Ahmadinejad como presidente pero si la posición de Obama hacia Irán que había prometido luego de las elecciones un diálogo directo con el nuevo presidente iraní, pero ahora con una dudosa victoria de Ahamdinejad y un pueblo furioso, estará Obama dispuesto a entablar negociaciones directas? Nada esta dicho.
Lo que si es seguro que la situación en Irán es desesperante, y parece que en los proximos días el país se enfrentará a una posible guerra civil?
No se puede calcular la magnitud actual de los disturbios en las calles de la capital, sin embargo la confusión aumenta al estar Irán practicamente aislada de cualquier medio de comunicación.
La falta de información agrava la situación, cientos de iraníes informando en twitter sobre la situación hizo que el gobierno bloqueara ese servicio, otras redes sociales como Facebook también fueron bloqueadas. Los mensajes de texto fueron deshabilitados y muchos de los diarios “reformistas” no salen a la venta, la velocidad de Internet ha sido restringida, los celulares, y la prensa informan poco y nada.
Hasta se habla de periodistas detenidos por Irán.
El lider opositor y supuesta víctima del fraude, Mir Hossein Moussavi, ha estado llamando a manifestaciones masivas, pero pacificas, para reclamar ante lo que entienden un robo de ¿Ahmadinejad?.
El gobierno respondió declarando que esas protestas son ilegales y serán reprimidas, frente a esto Moussavi (que se encuentra bajo arresto domiciliario) ha decidido cancelar las manifestaciones para intentar pacificar la situación.

Aún no se sabe bien que ha sucedido en la República Islámica para que haya sido orquestado un fraude tan alevoso.

Las teorías que ,muy bien se explican en el blog elrejunte.il , y que por el momento se manejan son las siguientes:
Escenario 1: El actual presidente, Ahmadinejad, y sus partidarios han robado la elección, asi de simple.La vieja guarda de la revolución se ha visto amenazada por los reformistas entonces han apelado a arreglar los resultados para garantizar una vicotria conservadora. Como sucede en estos casos corren rumores de que urnas de votación rellenadas con anterioridad, del reporte de cifras que varian completmaente de lo que observaban los encuestadores, etc.,etc. Desde esta perspectiva parece que nunca hubo una campaña real, y el resultado ya estaba predestinado. El resultado de este escenario significaría una reconfirmación del poder del Lider Supremo y la vieja guardia religiosa.
Escenario 2: Ha habido un golpe. Ahmadinejad y los servicios de seguridad han tomado el poder. El Lider Supremo ha sido preservado como una figura de liderazgo, pero la estructura del gobierno clericl ha sido desmantelada y esta siendo reemplazada por la Seguridad Nacional Estatal. Información de que Facebook, twitter, SMS, y transmisiones internacionales de TV han sido bloqueadas, periodistas extranjeros expuslados y una gran cantida de barricadas de concreto (de esas grandes que se necesitan una grua para ser movidas) aparecerion en frente del Ministerio del Interior parecen indicar que lo que estamos viendo ahora estaba todo planeado con anticipación.
La causa de esta teoría es que Ahmadinejad y la gente que lo rodea representan la nueva generación de lideres iraníes. El y sus colegas fueron jóvenes revolucionarios en 1997. Ahora en sus 50s han hecho sus carreras dentro de la Guardia Revolucionaria y otros servicios de seguridad. Pueden estar comprometido con la República Islámica como concepto, pero no son parte de la aristocracia religiosa y estan empujando a los ayatolas a un papel meramente ceremonial. Esta teoría parece estar ganando rápida credibilidad entre los profesionales iraníes que observan el desarrollo de los hechos desde fuera del país.
Escenario 3: Ahmadinejad ganó. En serio. En momentos como estos es facil olvidarse que Teheran no es Irán. La prensa extranjera tiende a estar congregrada en las capitales y, en cualquier caso, los servicios de seguridad no le permiten facilmente a los periodistas viajar fuera de Teheran.
Cualquiera sea la verdad, Iran esta viviendo momentos de suma intensidad y junto a los riesgos que se corren en la Nación Persa, también los corre el mundo.

Más información:

  • Hamás ayuda a Irán, haz click aquí
  • Chavez desmiente incidentes en Iran, haz click aquí