Irán financia movimientos sociales en Argentina

Deja un comentario

El magistrado federal Daniel Rafecas reveló que el dinero sale de la embajadadeIrán en Buenos Aires. Involucró al activista político Luis D’Elia (der.), vinculado al oficialismo

Rafecas (foto) hizo declaraciones durante una jornada organizada por la Sociedad Hebraica Argentina y la Agencia Judía de Noticias. “Seguramente, a cambio de dinero, este señor (D’Elía) empieza a hablar en contra sin tener mucha idea, ni tampoco calibrar la marginación política que sufrió por parte de la clase política, a partir de ese gesto”, dijo el magistrado.

Rafecas recordó que años atrás tomó intervención en un caso en el que se analizaron “desmanes y actos realizados por una organización social medio desconocida, frente a la Embajada de Israel”. Según confió, en el expediente se había identificado por lo menos a una docena de personas. “Me puse a investigar quiénes eran y los hice venir a todos a declarar al juzgado”, recordó el magistrado.

En las declaraciones indagatorias, Rafecas advirtió que se trataba de personas que vivía en el segundo cordón industrial de Buenos Aires. “Apenas podían leer y escribir” y “no tenían la menor idea de dónde está Palestina ni qué pasaba con Israel”. “En su vida habían visto una estrella de David”, dijo el juez.

Algunos de los imputados admitieron en sus declaraciones que habían sido “llevados” a la manifestación a través de “un abogado” o “un militante” y “todo indicaba que había sido por dinero”, reflexionó el juez federal. Rafecas denunció que en una oportunidad pudo incluso observar a personas que estaban en las puertas de los tribunales del barrio de Retiro, donde tiene su despacho, “repartiendo dinero a otras para que insulten al Estado de Israel y se solidaricen con Palestina”. “Fue filmado y lo vi”, enfatizó.

Las declaraciones del magistraado tuvieron rápidas repercusiones. El juez de la Cámara en lo Penal Económico Marcos Grabviker advirtió que sería “altamente preocupante” que se compruebe que el activista Luis D’Elía cuenta con apoyo económico de la Embajada de Irán.

“Si fuese así (en referencia a las declaraciones de Rafecas), sería altamente preocupante; porque sabemos lo que piensa y dice el presidente de Irán”, afirmó el magistrado en declaraciones a la radio argentina Radio 10.

El camarista aclaró que tendrían que ser “la DAIA y la AMIA” (entidades que representan a la comunidad judía en Argentina) las que se expresen “en forma clara” por los dichos de Rafecas. El juez Grabviker recordó que tanto Aldo Donzis, presidente de DAIA, como Guillermo Borger, de la AMIA, “ya expresaron su preocupación” por la actuación de Luis D’Elía y su acercamiento con el régimen iraní.

“Hay quienes diferencian el antisemitismo del antisionismo, hay quienes dicen que no tiene nada contra los judíos pero que el Estado de Israel tiene que desaparecer; esto lo ha dicho el presidente de Irán en varias ocasiones”, afirmó el juez de Cámara.

Grabviker recordó que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, dijo alguna vez que “el largo brazo iba a alcanzar a todos los ciudadanos israelíes judíos y a todos los judíos de todo el mundo”. “Muchas veces se subvierten algunos valores y algunas maneras de denominar a las cosas; no nos tenemos que olvidar de eso, porque le hecho de que no lo esté repitiendo últimamente no quiere decir que no lo piense”, consignó.

El camarista insistió en la preocupación que genera el vínculo entre el activista argentino y el presidente iraní: “D’Elía supone o debe pensar que el pueblo de Irán es sometido o víctima de lo que hace el gobierno israelí”. Aclaró que “son suposiciones” y que “nunca me metí a analizar la ideología de D’Elía en particular en este punto, aunque si recuerdo haberlo escuchado hablar de su amistad con judíos y demás”.

“Creo que el tema va más allá de un personaje o de cualquier agrupación en particular”, dijo Grabviker, aunque sostuvo que para “llegar a un punto mínimo de entendimiento, debe haber un compromiso, un renunciamiento a la aspiración de destruir un Estado, y recién ahí se puede seguir conversando”.

En tanto, el presidente de la Sociedad Hebraica, Oscar Olender, que estuvo presente en la conferencia en la que habló Rafecas, advirtió en el canal de noticias argentino C5N que D’ Elia debería ser “denunciado por apología del delito”. Además aclaró que lo dichos del dirigente oficialista tienen características “nazis” y resaltó que él no dialoga con nazis. “El antisemitismo no lo entiendo, pero en la Argentina se ha avanzado mucho en esto, salvo para este señor (por D’Elía), que se ha quedado en el tiempo”.

Extraído de Diario Infobae.com

Anuncios

La Justicia confirmó el procesamiento de cinco militantes del FAR que participaron en violento ataque antisemita de 2009

Deja un comentario

La Justicia confirmó el procesamiento de cinco militantes del Frente de Acción Revolucionaria (FAR) que participaron en el ataque antisemita ocurrido en mayo de 2009 durante los festejos por la Independencia de Israel y serán sometidos a juicio oral durante el próximo año.
La medida dictada por la Cámara de Casación y alcanza a Mario Osvaldo Márquez, Leonardo del Grosso, Damián Alejandro Vekelo, Daniel Ernesto Terzano y Viviana Teresa Segovia, quienes fueron considerados como “autores penalmente responsables” de los violentos incidentes ocurridos en la Avenida de Mayo, a pocos metros de la Embajada de Israel en la Argentina.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el abogado Alejandro Broitman, quien es querellante en la causa, explicó que la Cámara de Casación revocó el sobreseimiento de la Cámara de Apelaciones, tal como lo hizo con el líder de la agrupación Roberto Martino, y de esta manera se confirmó lo resuelto en primera instancia por el juez Claudio Bonadío.
“Ahora los acusados pueden presentar un recurso extraordinario ante la Corte Suprema o en su defecto irán a juicio oral”, explicó Broitman.
De acuerdo a lo precisado por Infobae.com, los cinco imputados son “penalmente responsables del delito de formar parte de una agrupación cuyo objeto es el de imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”.
“Está probado que los acusados pertenecían a una agrupación que intenta por medio de la fuerza hacer valer su ideología. Se confirma que se trata de una agrupación con tendencias antisemitas tendientes a hacer valer sus ideas por la fuerza”, sostuvo el abogado.
Además, Broitman indicó que con esta resolución también se aplica la Ley Antidiscriminación, lo que agravaría la pena en caso de ser condenados en un futuro juicio.
Los acusados formaban parte de la agrupación denominada Frente de Acción Revolucionario. Del Grosso integró además las filas de la agrupación Quebracho, de la que se habría alejado en 2006.
La Cámara de Casación Penal ya había revocado el sobreseimiento del líder del Frente de Acción Revolucionaria, Roberto Martino, dictado por la Cámara de Apelaciones y confirmó su procesamiento por el ataque antisemita.
El ataque se produjo el 17 de mayo de 2009, cuando una veintena de personas identificadas con el FAR interrumpió la celebración del 61er aniversario de la creación del Estado judío, organizada por el gobierno porteño, y comenzó a golpear con puños, patadas, “nunchaku”, palos de madera, pancartas, fierros y caños a las familias que participaban en el acto.
Los agresores gritaron consignas del tipo “Israel asesino”, “judíos sionistas mueran”, “viva Palestina”, “judíos asesinos, fuera judíos, viva Palestina” y “viva Palestina, mueran judíos sionistas”.
Asimismo, arrojaron panfletos que rezaban, entre otras cosas, “¡Hay que parar a Frankestein! El mundo está en peligro”, “Sionismo no es judaísmo, es racismo, por el triunfo de la resistencia palestina fuera Israel de Palestina”, “Frente de acción revolucionaria FAR” y “www.far-arg.info”, con una cruz esvástica.
En la causa aparecen como querellantes Patricia Strauschler y Alejandro Broitman, quien a su vez es patrocinado por Patricio Winograd, y la DAIA, representada por la directora del Departamento de Asuntos Jurídicos, Débora Kott.
“Luego de mucho batallar en la justicia estamos empezando a conseguir lo que estábamos buscando el castigo a estos personajes siniestros”, resaltó, por último, Broitman.

Acto del Día de Israel en Argentina

Deja un comentario

Buenos Aires celebraba, en el día de ayer, junto a la comunidad judía argentina los 61 años del Estado de Israel. Se esperaban canciones, artesanías y gastronomía judía. Iba a ser un encuentro abierto, frente a la sede de la Jefatura de Gobierno, una actividad organizada por la Dirección de Relaciones Institucionales del Gobierno porteño, que serviría para difundir la cultura de la comunidad judía.
La idea de realizar dichos encuentros son “para que todos los vecinos y los turistas puedan conocer, aprender, valorar y disfrutar de lo que las colectividades dan a la sociedad”, declaraban autoridades del Gobierno porteño.

Sin embargo, grupos aún no identificados con carteles antisionistas generaron disturbios en el acto. A golpes de puño atacaron los manifestantes.
Hubo fuertes forcejeos. Para el secretario general de la AMIA, Julio Schlosser “Es una zona liberada, sin ningún policía”.

Calificó el hecho como una vergüenza. El embajador de Israel, Daniel Gazit, presente en el acto dijo “Esto es un acto de barbarie, contra esto luchamos, esto es terrorismo, se trata de la cultura contra el terrorismo”.

Hubo 4 detenidos. El acto quedó interrumpido por 30 minutos. Hasta el momento son 5 los detenidos, 4 hombres y 1 mujer, un policía herido, y 2 jóvenes de la organización del evento fueron atendidos por el SAME.
El embajador de Israel tuvo que ser retirado con custodia y policía, ingresándolo para protegerlo en la sede del Gobierno de la Ciudad.

http://www.youtube.com/get_player

Podría haber sido una fiesta, pero algo falló, en el acto del Día de Israel

Por Eduardo Chernizki para Iton Gadol

“Un agradecimiento a todos los que permanecieron en el acto, a pesar de los incidentes, porque vamos a seguir demostrando, frente aquellos, quizás grupos minúsculos, que prefieren vivir en la violencia y con las amenazas, para demostrarles que nosotros estamos por la convivencia, por el pluralismo y fundamentalmente por la democracia, gracias a todos”. Con estas palabras Aldo Donzis, el presidente de la DAIA, cerró la celebración del 61º aniversario de la independencia del Estado de Israel organizado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la Avenida de Mayo al 500, frente a la hoy Casa de la Cultura.
Este agradecimiento pronunciado cerca de las 18.30 horas de ayer domingo 17 de mayo, fue el corolario de una tarde muy especial porque algo menos de 3 horas antes, cuando unas 1.500 personas se encontraban disfrutando de un espectáculo artístico, un grupo de inadaptados lo interrumpió desde el sector que da a la calle Perú con pancartas, folletos y gritos contrarios al Estado de Israel a la vez que pegaban con palos a quienes quisieron hacerlos callar.
Ante la inesperada agresión algunos jóvenes, y otros no tanto, intentaron repeler el ataque sin que los pocos efectivos policiales, apostados en la cercanía del escenario, intervinieran.
Al notar los atacantes que quienes los rechazaban los superaban en número, comenzaron a escapar corriendo por la Avenida de Mayo hacia la calle Chacabuco, donde algunos fueron interceptados por policía de civil, que logró detener a 5 de ellos, mientras que el resto pudo escapar. El saldo de la refriega fueron 3 personas lesionadas, dos jóvenes que enfrentaron a los atacantes y un miembro de la Policía Federal, la rotura de objetos que un grupo de artesanos tenía a la venta y de algún vidrio.
Estos incidentes interrumpieron el acto y obligó a la custodia del embajador Daniel Gazit a retirarlo del lugar que ocupaba frente al escenario, mientras que el presidente de DAIA, Aldo Donzis, en el lugar, Julio Schlosser, secretario general de AMIA y Carlos Frauman, presidente de la OSA, estos dos últimos insistían frente a los responsables policiales que había que prevenir que otros inadaptados volvieran a atacar.

“Cuando a los antisemitas los dejan dominar la calle es una amenaza para la democracia”, manifestó el embajador de Israel, Daniel Gazit
Sabemos que tanto Aldo Donzis como Julio Schlosser, se comunicaron telefónicamente con el ministro de Justicia, Aníbal Fernández para recriminarle la pasividad inicial de los policías. Horas después respondió por medio de un comunicado que rechazaba las acusaciones que le fueron realizadas, pero que resultaron evidentes para todos los que estaban en el sector de la calzada en donde se produjo el enfrentamiento.
Cuando se reanudó el espectáculo una gran cantidad de gente se acercó al lugar permaneciendo hasta que el acto finalizó, llegaron varias autoridades policiales y efectivos antimotines.
¿Por qué no estuvieron antes?, es un interrogante que por el momento no tiene respuesta. Como era de esperar los comentarios e interpretaciones de lo ocurrido fueron muchos, desde la opinión de Julio Schlosser de que se había dejado la zona “liberada”, hasta el de un miembro del gabinete ministerial del Gobierno de la Ciudad que decía que lo ocurrido era consecuencia de que a cierto sector del poder le molesta que otros puedan salir a la calle, no a manifestar y hacer reclamos, sino a celebrar.
También escuchamos a uno de los responsables de la organización de este evento decir que al iniciarse el incidente le solicitó a uno de los policías uniformados que intervinieran para evitar los palazos y que en lugar de hacerlo le contestaron que si quería que lo hiciera él. Esto también se lo relató a uno de los comisarios que se hizo presente luego de los disturbios.
Otra de las interpretaciones que hacían varios periodistas que se acercaron al lugar cuando se enteraron de los incidentes, era que a menos de 45 días de las elecciones al oficialismo no le convenía para nada una agresión como la ocurrida, y que por lo tanto era un “pase de facturas” en su contra, de algún sector disconforme por no haber sido incluido en las listas electorales.
De acuerdo a los volantes que quedaron esparcidos en la calle, los atacantes se identificaban como integrantes del Frente de Acción Revolucionaria, una agrupación que se define como marxista-leninista y defensora del proletariado explotado por el imperialismo.
Según los responsables del Gobierno de la Ciudad, pasaron por el lugar más de 4.000 personas. Podría haber sido una fiesta, pero algo falló.


Fuera de las acusaciones que se envían unos a otros, esperamos que realmente no haya sido intencionalidad Gobierno nacional, pero si estamos convencidos que fue responsabilidad del mismo y del Gobierno porteño.
Pedimos justicia y seguridad y deseamos que en Argentina no se vuelvan a vivir momentos de discriminación, odio, terror y antisemitismo. Aunque hoy, esto parece dificil de cumplir.