Acto por el 20º Aniversario del Atentado a la Embajada de Israel en Argentina

Deja un comentario

"No podemos hablar de verdad ni de Justicia"

Deja un comentario

“Lamentablemente, sólo podemos hablar de memoria”, reconoció el ministro de Justicia, que de todos modos rescató lo que se hizo “desde el 2003”. En el acto, que empezó con el recuerdo de los 29 fallecidos, hubo un renovado reclamo por parte de sobrevivientes y familiares de las víctimas. Y un mensaje del gobierno de Israel sobre la “amenaza” iraní.

Nuevamente, como en los últimos 20 años, un reclamo de Justicia y verdad se hizo presente en el acto por el vigésimo aniversario del atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires, en el que murieron 29 personas y más de 200 resultaron heridas. La conmemoración se adelantó para hoy ya que el sábado es día de descanso para la colectividad judía.

El acto se inició a las 14:50, hora en que se produjo el ataque con el tradicional sonido de sirenas y campanas y con la lectura de los nombres de las víctimas.

Daniel Carmon, vicedirector general de la Cancillería israelí y sobreviviente del atentado, inauguró la lista de oradores. “Tenemos derecho a la Justicia, tenemos la necesidad de recibir respuestas aun de aquello que es irreparable y tenemos el deber de volver a tener la embajada en la Argentina”, dijo. Y remarcó que “Irán es responsable directo” de aquel acto terrorista.

En tanto, Carlos Susevich, familiar de una victima, reafirmó el reclamo de Justicia. “Después de veinte años no queremos renunciar a la verdad y queremos saber quiénes son los contactos locales y los encubridores del atentado. Nunca perdonaremos”, destacó.

En representación del Gobierno, el ministro de Justicia Julio Alak admitió la falta de respuestas para encontrar a los culpables: “Lamentablemente hoy solo podemos hablar de memoria, no de verdad porque no la hemos encontrado y tampoco de justicia”. Pero aclaró que “la batalla por la verdad y la justicia nunca está perdida”.

Alak también reconoció la decisión del Gobierno israelí de construir nuevamente la embajada en Buenos Aires. Y sostuvo que “nunca antes se trabajó como desde 2003 para que no permanezca el encubrimiento”. En ese marco, destacó el compromiso “personal e institucional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner” y recordó los reclamos de la mandataria y de Néstor Kirchner ante la Asamblea de las Naciones Unidas por los atentados a la AMIA y a la Embajada.
El ministro israelí Yossi Peled, por su parte, fustigó durante su discurso a Irán por el atentado y denunció que ese país está “armado con armas nucleares y es una amenaza para el mundo entero”. El funcionario lamentó que “aún no ha sido apresado ni juzgado ninguno” de los señalados como responsables.

El Gobierno argentino ratificó su compromiso de lucha contra el terrorismo

Deja un comentario

AJN.- El Gobierno argentino ratificó hoy su compromiso de lucha contra el terrorismo internacional al conmemorarse el acto oficial por el 20º aniversario del atentado a la Embajada de Israel en la Argentina. “Reafirmamos nuestro compromiso que tiene que ver con lucha contra el terrorismo internacional”, afirmó, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias, el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, Amado Boudou, quien representó al Estado nacional en el homenaje realizado esta tarde en la esquina de Arroyo y Suipacha, donde funcionó la sede diplomática. El vicepresidente destacó que la presidenta Cristina Kirchner busca “por todos los mecanismos pacíficos posibles llegar a la verdad” en la causa por los atentados a la Embajada y la sede de la AMIA.

El Gobierno argentino ratificó hoy su compromiso de lucha contra el terrorismo internacional al conmemorarse el acto oficial por el 20º aniversario del atentado a la Embajada de Israel en la Argentina.

“Reafirmamos nuestro compromiso que tiene que ver con lucha contra el terrorismo internacional”, afirmó, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias, el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, Amado Boudou, quien representó al Estado nacional en el homenaje realizado esta tarde en la esquina de Arroyo y Suipacha, donde funcionó la sede diplomática.

El vicepresidente destacó que la presidenta Cristina Kirchner busca “por todos los mecanismos pacíficos posibles llegar a la verdad” en la causa por los atentados a la Embajada y la sede de la AMIA.

“Es muy importante para nosotros las relaciones entre el pueblo israelí y el pueblo argentino, algo que los dos estados han mantenido con fortaleza a partir de la situación tan trágica como las que hemos vivido acá. Por eso, reafirmamos nuestro compromiso que tiene que ver con lucha contra el terrorismo internacional”, enfatizó el vicepresidente.

Asimismo, Boudou indicó que “esta lucha debe ser hecha en el marco del Estado de derecho”, pero aclaró que también debe abarcar “todos los ámbitos, no solo lo que tiene que ver en términos operativos sino en términos de financiamiento del terrorismo”.

El vicepresidente resaltó que “esta misma posición “es la que la Presidenta “lleva a todos los foros internacionales” y que la Argentina va a mantener.

“Para nosotros, todos los conflictos deben resolverse en el marco de la discusión, la paz, el diálogo, y nunca por medio de la violencia, porque cuando se dispara la violencia nos golpea a todos”, sostuvo.

Boudou consideró que la pérdida sufrida por los familiares de las víctimas del atentado a la Embajada de Israel “no tiene reparación posible en sus almas y eso realmente es algo tremendo”.

“Lo que ha hecho la Presidenta es que buscando por todos los mecanismos pacíficos posibles llegar a la verdad y la justicia para poder tener memoria, creo que es un hecho que marca la importancia de una líder como es Cristina Fernández de Kirchner con la voz y mucha valentía que ella expresa en todos los organismo internacionales”,añadió.

Para el vicepresidente, la anunciada reconstrucción de la Embajada por parte del Gobierno de Israel “es clave”, ya que existe una relación bilateral que hay que “seguir fortaleciendo y manteniendo”.

Boudou describió como “importantes” las relaciones entre ambos pueblos y gobiernos.

El vicepresidente realizó estas declaraciones al participar en el acto oficial por el vigésimo aniversario del atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina, que se conmemora en la esquina de Arroyo y Suipacha, de la ciudad de Buenos Aires.

En la ceremonia participan también en representación del Estado argentino, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el secretario de Relaciones Exteriores, embajador Eduardo Zuain.

El atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina se perpetró el 17 de marzo de 1992 con un saldo de 29 muertos y 242 heridos.

Reiteran sin éxito las órdenes de captura en la causa por el atentado a la Embajada de Israel

Deja un comentario

A 20 años del atentado terrorista a la Embajada de Israel en Buenos Aires, la Corte Suprema de Justicia sigue reiterando sin éxito exhortos para lograr la captura y extradición al país de los buscados a nivel internacional por la masacre.
La causa ha sido declarada imprescriptible en 2006 y hasta el momento la investigación no se ha encaminado a establecer si hubo una conexión local.
El 17 de marzo de 1992, a las 14.45, el país sufrió el primer atentado del terrorismo fundamentalista islámico en su historia con el asesinato de 29 personas y heridas a 242, dentro y en inmediaciones de la sede diplomática, que funcionaba en una casona ubicada en Arroyo y Suipacha en el barrio porteño de Recoleta.
Dos años más tarde, el 18 de julio de 1994, otro cochebomba hizo explotar la sede de la AMIA con 85 muertos en Pasteur 633.
Alak. El ministro de Justicia, Julio Alak, lamentó la falta de resultados en la investigación del atentado, a cargo de la Corte Suprema nacional, pero exhortó a mantener una “lucha incesante por la verdad y la Justicia”.
Mientras no se esclarezca el hecho “el sufrimiento será más hondo cada día”, advirtió Alak.
El ministro reivindicó la actuación del Gobierno kirchnerista, desde 2003 a la actualidad, en procura de resolver la causa.
Denuncia. El ministro y parlamentario israelí Yossi Peled fustigó hoy a Irán por el atentado y denunció que ese país está “armado con armas nucleares y es una amenaza para el mundo entero”.
Por tal motivo reclamó a la comunidad mundial “evitar que Irán continúe armándose con armas nucleares”.
Peled dijo que el atentado de 1992 “alentó a las organizaciones terroristas a atacar al Estado de Israel” y que “detrás de la mayoría de los ataques está Irán”.
El funcionario lamentó que “aún no ha sido apresado ni juzgado ninguno” de los señalados como responsables.
Asimismo, dijo a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes que “Israel los abraza, y es su derecho y obligación defender s sus ciudadanos en Israel y en el mundo”.
La causa, hoy. Actualmente la causa judicial por la Embajada sigue a cargo de una secretaría especial creada por la Corte, desde donde se reiteran periódicamente los oficios pidiendo la captura internacional de los acusados por el ataque, sin que haya resultados.

Además se intenta obtener una constancia judicializable del deceso de uno de los buscados, el ex jefe de Seguridad Exterior del Hezbollah Imad Mugnieh, quien supuestamente falleció en un atentado al explotar el auto en que viajaba en 2008.
Orden de captura. El máximo tribunal emitió orden de captura internacional para el lider del aparato de seguridad exterior del Hezbollah, el libanés Imad Mugniyah y luego para el colombiano Samuel Salman El Reda, nacido en la isla de San Andrés y que hoy tiene 46 años. Ambos permanecen prófugos.
Al primero de ellos se lo dio por muerto en el 2008, sin que hasta el momento haya llegado a la Corte información oficial sobre este deceso, por lo que el máximo tribunal aún no lo dio por fallecido en el caso, porque está intentando a través de pedidos internacionales obtener una confirmación ofical del fallecimiento.
Ambos forman parte además del listado de pedidos de captura internacional por el atentado a la AMIA librado por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que abarca además a diplomáticos iraníes y ex altos funcionarios de ese gobierno, sin resultados hasta el momento.
Según una línea de la causa penal Embajada, el vehículo usado en atentado habría sido pagado con dólares que poseían signos de haber sido obtenidos en casas de cambio de una ciudad de El Líbano.
El coordinador de los terroristas a nivel local habría sido El Reda, llegado especialmente al país para perpetrar los ataques y casado con una argentina.

Hacía mucho calor el día que le cambió la vida por completo a Lea Kovensky.

Deja un comentario

Recuerda que estaba emocionada y distraída porque iba a emprender un comercio con su hermana y ese día, al salir de la oficina, iban a comprar la bijouterie que venderían.

Faltaban pocos minutos para las tres de la tarde. A ella le provocó un cigarrillo. Invitó a una colega de trabajo, y se les unió el esposo de ésta, quien estaba de visita. La enorme explosión que ocurrió inmediatamente después nubló todo.

Era el 17 de marzo de 1992. La embajada de Israel en Buenos Aires, donde trabajaba (aún lo hace) Kovensky, fue blanco del mayor ataque a una delegación diplomática judía que se tenga memoria. Murieron 29 personas y unas 200 resultaron heridas.

Una furgoneta cargada de explosivos fue estrellada contra la misión diplomática, destrozando el edificio y provocando graves daños -humanos y materiales- alrededor.

Este sábado se cumplen 20 años del incidente, que aún es considerado el peor ataque contra una representación israelí en el mundo.

También era el más grave atentado de este tipo en América Latina, hasta que dos años después ocurriese una explosión similar en la Asociación Mutual Israelita Argentina, que dejó 85 muertos y cientos de heridos.

Kovensky se convirtó en el retrato de este incidente. Una fotografía de ella, sacada en el lugar de la explosión, es la imagen emblemática del atentado aún hoy en día.

Sin embargo, el ataque, dice, prácticamente le robó instantes en su memoria.

“Lo último que recuerdo es que estaba sentada y salí expulsada hacia atrás y salí volando. Pensé fugazmente que había recibido un shock eléctrico. Pero no tengo memoria ni de la explosión, ni de los olores”, le dijo a BBC Mundo.

“Cuando recobré el sentido lo primero que pensé es que tenía que buscar cómo salir de ahí. Con una compañera empezamos a recorrer el lugar, en completo estado de atontamiento, hasta que encontramos un boquete donde se estaba evacuando a la gente. De ahí me llevaron al hospital y ese mismo día me dieron el alta”, recuerda.

Rezago

A dos décadas del atentado no hay ningún condenado por el hecho.

En 1999, una investigación judicial del Tribunal Supremo de Justicia, de Argentina, indicó que el grupo extremista Yihad Islámica habría estado detrás del ataque. La propia agrupación, luego, se atribuyó el hecho.

Los jueces además acusaron a un entonces jefe de operaciones de Hezbolá de haberse encargado de la planificación e indicaron que el gobierno de Irán era el responsable político.

Argentina emitió una orden de captura internacional contra el mencionado jefe de operaciones de Hezbolá, Imad Mugniyah, de origen libanés, a quien se señalaba como el autor del ataque a la embajada y a la AMIA.

Pero, en 2008 Mungniyah murió como consecuencia de un atentado a su persona en Damasco, Siria. Una versión supone que fueron los servicios secretos de inteligencia israelíes los que efectuaron el asesinato, pero el gobierno de Israel lo negó de manera oficial.

En Argentina, tanto el poco avance que tuvo la investigación del hecho en la embajada en 1992, como el de la AMIA, en 1994, es criticado ampliamente por diferentes sectores.

Esta semana, Eugenio Zaffaroni, magistrado de la Corte Suprema, le dijo a una radio local que “los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA son dos grandes agujeros de la Justicia argentina”.

El caso no tuvo mayor avance desde 1999 e incluso pudo haber prescrito. No obstante, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner lo considera un delito de lesa humanidad por lo que se prometió reiteradamente mantener abierta la tramitación de la causa. Sin avances, pero abierta.

“Argentina tiene todo el interés en llegar al fondo del tema. Tengo confianza en que la Corte Suprema está haciendo todo lo posible para esclarecer los atentados”, le señaló a BBC Mundo el embajador de Israel en Buenos Aires, Daniel Gazit.

“Sí, han pasado 20 años (desde el hecho), pero (la investigación) no es tan fácil”, agregó.
Daniel Gazit

El embajador dice que detrás del ataque estuvo el grupo Hezbolá.

Según el diplomático, quien trabajó unos pocos años antes del atentado en la misma embajada en Buenos Aires, “Yihad Islámica tomó la responsabilidad abiertamente, pero detrás de ellos sabemos que estuvo Hezbolá e Irán. Hay que tomar a los individuos y juzgarlos, pero más importante son aquellos que dieron las órdenes”.

Estados Unidos e Israel consideran a Hezbolá como una organización terrorista que recibe apoyo de Irán, y fue un cabecilla de esta agrupación quien fue acusado de planificar y ejecutar los ataques contra objetivos judíos en Argentina.

BBC Mundo contactó a la embajada iraní en Buenos Aires para conocer su opinión sobre las acusaciones israelíes sobre el ataque, sin embargo, no hubo respuesta a las reiteradas solicitudes de entrevista.

Sin embargo, en otras ocasiones el gobierno de Irán ha negado ser responsable por el atentado contra la misión diplomática, o el de la AMIA.

La justicia argentina acusa a funcionarios iraníes por el caso AMIA, pero Irán nunca aceptó que declarasen ante los jueces en el país sudamericano.

Dos décadas después

Las idas y venidas del caso, y sobre todo la falta de responsables, puede ser un tema delicado para quienes perdieron seres queridos o incluso estuvieron a punto de morir en el ataque a la embajada hace 20 años.

Lea sigue trabajando en la embajada.

“En algún punto tienes alguna esperanza con la investigación, pero por diferentes razones que escapan a mi entendimiento la causa no avanzó”, señaló Kovensky.

“Por eso llegó un punto en que a mí me pareció mejor poner mi energía en otra cosa, que mirase hacia el futuro, y no seguir buscando algo que por una razón u otra no avanza”, añadió.

Kovensky relata cómo ha sido durante dos décadas su propio transitar de semejante experiencia traumática, en la que perdió varios conocidos, hasta la postura reflexiva de hoy en día.

“Lo que sentía después no era odio o revancha, sino profunda tristeza. Con el tiempo vas comprendiendo la tristeza del sin sentido de semejante acto que produjo tanto dolor en tanta gente”, dice.

“Cualquier causa es valida y legítima. Todos tenemos derecho a ser reconocidos, pero no hay derecho en pos de ese ideal cuando se atenta contra la vida de otros. Se descalifica el pedido cuando se valora la vida de uno por encima de la de otro”, apunta.

Dentro de lo increíble que resulta de por sí sobrevivir a un atentado de tal magnitud, también producen asombro las pequeñas historias derivadas del atentado.

Por ejemplo, Kovensky no volvió a saber del hombre que la sacó en brazos de la embajada, minutos después del estallido.

Supo que era un estadounidense, “muy lindo”, y militar; estaba de visita en Buenos Aires, terminó socorriendo a heridos y quedando plasmado en la imagen más conocida del peor ataque a una misión diplomática israelí en el mundo.

“Nunca más lo vi. Y es que lo que vivimos generó cosas muy interesantes. Por ejemplo, por un lado te despides para siempre de gente cercana con la que convivías a diario, pero por otra parte tengo una relación entrañable con otra gente a raíz de esto”, aseveró Kovensky.

Israel anunció que reconstruirá la sede diplomática en la Argentina

Deja un comentario

AJN.- Así lo aseguró el canciller israelí Avigdor Lieberman esta mañana durante los actos de conmemoración del 20º aniversario del atentado a la Embajada de Israel. “Ningún otro edificio provisorio de varios pisos, sino un edificio ejemplar para preservar la memoria de las víctimas”, dijo. El funcionario también agregó: “Este ataque y el de la AMIA quedaron grabados en la memoria histórica y nacional del Estado de Israel y del pueblo argentino, y ambos países pasaron a tener, en contra de su voluntad, una asociación de dolor y privaciones”. El funcionario también criticó a Irán y dijo que “la comunidad internacional no debe subestimar su participación en el terrorismo mundial y las repetidas amenazas del régimen de los ayatolás”.
En un ambiente cargado de emoción y sentimiento, Israel conmemoró hoy el 20º aniversario del atentado a la Embajada de Israel en Argentina, en un acto que estuvo encabezado por el canciller israelí Avigdor Lieberman y que se llevó a cabo en el Salón Central de la cancillería.
Durante el mismo el funcionario anunció la construcción de una nueva embajada en el país. “Aquí y ahora quiero anunciar que el próximo año el Estado de Israel comienza, con la ayuda de Dios, a construir el edificio de la nueva embajada en Buenos Aires. Ningún otro edificio temporal de varios pisos, sino la gloria y un ejemplar para preservar la memoria de las víctimas”, dijo.
“El retorno de las familias diplomáticas al lugar del hecho en donde sus seres queridos fueron asesinados, es una evidencia incontrovertible de la fuerza espiritual que permite asegurar su subsistencia en la tierra del Pueblo de Israel”, agregó.
El acto de recordación contó con la presencia de más de 200 personas, de las cuales muchas debieron permanecer paradas debido a la gran convocatoria, según contaron a la Agencia Judía de Noticias fuentes de la cancillería israelí. El evento tuvo su momento culmine cuando se entonó el Hatíkva (himno israelí), el cual los presentes cantaron muy emocionados con lágrimas. Además se leyeron párrafos de la Torá, se prendió una vela en homenaje a los fallecidos y se leyeron sus nombres.
“El atentado a la Embajada de Israel y a la AMIA (1994) quedaron grabados en la memoria histórica y nacional del Estado de Israel y del pueblo de la Argentina, y ambos países pasaron a tener, en contra de su voluntad, una asociación de dolor y privaciones. Cada año se celebra en Jerusalem y Buenos Aires las ceremonias en memoria de aquellos que perdieron la vida prematuramente, y al mismo tiempo, recordamos al mundo que el terrorismo cruza las fronteras, continentes y culturas. La cooperación entre Israel y Argentina llevó a la exposición de los planificadores y perpetradores de los ataques”, expresó Lieberman.
El canciller también se refirió a la labor del fiscal Alberto Nisman, quien lleva adelante la causa del atentado a la AMIA, y quien estaba sentado junto al embajador argentino en Israel, Carlos Faustino García: “Quiero dar las gracias al Dr. Nisman, quien desde el nombramiento del personal de investigación en el año 2005 ha trabajado incansablemente para encontrar a los planificadores y perpetradores de los ataques y ha elevado las órdenes internacionales de detención dictadas contra ellos. Ahora es ampliamente conocido que Irán es quién estaba detrás de los dos ataques, a través de su brazo ejecutor en el Líbano: Hezbollah”. Según fuentes de la cancillería israelí Nisman se encontraba muy emocionado y conmovido por las palabras del canciller.
Lieberman también dijo que “las injusticias siguen caminando libremente” y que Irán sigue planeando ataques contra israelíes en todo el mundo, en referencia a los recientes intentos de ataque a diplomáticos israelíes en Bangkok y Nueva Delhi. “El deseo de ataque de la República Islámica y Hezbollah solo aumentó con la edad. Es necesaria la cooperación internacional para impedir esto”, dijo.
El canciller también se refirió a la penetración de Irán en Latinoamérica y dijo: “El triángulo de la infraestructura fronteriza terrorista entre Brasil, Argentina y Paraguay por parte de Hezbollah es una amenaza no sólo para Israel, sino para todo el mundo libre”.
“Este es el mismo Irán que hace caso omiso de las advertencias de la comunidad internacional y continúa con su programa nuclear. Este es el mismo Irán cuyo presidente llama a excluir a Israel del mapa. Este es el mismo Irán que niega el Holocausto. Este es el mismo Irán, que apoya la masacre llevada a cabo por Assad a su pueblo. Y es el mismo Irán, que proporciona a las organizaciones terroristas, Hamas, armas para dañar a civiles israelíes inocentes y desestabilizar Medio Oriente mientras se aprovecha de las revoluciones que tienen lugar hoy en el mundo árabe. Irán es el oxígeno de estas organizaciones y sin apoyo militar y financiero su existencia es cuestionable.”, expresó.
“En cuanto a Irán, creo que la comunidad internacional no debe subestimar su participación en el terrorismo mundial y las repetidas amenazas del régimen de los ayatolás. Tenemos la responsabilidad y la obligación de tomar todas las medidas necesarias para impedir que Irán desarrolle armas nucleares con miras al caos global”, expresó.
Finalmente, Lieberman se refirió a las palabras de Danny Carmon, quien fue cónsul en la Embajada de Israel en Buenos Aires durante el ataque y quien perdió su esposa: “Considero sus dichos principios básicos de nuestra existencia como pueblo y como nación. Cito: ‘Personalmente regresé un mes después del ataque a la Argentina para continuar la misión con mis hijos. Era importante mostrar que el terrorismo no nos vencerá. Mi manera de hacer frente era la construcción de la embajada de nuevo y traer de vuelta la bandera de Israel’”.
Durante el acto también hablaron el ex gran rabino de Israel, Meir Lau; y Elisa Ben Rafael, cuyo esposo David Ben Rafael (el hijo de Ralph Goldman, un hombre fue asesor de Ben Gurión) era el segundo de la embajada y murió, y quien también tuvo palabras de mucho agradecimiento hacia el fiscal Nisman; el presidente de la Corte, Eliakim Rubinstein.
El acto contó con la presencia de muchos funcionarios y toda la cancillería israelí, entre quienes se encontraron la directora general de la cancillería israelí para América Latina y el Caribe, Dorit Shavit; Ehud Kienan, del Ministerio de Educación de Israel; Amit Pérsico, Lior Ben Dor, ex ministro consejero de la Embajada de Israel en la Argentina; y Danny Carmon (cuya esposa también falleció en el atentado).

1992 – Atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires – 2012

Deja un comentario

Porque aún no hay culpables, porque no me gusta la impunidad, porque sigo buscando justicia, porque YO NO OLVIDO.
Te invitamos a cambiar tu foto de perfil a 20 años del Atentado contra la Embajada de Israel.

Older Entries