La acería que explotó podría estar vinculada al programa nuclear

Deja un comentario

La explosión en una acería en Irán, que provocó la muerte de ocho trabajadores pudo ser causada por un escape de gas, afirmó la agencia de noticias ILNA de Teherán.
Medios extranjeros sugieren que la misteriosa explosión, cerca de la ciudad de Yadz, en el centro de ese país, fue el producto de un acto de sabotaje. Esos medios insinúan que la planta podría haber estado procesando un acero norcoreano especial que se precisa para la fabricación de las centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio y para la producción de los motores de los misiles de largo alcance.
Un reporte, publicado hace menos de un mes, por el periódico alemán Die Welt, señalaba que ni Irán ni Siria habían logrado hasta ahora producir acero al níquel muy bajo en carbono (o acero al carbón niquelado) que necesitan para sus programas nucleares y de misiles; y
que por lo tanto debían importarlo de Corea del Norte.
Irán dijo en un principio que la explosión fue provocada por la penetración de agua en el crisol del acero, pero luego se informó que un despacho de municiones, que se había llevado a la fábrica, habría explotado.
El gobernador de la región declaró que los expertos le dijeron que “residuos de varios tanques de gas fueron encontrados en la escena del siniestro y que creían que esa era la causa de la explosión”.
La agencia de noticias iraní anunció que la un incidente similar ocurrió en la misma planta en 2010. En esa oportunidad, una persona murió en el estallido. Según el reporte, la acería sufrió cinco explosiones accidentales, que nunca fueron reportadas por los medios locales.
“La fábrica está plagada de problemas de seguridad y el director de seguridad regional deberá responder por eso”.
Las agencias de noticias iraníes reportaron que doce personas resultaron heridas en el estallido y que “varios extranjeros murieron”, sin especificar detalles.
Fuentes extranjeras especulaban si entre los muertos hay ciudadanos norcoreanos.
Anuncios

Dudas sobre la explosión en Isfahan

Deja un comentario

Luego que la instalación nuclear de Isfahan sufriera una gran explosión, por segunda vez en un mes, empezaron a resurgir las especulaciones sobre un posible ataque israelí a las instalaciones militares y nucleares iraníes.

Las imágenes de satélite obtenidas por el diario The Times, confirmaron que la explosión que sacudió la ciudad de Isfahan el pasado lunes, causo grandes daños a la planta de enriquecimiento de uranio, pese a los desmentidos de Teherán.
Las imágenes muestran claramente nubes de humo y grandes escombros, negando las afirmaciones iraníes de que ayer dicha explosión no había tenido lugar.
Funcionarios de inteligencia israelíes dijeron a The Times que no había “ninguna duda” de que la explosión se produjo en las instalaciones nucleares de Isfahán no fue “un accidente”.
El suceso hace recordar, el “accidente” según las autoridades iraníes, en una base militar en las afueras de la ciudad, hace dos semanas, que mató a cerca de 30 miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos el general Hassan Moghaddam, principal responsable del programa de misiles de largo alcance.
Irán afirmó que la explosión se produjo durante las pruebas de un nuevo sistema de armas diseñadas para atacar a Israel. Sin embargo, varias agencias de inteligencia descreen la versión y sugieren una intencionalidad para desmembrar el programa nuclear.
El lunes, los residentes de Isfahan escucharon una explosión que sacudió los edificios en el centro de la ciudad aproximadamente a las 14:40 y se vio una nube de humo que se elevaba sobre la instalación nuclear en las afueras de la ciudad.
“El daño causado a las instalaciones de Isfahan, fue directo a los elementos que creemos estaban implicados en el almacenamiento de las materias primas”, dijo una fuente de inteligencia militar.
No se quiso confirmar ni negar la participación de Israel en la explosión, aludiendo que existen “numerosos interesados en sabotear o detener elprograma de armas nucleares”.
Alireza Zaker-Isfahani, gobernador de la ciudad, afirmó que la explosión había sido causada por un ejercicio militar en la zona, pero las agencias estatales en Teherán pronto eliminaron esta historia y emitieron un desmentido, asegurando que no hubo ninguna explosión.
El lunes, Dan Meridor. el ministro de Inteligencia israelí, dijo: “Hay países que imponen sanciones económicas y hay países que actúan de otra manera para hacer frente a la amenaza nuclear iraní.”
El mayor general Giora Eiland, ex director de Israel de la seguridad nacional, dijo por radio que “Cuando existen tantas casualidades, es probable que haya algún tipo de mano que las guía, aunque tal vez es la mano de Dios”.
Un ex funcionario de inteligencia israelí, aseguro que al menos dos ataques ,hasta el momento, han “neutralizado con éxito” los avances del Estado Persa.
Entre ellas, uno a la base iraní que se encargaba de producir el Shahab-3, el misil de mediano alcance que podría ser adaptado para transportar una ojiva nuclear. “Esto es algo que todos en Occidente querían que ocurriera”, agregó.
Irán ha negado reiteradamente la existencia de un programa de armas nucleares, y condenó enérgicamente el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica el mes pasado que acusó a Irán de tratar de construir un arma nuclear.

Una explosión sacude Ispahán, sede de un centro nuclear clave

Deja un comentario

A menos de un mes de la misteriosa explosión en la base de misiles junto a la aldea Bidgneh, un nuevo estallido vuelve a conmover a Irán. La agencia de noticias Fars, identificada con la Guardia Revolucionaria, informó que a las 14:40 (hora local) se escuchó una gran explosión en Ispahán. Unidades de bomberos y del servicio de rescate confirmaron el reporte sobre el estallido. Aún no hay una reacción oficial.

Cerca de Ispahán, una de las ciudades principales de Irán, se encuentra un centro para la conversión de
uranio. Se trata de una de las instalaciones claves del programa atómico de la República Islámica.
Una fuente de defensa regional confirmó la explosión pero se negó a brindar detalles sobre sus orígenes. Muhamad Mahdi Ismaili, jefe de la división de defensa de la provincia, manifestó: “no tenemos información exacta y el asunto está siendo tratado”. También el cuerpo de bomberos confirmó la explosión a seis kilómetros de distancia, en el centro de la ciudad.
En forma excepcional, luego de publicar la novedad, la agencia de noticias Fars no añadió más detalles. Aparentemente, los iraníes quitaron la noticia de su sitio web, luego que la noticia fuera publicada en Israel.
El 12 de noviembre, el general Hasan Tehrani Moghaddam murió junto a al menos 20 miembros de la Guardia Revolucionaria, en una base militar junto a la aldea Bidganeh, cerca de Teherán.
La Guardia Revolucionaria, dijo entonces que una explosión accidental se produjo cuando el personal militar estaba trasladando municiones.