Grupo ligado a Al Qaeda se adjudica el ataque contra el norte de Israel

Deja un comentario

La Brigada Jeque Abddullah Azzam, un grupo terrorista sunita vinculado a Al Qaeda se adjudicó la responsabilidad por los cuatro cohetes Katyusha disparados desde el sur del Líbano contra Israel anoche.
Según el diario Haaretz, el grupo no tiene un gran arsenal y la mayoría de sus miembros están entrenados en el manejo de viejas armas, algunas que datan de la guerra civil del Líbano, en la década de los ochenta.
La Fuerza Interina de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL o UNIFIL, en inglés) prometió que investigará y reforzará el patrullaje para asegurar la calma en la zona fronteriza.
Los comandantes de FINUL realizaron reuniones de emergencia con representantes del Ejército de Defensa de Israel y del Ejército del Líbano, tras el ataque.
“Este un grave incidente que viola la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU y está socavando directamente la estabilidad en el área”, precisó FINUL en un comunicado.
Cuatros cohetes disparados desde el Líbano hicieron impacto anoche en la Galilea Occidental, por primera vez desde 2009,
obligando al Ejército israelí a retornar el fuego con disparos de artillería, dijeron fuentes militares.
Dos edificios de la Galilea Occidental resultaron dañados, y uno de los cohetes de 122 milímetros hizo impacto sobre un tanque de gas. El cohete desató un incendio que costó a los bomberos horas de trabajo para poder apagarlo. No se registraron heridos.
Los habitantes de la zona dijeron que escucharon dos explosiones y que las casas se temblaron.
Israel responsabilizó al gobierno del Líbano y elevará una queja al Consejo de Seguridad, señaló el ministro de la Retaguardia o Defensa Civil, Matan Vilnaí.
Fuerzas de seguridad libanesas subrayaron que los cuatro cohetes fueron disparados desde una zona ubicada entre las aldeas Aita Shaab y Rmesh, a dos kilómetros de la frontera. Los cuatros proyectiles israelíes disparados en represalia, cayeron en el campo, sin provocar daños.
El Ejército del Líbano dijo más tarde que había encontrado dos lanzadoras de cohete, que según cree fueron usadas en el ataque contra Israel.
Se trata de la primera vez desde 2009 que se produce un incidente severo de este tipo en esta zona, tras la guerra de 34 días contra el grupo terrorista chií Hezbollah en 2006.
La organización Hezbollah controla el área de Rmesh, pero negó que estuviera implicada en el ataque
Anuncios

Explosión en un arsenal de Hezbollah en el sur del Líbano

Deja un comentario

Una fuerte explosión se produjo en el baluarte de Siddiquin, que el grupo terrorista Hezbollah tiene en el sur del Líbano.
El estallido se produjo aparentemente en un gran depósito de armas.
Operativos de la organización armada chiíta impiden a las fuerzas de seguridad libanesas acercarse al lugar del estallido.
La explosión se produjo en una zona en la que Hezbollah tiene prohibido acarrear armas, de acuerdo con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
La Fuerza Interina de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL o UNIFIL, por sus siglas en inglés) dijo que la explosión sería investigada.
El año pasado, varios depósitos enormes de armas estallaron en el sur del Líbano; pero los incidentes nunca fueron aclarados porque los miembros del grupo extremista islámico no lo permiten.

Líbano se opondrá a las fronteras marítimas demarcadas por Israel

Deja un comentario

El ministro libanés de Exteriores, Adnan Mansur, afirmó que su país se opondrá a cualquier reconocimiento internacional de sus fronteras marítimas con Israel, si éste las delimita unilateralmente.
Mansur dijo que “el Líbano se opondrá a cualquier confirmación internacional de una delimitación unilateral de las fronteras marítimas israelíes, incluso si emana de la ONU”.
El responsable de la diplomacia libanesa recordó que “ninguna compañía puede emprender trabajos de prospección de gas o petróleo en zonas marítimas que son objeto de un litigio legal, político y de seguridad”.
Israel va a presentar próximamente a la ONU su propio mapa sobre la que cree que debe ser su frontera marítima con el Líbano, tras aprobar ayer el Gobierno de Biniamín Netanyahu su demarcación a partir de “principios jurídicos, acuerdos internacionales e intereses de explotación económica”.
Para Mansur, “un acuerdo respecto a cualquier zona común debe ser establecido entre los países concernidos, y en este caso entre el Líbano, Chipre e Israel”.
Y agregó que “como el Líbano está en estado de guerra con Israel, pidió a la Fuerza Interina de las Naciones Unidas (FINUL) ayudarle a delimitar las fronteras marítimas con ese país, pero ésta rechazó intervenir con el pretexto de que no forma parte de su mandato”.
Así que ahora “el Gobierno libanés está estableciendo un mapa preciso para confirmar sus derechos en la zona económica exclusiva en el Mediterráneo, en una línea de 17 kilómetros en la zona denominada 23”, apuntó.
Mansur se quejó de que, a pesar de que la semana pasada recibieron un documento del Ejecutivo chipriota en el que se subrayaba la solidez de los lazos bilaterales, Nicosia firmó hace nueve meses un acuerdo con Israel, que dice que se ha anexionado la línea de 17 kilómetros a su zona económica exclusiva.
La frontera entre Israel y el Líbano, terrestre y marítima, nunca ha sido delimitada porque los dos países están formalmente en estado de guerra, pero a través de la ONU se comenzó en 2000 la delimitación por tierra, que tiene unas pocas dificultades.
La marítima, tanto en lo que tiene que ver con las aguas territoriales como las de explotación económica, se basa en dos acuerdos alcanzados entre Chipre y el Líbano, de un lado, y Chipre e Israel, del otro.
En agosto pasado el Líbano presentó a la ONU su delimitación fronteriza en el Mediterráneo Oriental con unas coordenadas que, según Israel contradicen el acuerdo que el país árabe firmó con Chipre en 2007.
El límite presentado por Beirut es más al sur que el aprobado ayer por Israel y consiste en una línea recta entre la frontera terrestre en Nakura y el punto de encuentro de las aguas fijadas por Nicosia en sus dos acuerdos bilaterales con Israel y el Líbano.
La disputa en torno a las aguas territoriales y de explotación económica ha cobrado fuerza en los últimos tres años por el descubrimiento de grandes cantidades de gas natural entre la costa levantina y Chipre, en yacimientos que por ahora explota Israel pero que podrían ser transfronterizos. EFE y Aurora

Día de la Nakba: Libano

Deja un comentario

Al menos diez personas murieron hoy y 112 resultaron heridas por disparos contra refugiados palestinos y ciudadanos libaneses en una región fronteriza entre el Líbano e Israel, informó el Ejército libanés.
Todos ellos fueron muertos en la localidad fronteriza de Marun el Ras, donde miles de personas se congregaron para conmemorar la llamada “Nakba” (catástrofe), que recuerda la derrota en la guerra de los árabes contra el recién nacido el Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, y el consiguiente flujo de refugiados hacia los países vecinos.
Las Fuerzas Armadas libanesas indicaron en su nota que “pese a todas las medidas tomadas para evitar incidentes, el Ejército israelí disparó a los manifestantes”.
El texto agrega que hay heridos de diversa consideración y que las víctimas han sido trasladadas a hospitales de la región.
El comunicado indica que el Ejército libanés está en “alerta máxima” y que coordina su actividad con la Fuerza Interina de la ONU para el Líbano (FINUL) para prevenir nuevas agresiones.
Según medios de comunicación libaneses, los soldados israelíes comenzaron a disparar contra centenares de refugiados palestinos, la mayoría jóvenes, que se habían acercado a la “línea azul”, marcada por la ONU para delimitar el territorio libanés e israelí.
Durante la protesta, en la que también participaron ciudadanos libaneses, los manifestantes arrojaron piedras contra las posiciones israelíes después de haber sobrepasado las barreras con las que
el Ejército libanés intentaba impedir los disturbios.
En cambio, un portavoz militar del Ejército de Defensa de Israel dijo que los soldados israelíes dispararon con precisión hacia las piernas; y que en cambio las tropas libanesas abrieron fuego pesado e indiscriminado contra los manifestantes.
“Por nuestra alma, por nuestra sangre, nos sacrificaremos por ti, Palestina”, coreaban los manifestantes, mientras otro grupo echaba a volar, desde el lado israelí de la frontera, una bandera palestina a la que habían atado globos con los colores de su emblema.
Poco antes, los manifestantes que se aproximaron a la “línea azul” tiraron piedras a los soldados y policías libaneses que trataban de impedirles acercarse para evitar incidentes, mientras que los organizadores les amonestaban por atacar al Ejército del Líbano.
Estos sucesos coinciden también con la muerte de al menos cuatro manifestantes por disparos de soldados israelíes en los Altos del Golán, según una fuente militar israelí y varias cadenas de televisión árabes.
El régimen de Damasco solo ha confirmado el fallecimiento de dos personas y 170 heridos en ese incidente durante una protesta para conmemorar la “Nakba” en la zona de Ain al Tina, en Quneitra, y en Majdal Shams.
En el norte de Gaza, un palestino falleció y otros 67 resultaron heridos por disparos del Ejército de Defensa de Israel al tratar de infiltrarse en el territorio del Estado judío. EFE y Aurora

Repercusiones del ataque libanes

Deja un comentario

Netanyahu: no pongan a prueba la determinación de Israel

El primer ministro Biniamín Netanyahu habló en un discurso televisivo el miércoles por la noche, diciendo que el gobierno del Líbano y Hamás eran responsables de la escalada de la violencia en las fronteras norte y sur de Israel, respectivamente.
“Durante los últimos días hemos sido testigos de tres ataques contra Israel”, dijo Netanyahu.”Un ataque desde Gaza contra Ashkelon, un ataque del Ejército libanés contra las Fuerzas de Defensa de Israel que realizaban una operación de rutina, y otro ataque desde la península de Sinai hacia Eilat. Quiero dejar claro a Hamás y al gobierno del Líbano que los consideramos responsables de las provocaciones violentas contra nuestros soldados. No pongan a prueba nuestra determinación de defender a los ciudadanos y soldados del Estado de Israel”, advirtió el primer ministro.
“Nuestra política es clara: Israel responde y seguirá respondiendo agresivamente a todos los ataques a sus ciudadanos y soldados”.
“Israel tomará represalias por cada ataque. Al parecer, hubo quienes lo entendieron y trataron de evitar asumir la responsabilidad por estos crímenes. Tres días después de nuestra operación de represalia en Gaza, cohetes Grad fueron disparados desde Sinai a Eilat y Aqaba por una organización aparentemente anónima. Unos meses atrás, el 22 de abril, hubo un lanzamiento de cohetes similar, también desde Sinai. Hemos investigado los dos incidentes – encontramos, sin lugar a dudas, que el ala militar de Hamás en Gaza ha perpetrado los dos ataques”, explicó Netanyahu.
“Quiero aclarar que el escudarse utilizando un tercer país, uno que busca la paz, con el fin de lanzar cohetes contra Israel, no ayudará a Hamás a escapar de su culpabilidad. Israel ve los ataques contra sus ciudadanos con extrema severidad, así como el intento de desestabilizar las relaciones de Israel con Egipto y Jordania” continuó el primer ministro.
“Quien dispare contra los ciudadanos israelíes, no importa desde dónde, lo encontraremos y lo golpearemos duramente”, concluyó Netanyahu

Reunión de FINUL con el Ejército israelí y libanés

El comandante de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL), el general español Alberto Asarta (foto), calificó de “constructiva” una reunión con militares del Líbano e Israel tras el enfrentamiento armado del martes entre los dos países, informó Naciones Unidas.
El encuentro tripartito celebrado en el cuartel de los “cascos azules” en la población libanesa de Nakura tenía como fin tratar de superar la crisis causada por el enfrentamiento armado de la víspera en la “línea azul”, la demarcación entre los dos países trazada por la ONU.
“Tuvimos una reunión constructiva. Resalté la importancia de garantizar el pleno respeto de la línea azul por parte de todos los bandos”, dijo Asarta a la salida de la reunión, según un comunicado del organismo mundial. Asimismo, explicó que los mandos militares de ambos países presentes en el encuentro reiteraron el compromiso con el cese de las hostilidades
Asimismo, el general español reiteró “la sensibilidad” de la “línea azul” e instó “a la máxima cautela en relación a cualquier acción que pueda ser percibida como provocadora y exacerbar las tensiones”.
“Insto a todas las partes a utilizar la oficina de enlace y los mecanismos de coordinación a través de FINUL, particularmente en asuntos relacionados con la línea azul para minimizar la posibilidad de malentendidos o recelos que puedan conducir a una escalada sin sentido”, agregó el militar.
En la reunión, en la que también estuvo presente el representante de la ONU en el Líbano, Michael Williams, se informó también a las partes de que se ha puesto en marcha una investigación del incidente y que a su conclusión se les comunicará el resultado.
Israel estuvo representada por el general brigadier Yossi Heiman, jefe de la División de Planificación Estratégica y Relaciones Exteriores en la Dirección de Planificación del Ejército. Heiman explicó la legitimidad de las operaciones de Tzáhal en la zona y el hecho de que las tropas libanesas habían disparado primero, sin razón, ni provocación alguna.

Fuente: EFE

Estados Unidos: el ataque del Líbano fue injustificado

El ataque del Ejército libanés contra las tropas israelíes que realizaban tareas rutinarias en la frontera norte de Israel fue “totalmente injustificado e injustificable”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Philip Crowley (foto), el miércoles.
Crowley habló después de un comunicado emitido por la Fuerza de las Naciones Unidas en el Líbano (FINUL) que estableció que los árboles desarraigados el martes, antes de los disparos efectuados por soldados libaneses que mataron al teniente coronel Dov Harari e hirieron al comandante Ezra Lakia, se encuentran “del lado israelí”.
“FINUL ha establecido que los árboles talados por el Ejército israelí se encuentran al sur de la Línea Azul, en la parte israelí”, dijo el organismo el miércoles en un comunicado.
El comandante Lakia, gravemente herido, se encuentra hospitalizado en Haifa y en la noche del miércoles habló con la prensa por primera vez desde el incidente.
Lakia elogió a los soldados involucrados en el choque. “Las tropas continuaron la lucha cuando sus jefes estaban ausentes, después de que Harari y yo estábamos heridos”, dijo. “Ellos lucharon con valentía, abrieron fuego contra la fuerza del Líbano, y mataron a quienes dispararon hacia nuestra unidad”. Ademas, lamentó la muerte de Harari, brindando el pésame a su familia.
Lakia fue sometido a una operación en la noche del martes para retirar trozos de metal de su pecho. Salió de cuidado intensivo el miércoles por la tarde, luego de mostrar alguna mejoría

Fuerzas libanesas aceptan que dispararon primero

Deja un comentario

El portavoz del Ejército del Líbano ha confirmado los reportes de Israel de que las fuerzas libanesas dispararon primero durante el choque mortal del martes en la zona fronteriza.
En un comunicado emitido a AFP y citado por el diario libanés Al-Nahar, el vocero dijo que “el Ejército libanés abrió fuego primero contra los soldados israelíes, que entraron en territorio libanés. Esto constituye la defensa de nuestra soberanía y es un derecho absoluto”.
Anteriormente, un alto oficial de Tzáhal dijo que Líbano tiene mucho que perder en caso de que mantener una actitud beligerante y cooperar con Hizboláh.
Abordando la posibilidad de una futura cooperación entre el ejército libanés y Hizboláh, el funcionario militar dijo: “El Gobierno libanés tiene que entender las implicaciones de esto. Como estado, tiene mucho que perder. A fin de cuentas, tienen mucho que pensar sobre el incidente del martes, y parece que ya lo están haciendo”.
El oficial predijo que se restaurará la tranquilidad en la frontera norte tras el choque mortal del martes, pero subrayó que el mismo “es un doloroso y significativo obstáculo en las sensibles relaciones en la frontera norte, entre Tzáhal, FINUL, y el Ejército libanés”.
“Esto puede tener un efecto directo en los períodos de rutina, y sobre todo en tiempos de emergencia”, dijo.
Tzáhal todavía esta analizando los hechos, y oficiales estiman que la emboscada mortal fue orquestada por un oficial de bajo rango y postura radical, pero que sus acciones aparentemente reflejan el espíritu del Ejército libanés.
A pesar de las actuales tensiones, el Ejército dice que seguirá llevando a cabo operaciones similares en los próximos días.
“No tenemos el privilegio de parar. Nos enfrentamos a un enemigo que sigue cada movimiento nuestro – y si no actuamos, actuarán contra nosotros”, dijo un oficial del Ejército, en referencia a Hizboláh

El Consejo de Seguridad pide calma en la frontera de Israel y Líbano

El Consejo de Seguridad de la ONU se renio de urgencia para tratar el intercambio de fuego entre los ejércitos de Israel y Líbano en la frontera entre ambos países, en el que han muerto cuatro libaneses y un militar israelí, informó el organismo oficial.
“El subsecretario general de la ONU para Operaciones de Paz, Alain Le Roy, se ha reunido con los miembros del Consejo para informarles del enfrentamiento”, explicó en una conferencia de prensa el portavoz del organismo, Martin Nesirky.
El Gobierno del Líbano, que ocupa en la actualidad uno de los 10 puestos no permanentes del Consejo de Seguridad, ha instado a la comunidad internacional a que presione a Israel para que respete la resolución 1701 que puso fin hace cuatro años a la guerra entre el Ejército de Israel y el grupo terrorista Hizboláh.
Las autoridades israelíes consideran que el choque representa “una flagrante violación” de esa resolución adoptada por el Consejo en agosto de 2006, que ordenó el refuerzo de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) para supervisar el cese de las hostilidades.
Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió contención a los Gobiernos de Israel y Líbano tras el grave enfrentamiento armado en la frontera de ambos países.
Ban solicita a los dos bandos “la máxima contención” y que colaboren con la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) para “consolidar la restauración de la calma” en la zona donde se produjo el intercambio de fuego, según la declaración de Nesirky.
Asimismo, resaltó que los “cascos azules” de FINUL adoptaron medidas inmediatamente tras el estallido de los combates para restaurar la calma y que se ha puesto en marcha una investigación para averiguar las causas del enfrentamiento, explicó Nesirky.

Fuego en el norte: emboscada del Ejército libanés

Deja un comentario

Periodistas y fotógrafos libaneses fueron informados con antelación de la intención de realizar una emboscada a las tropas del Ejército israelí, y por lo tanto estuvieron presentes en el lugar del enfrentamiento mortal del martes entre las fuerzas israelíes y libanesas, aseguran oficiales de las Fuerzas de Defensa de Israel.
La confrontación se produjo después de que un grupo de soldados israelíes que efectuaban operaciones de rutina en un enclave de la zona fronteriza, en territorio israelí, fue atacado por soldados del Líbano. Las tropas israelíes respondieron con disparos, matando a tres soldados libaneses y un periodista local.
El corresponsal muerto, Assaf Abu Rahal, trabajaba el diario Al-Akhbar, afiliado a Hizboláh en Beirut.
Otro periodista, Ali Shuaib de la estación de Al-Manar, también de Hizboláh, fue herido en el incidente y fue llevado al hospital para recibir tratamiento.
Oficiales de Tzáhal hicieron preguntas sobre la presencia de los periodistas, e incluso móviles de transmisión en la escena, aun antes de que se produjera el choque; hecho que refuerza aún más las sospechas de que el incidente fue una emboscada planificada del Líbano.
“Si este incidente no fue planeado de antemano, ¿por qué los comandantes del Ejército libanés se molestaron en enviar a los periodistas a la zona y garantizar que las cámaras estuvieran presentes en el sitio?”, dijo un oficial de Tzáhal.
De acuerdo con informes revelados por oficiales israelíes, las fuerzas de FINUL que visitaron el sitio del enfrentamiento, dijeron que la actividad del Ejército israelí no justificaba el ataque de los soldados del Ejército libanés.

Fuego en el norte: la ONU confirma que el Ejército israelí operaba en su territorio.

Un portavoz de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) ha anunciado que los soldados israelíes que ayer protagonizaron un enfrentamiento fronterizo con tropas libanesas trabajaban en territorio israelí. Según el teniente coronel Naresh Bhatt, los árboles que los soldados israelíes estaban podando se encontraban al sur de la línea azul y, por tanto, en su territorio.
“El anuncio de la ONU hoy corrobora con claridad la versión israelí de los hechos. Nuestra actividad de rutina ayer fue realizada enteramente en el sur de la frontera, del lado israelí, y el Ejército libanés abrió fuego sin ninguna provocación o justificación”, explica un comunicado emitido por Mark Regev, asesor para los medios extranjeros del primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu.
Entretanto, en la zona fronteriza hoy se ha podido ver más actividad de la normal de las tropas israelíes, y según medios locales, los soldados han sido instruidos para responder ante cualquier provocación.
Fuentes militares israelíes confirmaron que las labores para despejar la verja de vegetación continuaron sin incidentes.
Por otro lado, el destacado asesor político del FINUL, Milos Strugar, aseguró a la emisora militar israelí que el Ejército había informado al “FINUL de que iba a llevar a cabo trabajos de mantenimiento” en la frontera.
Israel ha elevado una carta de protesta al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien ayer pidió a las partes que ejercitaran la máxima contención.
“Esos ataques amenazan la estabilidad, la paz y la seguridad en nuestra región”, declaró el encargado de negocios israelí ante la ONU, Daniel Carmon, que aseguró que su país ejercitó su derecho a defenderse de los ataques iniciados por fuerzas libanesas