Dos proyectiles de mortero disparados esta mañana desde la Franja de Gaza contra el Consejo Regional Eshkol contenían fósforo blanco, según revela un examen de la policía.

Los proyectiles cayeron en un espacio abierto sin provocar heridos ni daños materiales.

La brigada de explosivos de la Policía del Néguev analizó los restos de los proyectiles y determinó que contienen fósforo blanco, cuyo empleo en las zonas densamente pobladas está prohibido por la ley internacional. Aquellos que son expuestos a
esa sustancia pueden sufrir graves quemaduras y otros daños.

Durante la Operación Plomo Fundido, los palestinos alegaban que el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) había empleado fósforo blanco durante la ofensiva en Gaza, una afirmación que fue negada por el ejército. En cambio, se ha confirmado, en varias oportunidades, que los palestinos han disparado varias veces proyectiles que contienen esa sustancia peligrosa.

El jefe del Consejo Regional Eshkol, Haim Yalin, señaló que “Esta es la cuarta vez que ellos disparan proyectiles de mortero que contienen fósforo blanco. Nos quejaremos ante las Naciones Unidas, como lo hemos hecho antes, luego que recibamos todos los detalles”.