Boko Haram, el grupo radical islámico que rechaza todo lo occidental

Deja un comentario

Redacción
BBC Mundo
El temor a un incremento de la violencia en Nigeria se ha materializado este fin de semana con la muerte de más de 160 personas tras una oleada de ataques en el norte del país.
El grupo islamista Boko Haram ha asumido la autoría de los ataques cometidos en Kano, la segunda ciudad más poblada del país. Según un portavoz del grupo, estas últimas acciones violentas responden a la negativa de las autoridades de liberar a algunos de sus miembros detenidos
Boko Haram está en pleno enfrentamiento con el gobierno del presidente Goodluck Jonathan, aunque falta consenso sobre si el grupo tiene como objetivo la implantación de un estado islámico en Nigeria.
Según explica Farouk Chothia, de BBC África, los seguidores de Boko Haram tienen como guía el verso del Corán que dice: “Cualquiera que no esté gobernado según las enseñanzas de Alá se encuentra entre los transgresores”.
Boko Haram defiende una versión del Islam que prohíbe a los musulmanes (“haram” significa prohibido) participar en cualquier actividad política o social que tenga vínculos con lo occidental.
Esto incluye votar en las elecciones, vestir camisas y pantalones o recibir una educación secular.
Boko Haram percibe al estado nigeriano como un país gobernado por no creyentes, aún cuando el país tuviera en su momento un presidente musulmán.

Significado de Boko Haram
El nombre oficial del grupo es Jama’atu Ahlis Sunna Lidda’awati wal-Jihad, que en árabe significa “gente comprometida con la propagación de las enseñanzas del profeta y la Yihad”.
Los residentes de la ciudad de Maiduguri, en el noereste del país, donde el grupo nació y tenía su cuartel general, le pusieron el apodo de Boko Haram.
En una traducción libre del idioma local, el Hausa, Boko Haram se puede leer como “la educación occidental está prohibida”.
Boko significa originalmente falso pero pasó a traducirse como educación occidental mientras que haram significa prohibido.

Contra la educación occidental
Desde que el califato Sokoto, que gobernó partes de lo que es ahora el norte de Nigeria, Níger y el sur de Camerún, cayera bajo control británico en 1903, entre los musulmanes de la zona ha habido rechazo a la educación occidental.
Muchas familias musulmanas se niegan a enviar a sus hijos a las “escuelas occidentales” públicas, un problema acrecentado por la élite gobernante que no ve la educación como una prioridad, dice el periodista de la BBC, Farouk Chothia.
En este contexto, el carismático clérigo musulmán Mohamed Yusuf fundó Boko Haram en Maiduguri.
Corría el año 2002 y Yusuf creó un complejo religioso que incluía una mezquita y una escuela islámica, donde familias musulmanas pobres de toda Nigeria y de países vecinos matricularon a sus hijos.
¿Es la educación el único interés de Boko Haram? Hay quienes consideran que no y sostienen que su objetivo político es instaurar un estado islámico, dato que el grupo negó durante las conversaciones de paz del pasado mes de septiembre.
Según aseguraron sus portavoces en aquel momento, Boko Haram lucha por que se haga justicia y se eliminen las desigualdades sociales.

Recrudecimiento de la violencia
En 2009 Boko Haram encadenó una serie de ataques contra estaciones de policía y otros edificios gubernamentales en Maiduguri.
Esto condujo a tiroteos en las calles de la ciudad. Murieron cientos de simpatizantes de Boko Haram y miles de residentes abandonaron el lugar.
Las fuerzas de seguridad lograron el control de la sede central del grupo. Allí capturaron a muchos de sus miembros y detuvieron a su líder Yusuf, quien murió bajo custodia policial.
Su cuerpo apareció en la televisión pública y las fuerzas de seguridad declararon el fin de Boko Haram.
Pero sus miembros se reorganizaron bajo un nuevo líder y en 2010 atacaron una prisión en Maiduguri, de la que liberaron a cientos de partidarios del grupo. La ofensiva se recrudeció como represalia por la muerte de Yusuf.
Hasta hace unos meses, el sello habitual de los ataques de Boko Haram era el uso de hombres armados que desde sus motocicletas disparaban a policías, políticos y cualquiera que criticara al grupo. Esto incluye a clérigos de otras tradiciones musulmanas y un predicador cristiano.
La estrategia cambió y el grupo ha cometido ataques masivos en diferentes partes del norte de Nigeria, con lo que afianza su presencia en la región y aviva las tensiones entre musulmanes y cristianos.
En un vídeo de 15 minutos colgado hace pocas semanas en youtube, el actual líder del grupo, Abubakar Shekau, justificó los ataques contra cristianos y dijo que los hacen como venganza por otros ataques cometidos contra musulmanes.
También aseguró que su grupo no será derrotado por las fuerzas de seguridad.
La preocupación internacional crece conforme aumenta la actividad de Boko Haram. En noviembre del año pasado, el Congreso de Estados Unidos publicó un informe en el que se advierte que Boko Haram es una amenaza emergente para EE.UU. y sus intereses.
El informe dice que Boko Haram puede estar estableciendo lazos con grupos vinculados a Al Qaeda en África, pero el grupo lo niega.

Caldo de cultivo para grupos radicales
Los expertos recuerdan que el norte de Nigeria tiene historial en el surgimiento de grupos similares a Boko Haram y dicen que la amenaza sólo desaparecerá si el gobierno nigeriano consigue reducir la pobreza crónica de la región y construye un sistema educativo que se gane el apoyo de los musulmanes locales.
La táctica del presidente Jonathan se ha calificado de “estrategia del palo y la zanahoria” y ha recibido numerosas críticas de la oposición y otros sectores del país por la falta de resultados.
A pesar de su riqueza en recursos naturales, Nigeria es uno de los países más desiguales del mundo, según Naciones Unidas.
La pobreza del norte, recuerda Farouk Chothia, contrasta con la situación de los estados más desarrollados del sur.
Tener una de las mayores reservas de petróleo no garantiza la riqueza y el bienestar de los habitantes de un país.
La población nigeriana vive con una media de 2 dólares al día. Muchos de los hogares no tienen electricidad ni agua corriente.
Pese a que las reservas petroleras nigerianas se mantienen estables en las últimas décadas, el país no cuenta con refinerías para procesar el petróleo, por lo que se ve forzado a exportar todo su crudo e importar gasolina y otros productos ya refinados.
En este contexto, el gobierno del presidente nigeriano Goodluck Jonathan -que recibe el 80% de sus ingresos del petróleo- despertó la ira de los ciudadanos al eliminar, desde el 1 de enero, el subsidio a la gasolina vigente hasta ahora.
Esta decisión se traduce en un considerable aumento del precio de los combustibles: de 40 a 95 centavos de dólar por litro de gasolina.
Con esta subida, ha aumentado también el precio de los alimentos y el transporte, lo que deja a la población nigeriana en una situación muy delicada.

Irán siempre Irán

Deja un comentario

Ahmadinejad afirma que Irán hará desaparecer a Israel, si ataca
El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, afirmó que cualquier ataque israelí contra Irán supondría la destrucción de Israel, informó la agencia de noticias estatal qatarí, QNA.
En rueda de prensa celebrada en Doha, capital de Qatar, adonde viajó en visita oficial, Ahmadinejad dijo que “cualquier acto militar sionista contra Irán significaría la desaparición geográfica y política de Israel”.
Ahmadinejad reiteró que “Irán está preparado y con capacidad para responder de forma contundente a cualquier agresión”, aunque descartó que Israel o Estados Unidos vayan a atacar la república islámica, ya que “todos los rumores al respecto son una mera guerra psicológica”.
Además, el presidente iraní señaló que “la Administración de Estados Unidos no está en condiciones de entrar en una confrontación con Irán” y consideró que las guerras que Washington ha llevado a cabo en Irak y Afganistán no han sido “realistas”, sobre todo, tras su repliegue del país árabe.
Respecto al diálogo directo de paz entre israelíes y palestinos, reanudado el pasado día 2 en Washington, Ahmadinejad opinó que no va a ser fructífero.
Israel “tiene expectativas de mantener el diálogo sin resultados para seguir sobreviviendo y no podrá continuar con sus actos en Gaza o en el sur del Líbano, dirigidos contra Irán”, apuntó Ahmadinejad.

Irán paga a talibanes por cada muerte estadounidense

Al menos cinco compañías iraníes están enviando dinero al grupo terrorista islamista en Afganistán con el fin de financiar la lucha contra las potencias occidentales, lideradas por Estados Unidos, según un informe del Sunday Times, que citó a fuentes de los talibanes.
Inteligencia afganas y oficiales talibanes, dijeron que el dinero es transferido por representantes de las empresas iraníes a los a los rebeldes afganos. Oficiales de inteligencia de Occidente creen que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán es la fuerza impulsora detrás de estas empresas.
Según la información proporcionada por un terrorista talibán, el año pasado, Irán pagó 1000 dólares a cualquier persona que matara a un soldado estadounidense y 6000 dólares a cualquiera que destruyera un vehículo del Ejército estadounidense.
En otra noticia, el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, manifestó que los países que se unen a las sanciones de la ONU contra Irán pierden “las enormes oportunidades de trabajar” con este país.
Según la agencia pública iraní de noticias Irna, Mehmanparast hizo esta declaración en reacción a la reciente decisión del gobierno japonés de unirse a las sanciones de la ONU contra Teherán.
“Lamentablemente algunos países presionados por estados Unidos han actuado más allá de las resoluciones ilegales de la ONU contra Irán, pero estas presiones políticas no pueden obligar a Irán a renunciar sus derechos”, consideró Mehmanparast.
El Gobierno de Japón aprobó el pasado viernes nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear, que incluyen la congelación de activos vinculados al desarrollo atómico de ese país y una mayor supervisión de sus transacciones financieras.

Ayatola iraní: el Holocausto es una superstición

El gran ayatola iraní Nasser Makarem-Shirazi se unió el sábado el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad en la negación del Holocausto, diciendo que no era más que una “superstición” con la intención de manipular a Occidente y los Estados Unidos.
El ayatola, hablando en la ciudad de Qom, fue citado por la agencia de noticias IRNA. Shirazi, quien es considerado uno de los grandes gobernantes chiítas en Irán, dijo que el Holocausto era “una superstición. Pero los sionistas dicen que todos los pueblos del mundo deben aceptarlo”.
“La verdad sobre el Holocausto no es clara, y cuando los investigadores quieren determinar si (el evento) es verdad o si los judíos lo han inventado para verse como víctimas, son encarcelados”, dijo.
“Los americanos y los occidentales”, continuó, “se ven afectados por una superstición de reciente aparición como el Holocausto”.
El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad, a menudo se refiere al Holocausto como un mito, una postura que continuamente genera la indignación internacional. Sin embargo, hasta ahora, los clérigos de Teherán se habían abstenido de expresarse con el mismo sentimiento.
Por su parte, la oposición iraní ha criticado repetidamente los reclamos de Ahmadinejad, diciendo que dañan la imagen internacional del país.
La declaración de Shirazi fue hecha un día después del Día de Al-Quds (Jerusalén), tradicionalmente marcado en el último viernes del mes de Ramadán .

La revista Time y su portada impactante

Deja un comentario

Aisha es una joven afgana de 18 años que se transformó en una chica de tapa. La tapa de la Revista Time generará polémica e impacto y, seguramente, su imagen recorrerá el mundo y será un símbolo del desprecio y la irracionalidad.
La foto central muestra a Aisha sin nariz ni orejas. Le fueron cortadas por decreto de los fundamentalistas, después de intentar escapar de la casa de su esposo que la maltrataba.
El verdadero motivo por el que posó para la portada del último número de la revista Time, dice Aisha, radica en la necesidad de denunciar el cruento desprecio que los talibanes tienen hacia las mujeres.
La revista norteamericana plantea en una fuerte tapa la pregunta “¿Qué pasa si dejamos Afganistán?”.
Según la publicación, la joven quiere que “el mundo vea el efecto que el resurgimiento de los talibanes podría tener en las mujeres de Afganistán”. De esta manera se pone en debate en qué escenario podrían quedar los derechos de las mujeres de ese país ante un potencial acuerdo entre los EE.UU. y los talibanes en una búsqueda de rápida paz.
El editor de la revista, Richard Stengel tuvo dudas antes dar el ok final a la edición. “Yo quería asegurarme de que Aisha no perdiera su seguridad y que entendiera lo que significaba su cara en la portada. Ella sabe que se convertirá en el símbolo del precio que las mujeres afganas han tenido que pagar por la ideología represiva de los talibanes”.
En el adelanto de la nota, se lee que el calvario de la joven comenzó una medianoche en la que un grupo talibán de su pueblo golpeó a la puerta. Aisha había intentado fugarse de la casa de la familia de su marido, quien la golpeaba.
Ella dice; “Si no lo hubiera hecho, habría muerto”. Aquella noche, un comandante talibán no dudó en materializar el castigo. Su cuñado la sostuvo y su marido le rebanó la nariz y las orejas, como escarmiento. Un demencial escarmiento. Una inhumana acción que Aisha quiere mostrarle al mundo a través de esta denuncia.
TN
La tapa es absolutamente inquietante e indignante. Me cuesta entender cómo pueden seguir existiendo estas guerrillas fundamentalistas que siguen causando tanto dolor a la sociedad, específicamente a las mujeres afganas (y de tantas otras sociedades).

El fanatismo islámico visto por un superviviente del Holocausto

Deja un comentario

PARA REFLEXIONAR
Ésta es una de las mejores explicaciones de la situación de los musulmanes terroristas que he leído. Sus referencias a la historia pasada son precisas y claras. No muy largo, fácil de entender, y vale la pena. El autor de este mensaje es el Dr. Emanuel Tanay, un psiquiatra conocido y muy respetado.

El punto de vista del islam de un sobreviviente del Holocausto

Un hombre cuya familia pertenecía a la aristocracia alemana antes de la Segunda Guerra Mundial, era dueño de un gran número de industrias y haciendas. Cuando se le preguntó cuántos en el pueblo alemán eran verdaderos nazis, la respuesta que dio puede guiar nuestra actitud hacia el fanatismo.

“Muy pocas personas eran nazis verdad-dijo-, pero muchos disfrutaron con el retorno del orgullo alemán, y muchos más estaban demasiado ocupados para preocuparse. Yo fui uno de los que sólo pensaba que los nazis eran un puñado de tontos. Así, la mayoría se sentó cómodamente y dejó que todo sucediera. Luego, antes de que nos diéramos cuenta, nos poseyeron, perdimos el control, y el fin del mundo había llegado. Mi familia lo perdió todo. Terminé en un campo de concentración y los Aliados destruyeron mis fábricas.”

Los “expertos y cabezas pensantes” nos dicen una y otra vez que el Islam es la religión de la paz y que la gran mayoría de los musulmanes sólo quieren vivir en paz. Aunque esta afirmación no cualificada puede ser verdad, es
totalmente irrelevante. No encierra nada, la intención es hacernos sentir mejor, disminuir de alguna manera el espectro de fanáticos que arrasan en todo el mundo en nombre del Islam.

El hecho es que son los fanáticos los que mandan en el Islam en este momento en la historia. Son los fanáticos los que hacen las marchas.. Son los fanáticos los que emprenden cualquiera de las 50 guerras bélicas de todo el mundo. Son los fanáticos los que, sistemáticamente, masacran a los cristianos o grupos tribales en África y poco a poco toman posesión de todo el continente, en una oleada islámica. Son los fanáticos los que ponen bombas, decapitan, asesinan, o matan por honor. Son los fanáticos los que toman mezquita tras mezquita. Son los fanáticos los que celosamente difunden la lapidación y cuelgan a las víctimas de violación y los homosexuales. Son los fanáticos los que enseñan a sus jóvenes a matar y a convertirse en terroristas suicidas.

La dura cuantificable realidad es que la mayoría pacífica, la mayoría silenciosa, es cobarde y se doblega.

La Rusia comunista estaba formada por rusos que sólo querían vivir en paz, sin embargo, los comunistas de Rusia fueron responsables del asesinato de cerca de 20 millones de personas. La mayoría pacífica era irrelevante. La inmensa población de China también era pacífica, pero los comunistas chinos lograron matar a una asombrosa cifra de 70 millones de personas.

El individuo japonés medio antes de la Segunda Guerra Mundial no era un belicista sádico. Sin embargo, Japón asesinó y masacró a su paso por el sudeste asiático en una orgía de muerte que incluyó el asesinato sistemático de 12 millones de civiles chinos, la mayoría asesinados por la espada, una pala, una bayoneta.

¿Y quién puede olvidarse de Rwanda, que acabó en una carnicería. ¿No se podía decir que la mayoría de los ruandeses eran ‘amantes de la paz?

Las lecciones de la historia son con frecuencia increíblemente simples y contundentes, sin embargo, a pesar de todos nuestros poderes racionales, muchas veces perdemos el punto más básico y sencillo:

Los musulmanes amantes de la paz se han hecho irrelevantes con su silencio.

Los musulmanes amantes de la paz se convertirán en nuestros enemigos si no alzan la voz, porque como mis amigos de Alemania, despertarán un día y dsecubrirán que los fanáticos se han apropiado de ellos, y el fin de su mundo habrá comenzado.

Los alemanes, los japoneses, los chinos, los rusos, los rwandeses, los serbios, los afganos, los iraquíes, los palestinos, los somalíes, los nigerianos, los argelinos amantes de la paz, y muchos otros han muerto debido a una mayoría pacífica que no dijo nada hasta que fue demasiado tarde.

En cuanto a nosotros, que vemos desarrollarse los acontecimientos, debemos prestar atención al único grupo que cuenta – el de los fanáticos que amenazan nuestra forma de vida.

Por último, cualquiera que dude de que la cuestión es grave e ignore este mensaje y no lo reenvíe estará contribuyendo a la pasividad que permite que el problema se expanda. Por lo tanto, haga un esfurzo y envíe esto una y otra vez y siga enviándolo! Esperemos que miles de personas, en todo el mundo, lean esto, mediten en ello, y lo reenvien – antes de que sea demasiado tarde.