Por Aurora Digital

El ministro de Defensa Ehud Barak iniciará entrevistar a los candidatos para la posición de comandante en jefe del Ejército, seis meses antes de que el jefe actual termine su mandato. Desde el entorno del teniente general Gabi Ashkenazi (ambos en la foto), creen que la movida es otro de los intentos de Barak para debilitar a Ashkenazi.
Allegados del jefe de Tzáhal creen que la ronda de entrevistas es perjudicial para Ashkenazi y no es necesaria en la etapa actual, ya que podría llevarse a cabo en una fecha posterior. También afirman que Barak esta motivado por consideraciones personales, y no profesionales, en la determinar al sucesor de Ashkenazi tan temprano.
Fuentes del Ministerio de Defensa, sin embargo, afirman que los planes para el futuro del Ejército no se podrían haber evitado desde el momento en que se decidió que Ashkenazi se retirará después de completar el período de cuatro años.
Las mismas fuentes señalaron que la selección de un nuevo comandante en jefe era un paso importante antes de comenzar a seleccionar el personal general. En su declaración del miércoles, Barak dijo que la nueva ronda de entrevistas se coordinó con el jefe de la Oficina de Personal, y no con Ashkenazi mismo – otro ejemplo de la “mala relación” entre las oficinas.
El jefe del Comando Central el mayor general Avi Mizrahi será el primer candidato para reunirse con Barak, hoy jueves, como parte de la ronda de entrevistas, y se cree que no cuenta con grandes posibilidades de ser nombrado.
Los otros cuatro candidatos son el subcomandante en jefe del Ejército, general Benny Ganz; el jefe del Comando Sur, mayor general Yoav Galant; jefe del Comando Norte, mayor general Gadi Eisenkot; y el agregado militar en Washington, mayor general Gadi Shamni.
La carrera se centrará en Ganz, Galant y Eisenkot, con Galant como favorito según las últimas estimaciones.