Al menos 20 cohetes lanzados desde Gaza por las Brigadas Al Quds, el brazo armado de la Yihad Islámica, y otros grupos palestinos impactaron hoy en diferentes zonas del sur y el centro de Israel en respuesta al ataque de la aviación israelí en el sur de la franja, que causó cinco muertos palestinos.

Dos ciudadanos israelíes resultaron ligeramente heridos por algunos de los cohetes, que cayeron esta tarde en las localidades de Ashdod, Gan Yavne, Eskhol y Ber Sheva, según la edición digital del diario “Haaretz”.
En Ashdod, ciudad costera situada a unos 30 kilómetros al sur de Tel Aviv, impactaron cuatro cohetes, uno de ellos cerca de un edificio de viviendas, causando heridas leves a un ciudadano y el incendio de algunos vehículos.
En esa misma ciudad otro cohete cayó en el patio de una escuela, aunque no causó daños materiales ni personales.
Otro proyectil explotó en la localidad de Gan Yavne, cercana a Ashdod, y causó heridas leves de metralla en las piernas a un hombre de 40 años.
Dos cohetes más cayeron en las cercanías de Eshkol, al noroeste del desierto del Neguev, sin provocar daños, y más tarde otro cerca de la ciudad de Ber Sheva.
Según informan los medios israelíes, los sistemas de defensa antiaérea consiguieron interceptar varios cohetes antes de que cayeran en Ber Sheva, la capital del desierto del Neguev, al este de la franja de Gaza.
El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, aseguró esta tarde que su Gobierno “no busca una confrontación con los palestinos y no quiere tensar la situación” pero advirtió de que “no tolerará más ataques” contra Israel “sin una respuesta”.
“Espero que los ataques cesen esta noche con la ayuda de los países vecinos, la comunidad internacional y la Autoridad Palestina, de lo contrario habrá ya consecuencias en los próximos días”, dijo Lieberman.
Varios grupos palestinos reivindicaron esta tarde el lanzamiento de docenas de cohetes y proyectiles de mortero sobre el sur y el centro de Israel.
En un comunicado enviado a los periodistas en Gaza, las Brigadas Al Quds reivindicaron el lanzamiento de varios cohetes de largo alcance Grad de fabricación rusa sobre Ashdod y Gan Yavne.
Asimismo, indicaron que se trata de una primera fase de la respuesta al ataque de la aviación israelí de hoy contra un campo de entrenamiento de las Brigadas en la ciudad de Rafah, en el sur de la franja de Gaza, que causó cinco muertos y tres heridos entre sus activistas.
Los brazos armados de otros dos grupos palestinos, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), anunciaron igualmente que han lanzado cohetes y proyectiles de mortero hacia el sur de Israel.
Entre los muertos del ataque israelí horas antes contra el campo de entrenamiento de Rafah figura Ahmed Sheij Jalil, un veterano dirigente de las Brigadas Al Quds, que amenazaron con una “fuerte, contundente y pronta” respuesta a la muerte de sus activistas.
Entretanto, Nabil Abu Rudeina, portavoz de la Presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), llamó hoy a la contención a los grupos armados de Gaza para “no dar a Israel una oportunidad para llevar la guerra a la franja e intensificar el bloqueo sobre ella”.
Según el Ejército israelí, el grupo de las Brigadas Al Quds atacado en Gaza “se estaba preparando para lanzar cohetes de largo alcance” y era el responsable del lanzamiento de cohetes Grad hacia el sur de Israel el pasado miércoles.