DECALOGO DE LA" HASBARÁ

Deja un comentario

1. La guerra informática es otro campo de batalla y Ud. es parte de el.

2. El derecho de Israel a existir no está sujeto a debate.

3. No acepte una división entre Israel y el Pueblo Judío. Son uno solo, unidos y dependiendo uno del otro para sobrevivir.

4. La “Hasbará” no se identifica con un partido político específico o doctrina ideológica. Apoyamos al Estado de Israel y sus instituciones.

5. Nuestra meta es convencer a los indecisos y evitar perder tiempo con nuestros enemigos.

6. Use hechos confirmados para la “Hasbará”, cada vez que ello es posible.

7. Use un lenguaje cortés e información de fuentes fidedignas.

8. Céntrese en los puntos débiles de la argumentación de su opositor.

9. Use el prestigio de la tolerancia de Israel como arma a esgrimir.

10. Todo aquel que desea ayudar, sin distinción de religión, ideología o inclinación sexual es muy bienvenido.

Autores en ingles: Yehuda Franki Meinhardt y David Guy.
Traduccion: Moshe Biran

Oriente en el Medio: Programa 1

Deja un comentario

Un nuevo proyecto de Hasbara llamado “Oriente en el Medio“, acaba de ser inaugurado!!!

Se trata de un proyecto independiente creado por la necesidad de transmitir de forma rápida y sencilla las noticias sobre la región conocida como ‘Medio Oriente’.

Suelen difundirse en su mayoría las consecuencias de la violencia que se lleva a cabo desde hace décadas, pero no así sus causas y otros puntos de vista; como tampoco los aportes que generan al mundo respecto a la tecnología, la medicina y la energía renovable entre tantos otros.

Nuestro objetivo es formar una base ágil de consulta de información sobre los acontecimientos más relevantes de Medio Oriente. Nos interesa sobre todo destacar la importancia de ser constantes en la lectura de los sucesos, dada la complejidad del conflicto en esa zona.

Otro de nuestros fines es modificar los preconceptos creados acerca de Israel, con motivo de su asociación con las guerras.
No es habitual la promoción de sus logros en distintos ámbitos, entre los que sobresalen gran cantidad de Premios Nobel, avances tecnológicos que cambiaron el mundo y la colaboración con distintos países para su desarrollo cuando más lo precisaron.

En este portal se podrá encontrar periódicamente un resumen de los sucesos más relevantes del momento, recopilados en sólo 5 minutos. Destacamos que no es nuestro propósito la formación de expertos conocedores de la temática a través de la mera observación del video.

El tiempo implicado es sin lugar a dudas reducido en relación a la cantidad de información generada por los hechos de esa zona. Por lo tanto se intenta sencillamente crear el incentivo para la búsqueda, indagación y profundización de cada uno de los contenidos abordados.

Programa N°1

http://www.youtube-nocookie.com/v/IXYNm5bwJjU?version=3&hl=es_ES

Queremos felicitar esta nueva iniciativa y desearles la mejor de las suertes!!!

Israel es un Estado Canalla

Deja un comentario

Israel es un Estado Canalla
Gabriel Latner
UN Watch Briefing, Vol. 264, 19 de noviembre de 2010

Este notable discurso fue pronunciado por Gabriel Latner, un estudiante de Cambridge, de 19 años de edad, en un reciente debate de la Sociedad de Debates de la prestigiosa universidad. UN Watch se enorgullece en anunciar que el Sr. Latner vendrá a las Naciones Unidas en 2011 como becario en nuestra organización.
El debate de Cambridge se centró en la propuesta que “Israel es un Estado canalla”, que corresponde a Lauren Booth, de Inglaterra, una ferviente opositora a Israel, que trabaja para el canal de televisión mundial estatal de Teherán y que recientemente se convirtió al islamismo en una visita a Irán. En el debate, estuvo acompañada por Mark McDonald, fundador de los Amigos Laboristas de Palestina, oponiéndose al Sr. Latner.
The Irish Independent ha dicho que el discurso del Sr. Latner es “la defensa de Israel más brillantemente audaz desde que Moisés dividió el Mar Rojo”.
________________________
Israel es un Estado Canalla
Gabriel Latner

Ésta es una guerra de ideales y los otros oradores presentes esta noche son, con todo derecho, idealistas. Yo no lo soy. Yo soy realista. Estoy aquí para ganar. Tengo un único objetivo esta tarde: lograr que la mayor parte del público salga por la puerta del “sí”.

Me enfrento a un reto singular: muchos de ustedes, si no todos, han tomado partido. Este tema polariza demasiado la opinión para que la gran mayoría no tenga una opinión formada. Estaría dispuesto a apostar que la mitad de ustedes apoya firmemente la propuesta a debate, y la mitad se opone firmemente a ella.

Quiero ganar, y estamos destinados a un empate. Estoy tentado de hacer lo que mis compañeros, los demás oradores, van a hacer: un simple refrito de todo lo que de malo ha hecho el gobierno israelí, con la intención de satisfacer a quienes están de acuerdo con ellos. Y tal vez culpabilizar a los escasos indecisos presentes para que voten a favor de la propuesta o, más exactamente, en contra de Israel.

Sería muy fácil torcer el sentido y el significado de las “leyes” internacionales para hacer que Israel parezca un estado criminal. Pero eso ha sido hecho hasta los límites más extremos.

Sería más fácil aún apelar a vuestra simpatía con historias personalizadas del sufrimiento palestino. Y se pueden pronunciar discursos muy elocuentes sobre esas cuestiones.

Pero la verdad es que tratar mal a la gente, sea a sus ciudadanos, sea a los de una nación ocupada, no convierte a un estado en “canalla”. Si lo hiciera, Canadá, EE.UU. y Australia serían todos estados canallas, fundándose en cómo tratan a sus poblaciones indígenas. El tratamiento que Gran Bretaña da a los irlandeses, la calificaría fácilmente para motejarla del mismo modo. Estos argumentos, aunque emocionalmente satisfactorios, carecen de rigor intelectual.

Más importante aún: simplemente, no creo que podamos ganar con esos argumentos. No van a cambiar los números. La mitad de los presentes estará de acuerdo con ellos, la otra mitad no. Así que voy a probar algo diferente, algo un tanto alejado de la ortodoxia.

Voy a tratar de convencer a los sionistas acérrimos y partidarios de Israel, aquí, esta noche, para que voten afirmativamente por la propuesta. Al final de mi intervención, habré presentado cinco argumentos a favor de Israel que demostrarán que Israel es, si no un “estado canalla”, al menos “pícaro”.

Quiero ser claro. No voy a sostener que Israel es “malo”. No voy a sostener que no merece existir. No voy a sostener que se comporta peor que cualquier otro país. Sólo voy a argumentar que Israel es “canalla”.

La palabra “canalla” ha llegado a tener connotaciones excepcionalmente condenatorias. Pero la palabra en sí es valorativamente neutral. El Diccionario Oxford de Inglés define canalla como “aberrante, anormal, fuera de lugar, que ocurre (especialmente en forma aislada) en un lugar o tiempo inesperado”, a la vez que un diccionario de una institución mucho más grande da esta definición: “comportarse de maneras que no se esperan o no normales, frecuentemente de forma destructiva”.

Estas definiciones, y otras, se centran en la idea de anomalía: lo inesperado o poco común. Usando esta definición, un estado canalla es aquel que actúa de una manera inesperada, poco frecuente o aberrante. Un estado que se comporta exactamente como Israel.

El primer argumento es estadístico. El sólo hecho de que Israel sea un Estado judío lo hace lo bastante anómalo como para ser llamado Estado canalla: hay 195 países en el mundo. Algunos son cristianos, algunos son musulmanes, algunos son seculares. Israel es el único país judío del mundo. O, para hablar en términos matemáticos por un momento, la probabilidad que tiene cualquier estado, elegido al azar, de ser judío es de 0,0051. En comparación, la probabilidad de ganar al menos £10 con un billete de lotería del Reino Unido es de 0,017: más del doble. La condición judía de Israel es una aberración estadística.

El segundo argumento concierne al humanitarismo de Israel y, en particular, a la respuesta de Israel ante una crisis de refugiados. No ante la crisis de los refugiados palestinos —porque estoy seguro de que los demás oradores la cubrirán—, sino ante la cuestión de los refugiados de Darfur. Todo el mundo sabe lo que ocurrió y sigue ocurriendo: en Darfur hay un genocidio, quieran o no las Naciones Unidas y la Liga Árabe denominarlo de ese modo. (De hecho, espero que el Sr. Massih sea capaz de hablar acerca de eso: en realidad, es algo así como un experto en lo que respecta a la crisis en Darfur; de hecho, es su experiencia la que le ha hecho indicado para representar al ex dictador de Sudán, mientras está siendo investigado por la Corte Penal Internacional.)

Se ha producido un éxodo masivo de Darfur, los oprimidos buscan seguridad. No han tenido mucha suerte. Muchos se han ido hacia el norte, a Egipto, donde son tratados de manera despreciable. Los valientes hacen una carrera por el desierto, intentando llegar a Israel. No sólo se enfrentan a las amenazas naturales de la península del Sinaí, sino también a los soldados egipcios que patrullan la frontera y los utilizan para practicar tiro al blanco. ¿Por qué se arriesgan?
Porque en Israel se los trata con compasión —se los trata como a los refugiados que son—, actitud de la que tal vez sea culpable la memoria cultural de genocidio de Israel. El gobierno israelí ha ido muy lejos, hasta el punto de conceder la nacionalidad a varios cientos de refugiados de Darfur. Esto, por sí sólo, sitúa a Israel aparte del resto del mundo.

Pero la verdadera clave de la diferencia es la siguiente: las FDI envían soldados y médicos a patrullar la frontera con Egipto. Los envían en busca de refugiados que intentan cruzar a Israel. No para enviarlos de vuelta a Egipto, sino para salvarlos de la deshidratación, del agotamiento por calor y de las balas egipcias.

Comparen esto con la reacción de EE.UU. ante la inmigración ilegal a través de su frontera con México. El gobierno estadounidense ha arrestado a particulares por haber dado agua a los que cruzaban la frontera y que se estaban muriendo de sed, y aquí el gobierno de Israel envía a sus soldados para salvar a los inmigrantes ilegales. Llamar anómalo a ese tipo de comportamiento es quedarse corto.

Mi tercer argumento es que el gobierno israelí se dedica a una actividad que el resto del mundo rechaza: negocia con terroristas. Olvídense del ex Presidente de la OLP, Yasser Arafat, un hombre que murió con sangre en las manos: Israel está en el proceso de negociación con terroristas en estos momentos. Yasser Abed Rabbo es uno de los negociadores líderes de la OLP que ha sido enviado a las conversaciones de paz con Israel. Abed Rabbo fue también líder del FPLP, una organización de “luchadores por la libertad” que, bajo la dirección de Abed Rabbo, se dedicaba a la promoción de actividades por la libertad tales como el asesinato de 22 estudiantes israelíes de secundaria.

Y el gobierno israelí envía delegados a sentarse en una mesa con este hombre, y a hablar de paz. Y el mundo aplaude. Nunca verán al gobierno español en conversaciones de paz con los líderes de la ETA, ni el gobierno británico negociaría nunca con Thomas Murphy. Y si el presidente Obama se sentara a hablar de paz con Osama Bin Laden, el mundo lo vería como una locura. Pero Israel no puede hacer exactamente lo mismo y ganarse el reconocimiento internacional en el proceso. Ésa es la definición que da el diccionario de “canalla”: comportarse de una manera inesperada o no normal.

Otra parte de la definición del diccionario es el comportamiento o actividad “que ocurre en un lugar o tiempo inesperado”. Cuando se compara a Israel con sus vecinos regionales, se pone de manifiesto hasta qué punto Israel es canalla. Y aquí está el cuarto argumento: Israel tiene un historial de derechos humanos mejor que cualquiera de sus vecinos. Jamás, en ningún momento de la historia, ha habido un estado democrático liberal en Medio Oriente, excepto Israel. De todos los países de Medio Oriente, Israel es el único donde la comunidad gay y lesbiana disfruta de cierta, pequeña, igualdad.

En Kuwait, Líbano, Omán, Qatar y Siria, la conducta homosexual se castiga con azotes, encarcelamiento, o ambas cosas. Pero los homosexuales están ahí un poco mejor, en comparación con sus homólogos de Irán, Arabia Saudita y Yemen, donde son condenados a muerte. Los homosexuales israelíes pueden adoptar, servir abiertamente en el ejército, efectuar uniones civiles, y están protegidos por una legislación anti discriminatoria en términos excepcionalmente enérgicos. Le gana a una sentencia a muerte. De hecho, le gana a Estados Unidos.

La protección de las libertades civiles de los ciudadanos de Israel se ha ganado el reconocimiento internacional. Freedom House es una ONG que emite un informe anual sobre democracia y libertades civiles en cada uno de los 195 países en el mundo. Califica a cada país como “libre”, “parcialmente libre” o “no libre”. En Medio Oriente, Israel es el único país que ha obtenido la calificación de país “libre”. No es de extrañar, dado el nivel de libertad que se les otorga a los ciudadanos de Líbano, digamos —un país calificado como “parcialmente libre”—, donde hay leyes contra periodistas que critican, no sólo al gobierno libanés, sino también al régimen sirio. Espero que la Sra. Booth hable acerca de esto, dada su experiencia laboral como “periodista” para Irán.

Irán es un país calificado como “no libre”, lo que lo sitúa junto a China, Zimbabwe, Corea del Norte y Myanmar. En Irán, como espero que la Sra. Booth diga en su discurso, existe un “Tribunal de Prensa”, que procesa a los periodistas por delitos atroces, tales como criticar al Ayatollah, informar sobre historias que dañen los “fundamentos de la república islámica”, usar “fuentes sospechosas” (es decir, occidentales) o insultar al Islam. Irán es el líder mundial en términos de periodistas encarcelados, con 39 periodistas (que sepamos) en la cárcel en 2009. También expulsaron a casi todos los periodistas occidentales durante las elecciones de 2009. (No sé si la Sra. Booth se vio afectada por ello.)

Supongo que, en realidad, no podemos esperar otra cosa de una teocracia. Que es lo que son la mayoría de los países de Medio Oriente. Teocracias y autocracias. Pero Israel es la exclusiva, la única, la canalla democracia. De todos los países del Medio Oriente, sólo en Israel las protestas contra el gobierno no son aplastadas y no se censura la información.
Tengo un argumento final —el último clavo en el ataúd de la oposición—, y está sentado justo al otro lado del pasillo. La presencia del Sr. Ran Gidor aquí es la única prueba que a cualquiera de nosotros debería bastarle para decir, con toda confianza, que Israel es un estado canalla. Para aquellos de ustedes que nunca han oído hablar de él, el Sr. Gidor es un consejero político agregado a la embajada de Israel en Londres. Es el tipo que el gobierno israelí envió para que lo represente en las Naciones Unidas. Sabe lo que está haciendo. Y está aquí esta noche. Y es increíble.
Consideremos, por un momento, lo que significa su presencia aquí. El gobierno de Israel ha firmado el permiso para que uno de sus representantes diplomáticos, de alto nivel, participe en un debate sobre su legitimidad. Eso es notable.
¿Creen, por un minuto, que algún otro país haría lo mismo? Si en la Sociedad de Debates de la Universidad de Yale se debatiera la propuesta “Esta casa cree que Gran Bretaña es un estado racista y totalitario que le ha hecho un daño irrevocable a los pueblos del mundo”, ¿Gran Bretaña permitiría participar a alguno de sus funcionarios? No.
¿Participaría China en un debate sobre el status de Taiwán? Nunca.
Y no hay absolutamente ninguna posibilidad de que se le permita a un funcionario del gobierno estadounidense participar en un debate acerca del trato a los prisioneros en la Bahía de Guantánamo.
Pero Israel ha enviado al Sr. Ran Gidor para discutir esta noche con una “periodista” estrella de la televisión pseudo realista, y conmigo, un estudiante de derecho de 19 años de edad, totalmente no calificado para hablar sobre el tema en cuestión.
Todos los gobiernos del mundo deben de estar riéndose de Israel en este momento, porque olvidó la regla número 1: nunca hay que añadirles credibilidad a los chiflados mezclándose con ellos. Es la misma razón por la que no veremos a Stephen Hawking ni a Richard Dawkins debatir con David Icke. Pero Israel está haciendo precisamente eso. Una vez más, comportándose de una manera inesperada o no normal. Comportándose como un Estado canalla.
Éstos son los cinco argumentos dirigidos contra los partidarios de Israel. Pero me quedan uno o dos minutos. Y he aquí un argumento para todos ustedes: Israel, deliberada y enérgicamente, no tiene en cuenta el derecho internacional. En 1981 Israel destruyó Osirak, el laboratorio para la bomba nuclear de Sadam Hussein. Todos los gobiernos del mundo sabían que Hussein estaba construyendo una bomba. Y no hicieron nada. A excepción de Israel. Sí, al hacerlo, violó la ley y la costumbre internacional. Pero también nos salvó a todos de un Irak nuclear.
Esa acción canalla debería otorgarle a Israel un lugar de respeto a los ojos de todos los pueblos amantes de la libertad. Pero no es así. Pero esta noche, mientras nos escuchan parlotear, quiero que recuerden algo: mientras ustedes están aquí, el Irán de Jomeini está trabajando en la bomba. Y si son honestos con ustedes mismos, saben que Israel es el único país que puede hacer, y hará, algo al respecto. Israel, por necesidad, actuará de una manera que no responde a la norma, y será mejor que esperen que lo haga de forma destructiva. Cualquier persona sana preferiría un Israel canalla a un Irán nuclear. Excepto la Sra. Booth.
El autor, un estudiante de derecho de la Universidad de Cambridge, en 2011 será becario en UN Watch.

Traducido para porisrael.org
por Jose Blumenfeld
Difusión: http://www.porisrael.org

Solo Israel

Deja un comentario

Una pianista de 22 años del asentamiento de Gush Etzion de Neveh Daniel se ha convertido en el ultimo fenomeno de YouTube con su cancion de esclarecimiento pro-Israel “Solo Israel” (Rak Israel).
Yedida Freilich, una estudiante de composición en la Academia Rubin de Música y Danza de la capital, escribió la triste balada para piano junto con su padre, Gabby, y su hermano de Yuval, tras el incidente de la flotilla de Gaza el mes pasado. En sólo dos semanas, el vídeo ha atraído a más de 350.000 visitas en YouTube y convirtió en una celebridad a Freilich en los círculos nacionalistas.
“La cancion surgio por casualidad”, dijo Gabby Freilich al The Jerusalem Post esta semana desde Australia, donde visitaba a su familia. “Uno de los proyectos de Yedida en la escuela era componer una pieza musical para una canción política. Resultó que la asignación cayo en la misma semana que la flotilla. “
Freilich dijo que fue movido a escribir la letra después de ver la reacción del mundo ante la incursión de Tzahal en el Mavi Mármara, que dejó nueve pasajeros muertos.
“Yedida, yo mismo y mi hijo Yuval nos sentamos a la mesa de la cocina, y yo puse algunas letras en Inglés, y ellos añadieron algo de hebreo y juntamos lo que queríamos decir – básicamente otras naciones pueden hacer lo que es de su interés, pero sólo Israel no puede hacerlo “, dijo.
-Entonces Yedida le puso la música.
No le tomó mucho tiempo “.
El video clip de su conmovedora interpretacion en piano y voz, con letra cambiando del Inglés al Hebreo, se complementa con imágenes de los cohetes Kassam, de Gilad Shalit, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, el juez Richard Goldstone y el Mavi Mármara.
Freilich dice que la letra denuncia la doble moral a la que Israel se enfrenta al tratar de defenderse, e incluye coplas como “Ocho mil cohetes no es una excusa / atacantes suicidas, todo es más que una estratagema” y un coro hebreo de “Darfur es ignorada, las tropas rusas en Chechenia, sólo Israel no tiene derecho a defenderse, porque al mundo no le importa nada acerca de la sangre judía “.
“Era obvio para mí que esta era una cancion de hasbará [diplomacia pública]. Nuestros esfuerzos en explicar lo que pasó con la flotilla eran tan terribles, y esto explicaba tan bien nuestras posiciones, yo sabía que tenía que salir en YouTube”, dijo Freilich.
Encontró un videógrafo profesional, Daniel Sass, que ofrecio voluntariamente su tiempo, y juntos escogieron las imágenes y produjeron el clip.
Freilich insistió en que la canción apareciera con subtitulos en Ingles, Hebreo y Arabe.
“Pensé que era importante que los árabes fueran capaces de entenderlo”, dijo.
“Creo que es una canción poderosa y una gran melodía. Yedida canta desde el corazón. Usted puede decir que ella está involucrada en la letra y la interpretacion, porque es parte de su vida – sus amigos y su familia están involucrados. “
Yedida crecio en Neveh Daniel – una comunidad de unos 1.500 habitantes al sur de Jerusalén con una gran población anglo-parlante religiosa – donde Freilich y su esposa se mudaron poco después de emigrar desde Sydney hace 25 años. El dijo que Yedida, una de sus seis hijos, comenzó a tocar el piano cuando tenía dos años de edad. Asistió a la secundaria Rubin Academy y fue parte de una banda Tzahal durante su servicio militar.
“Donde quiera que hubiera un puesto de soldados, su idea era tener un grupo y salir a tocar allí.
Ella ha tocado en todas las fronteras, ya sea para un puñado de soldados o mil. Fue elegida para tocar en una reunión del Palmaj ante 12.000 personas, y toco en Auschwitz para los oficiales de la Academia Militar de la Nación “, dijo Freilich.
Él no estaba sorprendido por la repentina popularidad de “Sólo Israel”, atribuyéndola a no sólo al mensaje de la letra, sino a la actuacion no afectada, emocional de Yedida.
“Yedida es una muchacha completamente abierta y sincera, y la dicotomía de esas imágenes que se presentan de esa manera, sin tatuajes, luces y flashes, solo su forma de tocar el piano, esa honestidad es transparente, incluso si usted no la conoce- dijo.
Cuando Yedida presentó la canción como su asignación de clase, sin embargo, no tuvo un elogio unánime.
“Algunas personas en la Academia Rubin se sorprendieron bastante. Es un lugar donde nadie cuelga sus banderas políticas.
Yo diría que casi todos resultaron ser un gran apoyo, pero uno de sus primeros mentores estaba horrorizado porque ella escogió la música para presentar un “horrible” mensaje político”, dijo Freilich.
Freilich, un radiólogo, dijo que “Sólo Israel”, fue su primera incursión en la Hasbará.
“Nunca lo había pensado, porque al igual que casi todos los otros israelíes, yo nunca podría decirlo tan bien como las personas que realmente saben de lo que están hablando. Pero yo sabía que mi hija podía decirlo con emoción y desde el corazón mejor que nadie “, dijo.
“Mi esperanza para la canción es que cumpla los objetivos de despertar a las personas y abrirles los ojos a cual es la situación en Israel, y viendo la realidad de lo que estamos enfrentando. Es una realidad que Yedida, sus amigos y todo el país atraviesa. Si hace algo bueno para Israel, eso sería una gran cosa. “

LETRA
Ocho mil cohetes no son excusa
Atacantes suicidas, es todo solo una artimaña
A menos que seas israeli, la defensa propia es un derecho.
Una respuesta del Ejercito judio es fuerza desproporcionada.
Los activistas navegaron para entregar su ayuda,
Efectivo de la Jihad es lo que a ellos se les pago.
Delicias turcas ante los focos de los medios,
Acuchillar no parece justo.
Darfur es ignorado,
Tropas rusas en Chechenia,
Solo Israel no tiene derecho a defenderse,
Porque al mundo no le importa nada de la sangre judia.
En todo el Medio Oriente solo una franja de tierra,
Desde que les dimos Katif, a nadie le importa.
Rodeados de primos fluidos en petroleo
Exigiendo que nosotros rindamos nuestro suelo
Hay un soldado retenido en Gaza Hamastan,
Hambreado y atormentado en la plaza “libre de judios”.
La caravana humanista podria haberle llevado una palabra,
Fue preferida la Cruz Roja de silencio.
Iran se esta volviendo nuclear,
Turquia ocupa Chipre Norte,
Solo Israel no tiene derecho a defenderse
Porque al mundo no le importa nada de la sangre judia.
Los armamentos se derraman en Libano en el norte
Los armamentos se derraman en Gaza en el sur.
Solo Israel no tiene derecho a defenderse,
Porque al mundo no le importa nada de la sangre judia.

La “hasbará” que nos deben

Deja un comentario

“Hasbará” es un concepto que responde a la necesidad de quienes asumen la tarea de explicar algunas operaciones militares y acciones extremas que ha efectuado el Estado de Israel y que han tenido eco desmedido en la prensa mundial dada la magnitud de otros conflictos que sacuden el orbe.
En nuestra época archimediática, pletórica de fenómenos difíciles de calibrar, vemos a la dirigencia israelí en constante defensiva ante la serie de acometidas que se habrán respondido con acierto o con error, pero cuyas secuelas, repetidas hasta el cansancio por los medios audiovisuales y analizadas por una casta intelectual donde abundan sujetos famosos alevosamente anti israelíes, fortalecen una corriente de opinión desfavorable al Estado Judío
En Israel, el ciudadano absorbe un huracán de información autojustificatoria, que analizada por periodistas del estabilishment, en algunos casos nostálgicos de los tiempos de Ben Gurión o Beguin, le alimentan una visión maníquea donde Israel es el centro del mundo, no dependemos de Estados Unidos, sino que su presidente depende de la influencia judía, no hay con quién hablar, con los arabes sólo vale la fuerza, todos están en contra nuestra como siempre.
En un país donde el 1º de mayo, el “Día de los Trabajadores”, es un día comun; donde la mayoría de los asalariados no conocen el salario decimotercero; donde las agencias de colocacion son un pingüe negocio; donde el aumento al salario mínimo se sigue postergando; donde se ha desmontado la idea kibutziana y donde salario mínimo se demora, no así el aumento a nuestros ministros y diputados, y donde el Estado de Bienestar está siendo subrogado por agencias de caridad (las amutot) y por partidos políticos con redes sociales que financia el Estado a la vez que reciben franquicias coalicionarias, en este país se acusa a la izquierda israelí de atentar contra la seguridad nacional.
El israelí, individuo trabajador, familiero, agresivo, irritante en su arrogancia, emocional en sus reacciones y acostumbrado a recibir línea, absorbe toda esta concepción de vida como si fuese un mantra.
Pero la vida es transformación. Aunque no percibamos los cambios porque a veces no sedimentan condiciones nuevas en tiempo presente o creamos que ciertos anuncios no pasarán de lo declamativo, el acontecer político, económico y social va cambiando y modelando nuestra existencia.
Actualmente sufrimos las consecuencia de una crisis económico-financiera que comenzó en Estados Unidos y prosigue en Europa, se forman bloques regionales ante las limitaciones del Estado para sobrevivir en un mundo de intereses extra estatales, nacen alianzas extra continentales, se prevé una crisis alimentaria global de trágicas proporciones.
Estados Unidos, nuestro sostén, se ve obligado a repensar sus relaciones con el mundo musulmán cuya demografía se extiende por todo el planeta (en especial Europa), y sigue siendo su principal referente en materia de suministro de petróleo.
La dificultad que la principal potencia tiene para terminar sus intervenciones militares en Oriente Medio, sumados a sus dificultades financieras, la hacen percibir como en declive, aserto que es discutible, pero en esta región, quien es percibido como debilitándose supone una oportunidad de conseguir nuevas cuotas de poder.
Quiero centrarme en tres factores presentes. que a mi entender no han sido bien evaluados por nuestras capas dirigentes y están influyendo sobre la dirección que toman las presiones actuales.
Estos son: auge sin precedentes de formas políticas alternativas y competitivas al Estado; legitimación y reconocimiento de organizaciones de terror o movimientos de liberación al adoptar estos un canal político formal y uso del principio de Jurisdicción Universal por varias cortes europeas.

Por Daniel Gelbert
ymang40@hotmail.com

Para Aurora Digital

ADL a Ban Ki-Moon: La ONU debe desmantelar al Comite Anti-Israel‏

Deja un comentario

La Liga Anti-Difamacion (ADL) hoy urgio a las Naciones Unidas a desmantelar al fuertemente tendencioso, Comite Anti-Israel de Naciones Unidas, llamandolo la “unica mas prolifica fuente de material que lleva la aprobacion oficial de la ONU que maligniza y desvaloriza al estado judio”.
El Comite sobre el Ejercicio de los Inalienables Derechos del Pueblo Palestino (CEIRPP) fue creado en 1975 y es el unico comite en la ONU dedicado a un pueblo especifico. Ha sido una fuente infame de prejuicio anti-israeli en Naciones Unidas por mas de tres decadas.”El CEIRPP es la unica fuente mas prolifica de material que lleva la aprobacion oficial de la ONU que maligniza y desvaloriza al estado judio”, dijeron Glen S. Lewy, Presidente Nacional de ADL y Abraham H. Foxman, Director Nacional de ADL. “Es crucial que la ONU tome nota del prejuicio que el comite ha llegado a representar y claramente afirme que los prejuicios del CEIRPP no tienen lugar en el sistema de la ONU. Es hora que la ONU desmantele el comite inmediatamente.” Un nuevo informe de ADL, “El Comite de Naciones Unidas sobre el Ejercicio de los Inalienables Derechos del Pueblo Palestino: 35 Años de Demonizar a Israel”, publicado antes de la reunion del comite en Ginebra esta semana, documenta la historia del CEIRPP de resoluciones anti-Israel y acciones desde su inicio hasta hoy dia. En una carta al Secretario-General Ban Ki-moon acompañando el informe, ADL dijo, “La inequivocamente prejuiciosa naturaleza del CEIRPP disminuye el prestigio de la ONU como un socio en la busqueda de paz. Tal prejuicio es diametralmente opuesto a la fundacion misma sobre la cual Naciones Unidas fue establecida, y los objetivos de respeto, aceptacion e inclusion que la ONU debe representar.”De acuerdo a ADL, el CEIRPP patrocina firmemente las resoluciones prejuiciosas y organiza conferencias parcializadas contra Israel. La Liga dijo que el comite representa el “peor ejemplo de prejuicio anti-Israel institucionalizado en las Naciones Unidas”, y que es “ironico que el comite establecido para asegurar los derechos de los palestinos, este exacerbando su situacion para crear obstaculos innecesarios en el camino de la paz y la creacion de un estado palestino.”

La Liga Anti-Difamacion, fundada en 1913, es la organizacion lider mundial combatiendo el antisemitismo a traves de programas y servicios que contrarrestan el odio, el prejuicio y la intolerancia

Hasbará

Deja un comentario

“Toda nueva verdad pasa por tres etapas. Primero, se tiende a ridiculizarla.
Luego, se la ataca violentamente. Finalmente, es evidente por sí misma.”
Arthur Schopenhauer
Durante los últimos años hemos empezado a vivir una atmósfera extraña que parece que nos cegó y no sabemos como actuar.
Parece que desde el antisemitismo medieval a lo que hoy vivimos, nada ha cambiado, sólo el lenguaje. Lo que debería ser prioridad importante para todas las kehilot queda desplazado por “asuntos más urgentes” y cada vez se supera un poco más el umbral de la discriminación. Al permitir ese corrimiento de lo que está bien y lo que no, terminamos aceptando que en un acto por los 61 años de la creación del Estado de Israel, criminales irrumpan con palos a destruir stands y dejar heridos, permitimos que personas encapuchadas desfilen por varias ciudades del país apoyando a Hamas, quemando banderas de Israel y autoproclamándose “Anti-Israelíes” no Antijudíos.
Al oírlos siento que la vieja excusa de “No soy antisemita tengo un amigo judío” es más creíble que escucharlos decir que son antisionistas y que no tienen ningún problema con el pueblo judío, pero luego, nos acusan de que nuestro presidente es Nethanyahu y parece ser que nuestra nacionalidad ya no es reconocida.
Cuando ocurrió el atentado a la Embajada de Israel, se dijo “el ataque fue contra Israel”, cuando ocurrió el atentado a la AMIA, se escucho “podría haberse evitado”, cuando neonazis atacan a jóvenes, destruyen cementerios o aparecen pintadas, se dice “son solo hechos aislados”, ahora que “grupos de izquierda” atacan a personas, destruyen un acto cuyo fin era la convivencia y la paz, la excusa es que “fueron mandados por el gobierno nacional para perjudicar en las elecciones al gobierno porteño”; Entonces definitivamente la paranoia me ha alcanzado, porque yo sólo veo que la Argentina, cada vez está sometida a más antisemitismo, más discriminación, más delincuencia, más odio.
Si ya no se puede organizar actos abiertos a todo el público, si debemos temer cualquier incidente, si nos encerramos cada vez más en nuestras kehilot, entonces algo está mal en nuestro país.
Antes suponíamos que alcanzaba con la educación, que era la manera de prevenir a largo plazo, hoy necesitamos de algo más, los plazos se acortan cada día.
Cuando Elie Wiesel, es insultado en Durban II, por funcionarios iraníes, acosado y lastimado al grito de “SioNazi” y desde nuestra Kehilá se escuchan pocas voces, entonces en algo estamos fallando. Luego de semejante momento, Wiesel declaró: “Esta generación ha perdido la esperanza” y es una lástima que Auschwitz ha dejado de ser una advertencia para ser un precedente. Hace unos años alguien me dijo, si hoy los jóvenes, los madrijim, saben poco de la inquisición, no pretendas que tus nietos les puedan enseñar a sus hijos sobre la Shoá. En ese momento, me sonó fuerte e imposible, pero si hoy, que no han transcurrido 65 años, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial, ya existen personas que aseveran que la Shoa es un invento judío para legitimizar la creación del Estado de Israel, ni hablar lo que puede llegar a ocurrir cuando los últimos sobrevivientes ya no estén con nosotros, para poder contarnos sus historias y retratarnos una mínima pincelada del horror que debieron soportar.
Lamentablemente hay un brote de judeofobia en pura efervescencia y debemos recordar que el nazismo surgió de una de las naciones que hasta ese momento era considerada de las más civilizadas del mundo, una nación que utilizó a sus mejores científicos, a los más capacitados doctores, a personas cultas y de gran conocimiento para cometer el acto más aberrante de la historia de la humanidad. No podemos perdonar declaraciones antisemitas sólo por ser “opiniones”, el derecho de expresión existe, pero el odio no puede recibir validez.
Somos todos responsables de dar lucha a quienes niegan la Shoá y a quienes comparan al Estado de Israel con el nazismo. Debemos tomar un compromiso inquebrantable para no permitir que el olvido intencional, dé paso al antisemitismo y la impunidad. La memoria y la justicia debe mantenerse viva y no permitir que vuelvan a matar a las víctimas, al olvidarlas; no desoír a quienes desean borrar a Israel del mapa, a quienes desean hacerle creer al mundo que somos semejantes a nuestros victimarios.
El pueblo judío siempre fue amenazado de muerte y muchas veces nos llevaron al límite pero siempre resistimos. Resistimos no con grandes ejércitos, no con armas, no con poderosos aliados sino con educación, fe, cultura, historia y la fuerza motora de una juventud comprometida con los valores y tradiciones de un pueblo que perdura y ve caer a quienes lo atacan.
Como herencia tenemos un gran pasado, pero debemos comprometernos para tener un futuro.
La Shoá fue un crimen contra la humanidad, fue un crimen contra todos, no sólo contra los judíos.
Siempre nos preguntamos cómo pudo ocurrir semejante tragedia, cómo nadie lo evitó, cómo el mundo no se levantó y lo detuvo.
Aunque los nazis no se encuentren al poder, nuevos líderes parecen emularlos. Parece que 6 millones de muertos no fueron suficientes, que miles de atentados no significan nada y es por eso que aunque estemos solos debemos enfrentar a los Hitler, Ahmadinejad y demás asesinos que el mundo produzca.
Elie Wiesel declaró “Pensé que el antisemitismo había muerto en Auschwitz. Luego me di cuenta de que sólo los judíos murieron allí”, la pregunta es ¿a quién albergarán los próximos Auschwitz y qué estamos dispuestos nosotros a hacer para evitarlo?
La Hasbará debe ser parte de cualquier comunidad, es difícil saber qué hacer, pero al menos debemos juntarnos a discutir, dejar la seguridad de nuestros muros y buscar la manera de confrontar con quienes nos atacan.
Hoy más que nunca deberíamos estar unidos, porque esa es la única forma de que nuestra generación no vuelva a perder la esperanza…

Ari Guerstein

Older Entries