Informó al mundo sobre la barbarie nazi

Deja un comentario

Emanuel Ringelblum (1900 – 1944), uno de los héroes del gueto de Varsovia, nació en la ciudad de Buczacz, Galicia Oriental (ahora Ucrania), el 21 de noviembre de 1900. En 1922, comenzó sus estudios en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Varsovia. Completó su doctorado en 1927. Su tesis se tituló “La temprana historia de los judíos de Varsovia hasta 1527-“. Ringelblum estuvo casado con Yehudit Herman y la pareja tuvo un hijo, Uri.
Durante varios años, Ringelblum, enseñó historia en la Escuela Superior Yehudiya para niñas en Varsovia. Fue editor de revistas académicas sobre la historia de los judíos en Polonia. Desde muy temprana edad, él era miembro de Po’alei Sión, un grupo marxista-sionista.
Ringelblum se unió a la organización judía americana Joint Distribution Comitee en Varsovia en 1930 como empleado a tiempo parcial. Junto con otros miembros del personal de la organización, ayudó a establecer las gemiles khesed kasses, las sociedades de préstamo gratuito, que fueron 870 en 1939.
Después de la ocupación alemana de Varsovia en septiembre de 1939, Ringelblum, junto con un pequeño grupo de amigos, comenzó a grabar con todo detalle lo que estaba sucediendo a los judíos de Varsovia y de los refugiados judíos que entraban a la ciudad. Al darse cuenta de que lo que estaba sucediendo en el gueto no tenía precedentes en la historia judía, Ringelblum quería dejar un registro escrito de la historia del gueto para las generaciones futuras.
Ringelblum reunió a un talentoso grupo de personas, que comprendió una amplia muestra representativa de los judíos de Varsovia, incluyendo a figuras tan diversas como Shimon Huberband, un rabino ortodoxo y Yehuda Feld, un editor de la prensa comunista clandestina. El grupo, conocido por el nombre de “Oneg Shabat-“, se reunía en secreto los sábados por la tarde para informar sobre su trabajo. Bajo la dirección de Ringelblum, ellos recopilaron datos de todo el espectro de la vida en el gueto: la crueldad y la maldad de los alemanes, el hambre en el gueto, las condiciones de vida, las condiciones médicas y sanitarias, las escuelas y las publicaciones clandestinas, los rumores, los chistes, e incluso la vida en la calle.
Ringelblum puso en marcha un importante proyecto para estudiar la experiencia de la mujer judía en el gueto de Varsovia, mientras que, a petición suya, los médicos en el gueto llevaron a cabo un estudio sobre los efectos médicos y psicológicos del hambre. Ringelblum registró la mayor parte de la historia del gueto, se centró en el destino de los líderes comunales e instituciones.
El “Oneg Shabat-“, realizó la crónica de la suerte de los judíos de Varsovia durante el período de las deportaciones desde julio a septiembre de 1942, así como las cámaras de gas en el primer campo de exterminio en Chelmno. Este material fue pasado a la resistencia polaca, que la remitió al gobierno polaco en el exilio, en
Londres. De esta manera, Ringelblum desempeñó un papel importante en la información de las atrocidades alemanas contra los judíos en Polonia llamando la atención del mundo exterior. Durante 1943, Ringelblum participó en la planificación del levantamiento del gueto de Varsovia y también realizó la crónica de los acontecimientos que condujeron a ella.
Los informes y documentos que constituyó “Oneg Shabat-“ fueron enterrados en el gueto en latas de leche y cajas de metal y con planes para su recuperación después de la guerra. Dos secciones del archivo se recuperaron en 1946 y 1950. Una tercera sección nunca se recuperó.
En marzo de 1943, Ringelblum y su familia salieron de contrabando fuera del gueto y se escondieron en el lado “ario-“ de Varsovia bajo un invernadero en el barrio de Ochota, junto con una treintena de otros judíos. Dos días antes de Pésaj en abril de 1943, en vísperas del levantamiento del gueto de Varsovia, Ringelblum entró en el gueto solo. Durante el levantamiento, que comenzó el 19 de abril, y durante varios meses después, no se sabía nada de su paradero. En julio de 1943, se descubrió que lo habían llevado al campo de trabajo de Trawniki. Dos miembros de la resistencia de Varsovia, un no judío y una mujer judía lograron sacarlo de contrabando fuera del campo, disfrazado de trabajador ferroviario polaco y lo devolvieron a Varsovia, donde se reunió con su esposa e hijo.
El 5 de marzo de 1944, Ringelblum fue traicionado por un polaco, y su refugio fue descubierto por los alemanes. Ringelblum, su familia, y todos los demás en el escondite, así como el que los escondió, fueron llevados a la cárcel de Pawiak. La resistencia polaca posteriormente ejecutó a la persona que traicionó al grupo. Ringelblum y su hijo Uri, permanecieron juntos en una celda en la cárcel de Pawiak, mientras que su esposa fue llevada a la celda de las mujeres.

Otro preso en Pawiak, Julián Hirszhaut, se involucró en un intento de mover a Ringelblum, de las células de los condenados a muerte a las células de los presos que iban a ser enviados a Alemania como sastres y zapateros. Se las arregló para entrar en la célula y comunicarle el plan. Al enterarse de que había una oportunidad de rescatarlo, Ringelblum señaló con el dedo a su hijo y le preguntó: “¿Y qué pasará con él? ¿Qué pasará con mi esposa, que está en la sección de mujeres? Hirszhaut escribe en su testimonio: “¿Qué podía responderle? Todos sabíamos muy bien que si teníamos éxito en encontrar a Ringelblum y llevarlo con nosotros como zapatero o sastre, su familia aún estaría condenada al fracaso. Mi silencio le transmitió la verdad, él añadió de inmediato: “Entonces prefiero ir por el camino del Kidush Ha-Shem (la santificación del nombre de Dios), junto con ellos-“.
Ringelblum y su familia fueron fusilados por los alemanes en medio de las ruinas del gueto de Varsovia, en marzo de 1944.

Anuncios

Heroés cubanos

Deja un comentario

Cinco pilotos cubanos transportaron en dos años a Israel a unos 150.000 refugiados judíos en Irak, Irán, India y Yemen, tras la fundación del Estado hebreo en 1948, en un hecho que ha permanecido “inédito durante 60 años”, afirmó este domingo un historiador cubano. “Cinco pilotos de la desaparecida compañía Aerovías Cubanas Internacionales S.A.” transportaron a Israel entre 1951 y 1952 a “cerca de 150.000 judíos”, entre ellos ‘‘unos 115.000 refugiados procedentes de Irak” y “25.000 de Irán”, contó al diario Juventud Rebelde el historiador de la Aviación Rolando Marrón.

También a “algunos centenares de la India y de Yemen”, añadió Marrón, según quien ese “complejo plan” ha “permanecido inédito durante 60 años”.

El historiador explicó que a partir de 1948 comenzaron a llegar a Israel “grandes núcleos de emigrantes desde Europa”, pero “la situación de los judíos en los países árabes era difícil por las históricas confrontaciones”.

Ante la negativa de “los gobiernos árabes a aceptar una migración de judíos por tierra” y la imposibilidad de hacerlo por mar -Egipto bloqueaba el Canal de Suez-, las autoridades de Tel Aviv planearon “una de las emigraciones en masa por avión más grande que recuerda la historia”, enfatizó Marrón.

El traslado fue confiado a la compañía Intercontinental Aérea de Cuba S.A. debido a los “fuertes vínculos de amistad” que unían entonces a “un importante personaje de la misión comercial de Israel en Nueva York” con un empresario cubano, que también era piloto aviador.

“A fines de 1952 decreció considerablemente en Israel el tráfico de inmigrantes judíos” y los cinco pilotos cubanos regresaron a Cuba a comienzos de 1953, puntualizó Marrón.

Fuente: AFP

Extraído de Yad be Yad

La obligación de traerlos a su hogar de descanso final

Deja un comentario

El domingo (Feb. 21), Tzahal conmemoro el Dia de Recordacion para los Soldados de Tzahal Caidos con lugares de entierro desconocidos. La fecha hebrea en la cual es marcado este dia cada año, el 7º dia del mes de Iar, fue elegida debido a que en este dia, de acuerdo a la leyenda, Moshe, el lider de los israelitas, cuyo lugar de entierro es tambien desconocido, fallecio.
En cuanto a hoy, hay 568 nombres de soldados de Tzahal caidos cuyos lugares de entierro son desconocidos. En 2009, miembros de la especializada Rama Eitan dentro del Ministerio de Defensa y la Unidad para la COnmemoracion del Soldado en el Departamento de Familia y Conmemoracion dentro del Ministerio, tuvieron exito en investigar y descubrir los lugares de entierro de 9 soldados caidos.
Los nombres de los soldados caidos que fueron asi quitados de la lista de aquellos recordados hoy son: Yaakov Aviad, Sa’adiya Karoani, Shimon Halperin, Benyamin Ben Zion, Eliyahu Stromatza, Avraham Geler, Edward Logach, Avraham Haroi-Cohen y Yaakov Lazer.
“Las dificultades no nos detendran; el paso del tiempo no nos debilitara”
A la ceremonia nacional llevada a cabo el domingo a la mañana en el cementerio militar Har Herzl asistieron el Presidente Shimon Peres, Jefe del Estado Mayor Tte.Gen. Gabi Ashkenazi, Vice Ministro de Defensa Matan Vilnai y otros funcionarios importantes.
Matan Vilnai hablo en la ceremonia y dijo a las familias dolientes: “Hoy nosotros conmemoramos el fallecimiento de nuestro lider Moshe quien guio y llevo al retorno de los Hijos de Israel a su patria, pero no tuvo merito de verlo. Sus seres amados tuvieron merito de verlo realizado, ellos lucharon por su establecimiento, y cayeron protegiendola. Es ahora nuestra obligacion hacer todo lo que este en nuestro poder para traerlos a su lugar de descanso final.”
En una nota personal, Vilnai dijo a las familias dolientes que, “por muchos años yo tuve el honor de vestir el uniforme de Tzahal, y alli hubo años en que llore la perdida de mis amigos cercanos. Yo los miro a ustedes y se que a veces estoy parado entre aquellos antes de ustedes y entre sus seres amados que ya no estan con ustedes. La fuerza de las Fuerzas de Defensa de Israel estan basadas en una variedad de componentes, tecnologia avanzada, y sistemas sofisticados. Sin embargo, todo esto no vale nada comparado con la gente que opera todo eso.”
Vilnai enfatizo: “El Estado de Israel hace todo lo que esta en su poder para poder traer a sus soldados caidos a ser enterrados en Israel. Esta es una obligacion moral desde el principio. Esta es nuestra obligacion hacia nuestros soldados caidos, que defendieron con sus vidas el establecimiento del Estado y nuestra obligacion con ustedes, sus familias. Por muchos años ya nosotros, los cuerpos militares y civiles, en Israel y el exterior, hemos estado trabajando sin descanso, en operaciones ampliamente extendidas, partes de las cuales son expuestas y la mayoria de las cuales son clasificadas. Las dificulatdes no nos detendran y el paso del tiempo no debilitara nuestras manos hasta que el ultimo de nuestros hijos haya regresado a casa, y sea depositado en nuestra tierra para su propio descanso final.”

Fuente: Tzahal

Otra puntada: En admiración y Estima

Deja un comentario

Por Sarah Honig

Los actos extremos son a veces exonerados por la historia. Cuando nosotros vemos al mundo a traves de nuestro lente insular, podemos perder facilmente la perspectiva. Las cosas pueden ser rapidamente magnificadas a proporciones grotescas, como nuestro miedo a la censura mundial, por ejemplo. Ansiedades freneticamente exageradas entonces nos envian al panico del auto-reproche. Muy a menudo nuestra alarma auto-infligida es injustificada. De vez en cuando los hechos heroicos que aseguran tener a Israel en el agua caliente internacionalmente pueden ser lo correcto. Perder nuestra cabeza colectiva no solo es innecesario, es francamente perjudicial.
Esto fue cierto incluso antes que nuestro estado naciera, antes que nosotros pudieramos ser pintados como un ogro imperialista Goliath, cuando nosotros eramos las victimas mas desamparadas de la historia. El mundo dificilmente simpatizaba con nosotros entonces tampoco.
Exactamente en esta fecha 65 años atras- el 6 de noviembre de 1944- dos jovenes combatientes de Lehi, el joven de 19 años Eliahu Hakim de Haifa y el joven de 22 años Eliahu Beit-Zuri de Tel Aviv, asesinaron a Walter Edward Guinness, primer Baron de Moyne en Cairo. El era el ministro britanico residente en el Medio Oriente. Aunque el Holocausto estaba aun en curso, la opinion mundial se las arreglo para dedicar mas indignacion a los dos Eliahus, como ellos llegaron a ser conocidos, que lo que lo hizo sobre la espantosa historia de su victima. La organizacion Sionista liderada por los laboristas en la Israel pre-estatal no perdio tiempo ni vehemencia en denunciar el asesinato y lanzar lo que llego a ser nombrado la “temporada” (la “temporada de caza” en la cual los miembros del Lehi y el Irgun fueron perseguidos y entregados a los britanicos). El 20 de noviembre de 1944, David Ben-Gurion dio un discurso en la convencion de la Histadrut y ordeno la expulsion de “todos los revisionistas de todos los lugares de trabajo- sean ellos en una oficina, fabrica o huerto… lo mismo va para estudiantes en educacion superior o secundaria, o cualquier otra escuela.” PERO, INCREIBLE como suena- dada la estridente incitacion anti-Israel en los actuales medios manejados por el estado de Cairo bajo la egida de Hosni Mubarak- los Eliahus evocaron ampliamente extendida simpatia entre los egipcios. Los estudiantes manifestaron por ellos en las calles y marcharon contra sentenciarlos a muerte. Importantes abogados egipcios se ofrecieron como voluntarios para representarlos, adhirieron a la defensa politica dispuesta por los Eliahus y expusieron avidamente sus sentimientos nacionalistas judios.
Hakim fijo la dignidad: “Nosotros somos los acusadores en este juicio. Nosotros acusamos a Lord Moyne y al gobierno que el representaba de asesinar a cientos de miles de nuestros hermanos y usurpar nuestro hogar nacional… Donde esta la ley que los haria responsables por sus crimenes? Aunque ausente de los libros, esta grabado en nuestros corazones. Por lo tanto nosotros no tuvimos mas alternativa que tomar la justicia en nuestras propias manos.”
Como el, Beit-Zuri dijo al tribunal: “Miles de mi gente se ahogaron en un mar de sangre y lagrimas. No obstante el capitan britanico les nego refugio. El se paro en su cubierta y observo con ecuanimidad como mi gente se ahogaba. Y si, despues de todo, algunos se las arreglaban para llegar al bote y colgarse de sus lados, el – el patron britanico- los empujaba nuevamente hacia abajo para asegurarse que ellos se ahogaran en el abismo… Para nosotros, residentes en nuestra patria, que presenciamos todo esto, solo una opcion existe- rendirnos o luchar. Nosotros elegimos luchar.”
Lord Moyne tenia sangre en sus manos. El fue personalmente responsable por inducir a los turcos a remolcar el innavegable e improvisado barco de inmigrantes Struma – una lastimosa oxidada lata de sardinas de una anticuada barcaza del Rio Danubio- del albergue de Estambul el 24 de febrero de 1942. El asi condeno a casi 800 refugiados judios a bordo (incluyendo 103 chicos y bebes) a la muerte segura. El minusvalido Struma fue abandonado paralizado, sin un motor, provisiones o una gota de combustible, para ir a la deriva precariamente en el Mar Negro. El torpedo sovietico que mas tarde lo ataco inadvertidamente no fue mas que un golpe de gracia.
Pero hubo mas. El 15 de mayo de 1944 el judio Joel Brand de Budapest fue enviado a Turquia por Adolf Eichmann (probabemente por requerimiento de Heinrich Himmler) para proponer intercambiar un millon de judios hungaros por 10000 camiones. Puede bien haber sido un cruel subterfugio, pero el britanico trato al desafortunado Brand irrazonablemente. El fue burlado, arrestado y llevado a Cairo donde fue encarcelado por cuatro meses y medio.
En su autobiografia de 1958 Abogado para los Muertos, Brand describio ser interrogado por un funcionario britanico, quien el luego supo era el mismo Lord Moyne. Cuando se le dijo que las vidas de tanto como un millon de judios podia estar en juego, Moyne respondio: “‘Que hare con ese millon de judios?’ Yo no podia soportar escucharlo mas”, recuerda Brand. “Yo lo entendi, Si no hay lugar para nosotros sobre esta Tierra, entonces los judios son forzados hacia las camaras de gas.” En el juicio de Eichmann de 1961 Brand repitio, bajo juramento, su aseveracion que el ruin comentario de arriba fue pronunciado por nadie mas que Lord Moyne.

Con los britanicos empujando las cuerdas vasallas de Egipto y agitando por la pena capital, los Eliahus no tuvieron posibilidades. Ellos fueron sentenciados a morir en la horca. Hakim subio al patibulo primero el 22 de marzo de 1945, cantando el Hatikva hasta su ultimo respiro. Beit-Zuri hizo lo mismo hora y media mas tarde. Haider-Pasha, director-general de la prision egipcia, que presencio las ejecuciones, comento: “Hoy yo vi morir a dos jovenes leones.”

Pero a pesar de la purga politica, que facilito el asesinato, los Eliahus no permanecieron como villanos vilipendiados. El consenso general es siempre mutable. Los axiomas imperiosamente impuestos de los poderes que estan fueron finalmente puestos a un lado.

Ya en 1962, el mismisimo Ben-Gurion escribio a la veterana del Lehi Geula Cohen: “Yo inclino mi cabeza en admiracion y estima por las heroicas muertes de los dos Eliahus en Cairo.”

LUEGO LLEGARON las negociaciones luego de la Guerra de Yom Kipur con egipto, cuando Israel pidio oficialmente los restos de los dos Eliahus. El 26 de junio de 1975 se les dio un funeral de estado en Jerusalem. Alli estaban el primer ministro Yitzhak Rabin, el ministro del exterior Yigal Allon y otros leales laboristas, algunos de ellos, como Rabin (distinto de Allon), entusiastas colaboradores de la “temporada de caza.”

Mas de tres decadas despues de las ejecuciones, el gobierno britanico hirvio en furia. La Oficina del Exterior, a traves del Embajador britanico Sir Bernhard Ledwidge, protesto agudamente “que un acto de terrorismo deba ser honrado de esta forma”. El gobierno de Rabin rechazo las petulantes quejas. Sin embargo, paro lejos de argumentar que en vez de demandar censura y arrepentimiento colectivo por el asesinato por parte de los israelies, Londres podria expresar arrepentimiento por su politica de negar asilo a aquellos que desesperadamente intentaron huir del infierno de Hitler.
Despues de todo, 1975 no fue un buen año. Nosotros no eramos populares entonces, como no lo somos ahora. Israel estaba de hecho cercano a su actual estado de paria. Fue poco antes que la ONU (ironicamente entonces estaba liderada por el nazi Kurt Waldheim) igualo Sionismo con racismo (el 10 de noviembre de 1975). Jerusalem no saboreo incurrir en mas ira.
Como ahora. La ONU, la Union Europea, Los EEUU de Barack Obama, ninguno nos quiere (para ponerlo suavemente) pero, como el epilogo de los dos Eliahus ilustra, malos vientos soplan sobre nosotros si nos mantenemos calmos y no olvidamos la justicia fundamental de nuestra causa. No hay necesidad que nosotros perdamos la cabeza debido a que tememos a las condiciones inclementes.
Fuente: The Jerusalem Post

Variedades de heroísmo

Deja un comentario

By Leonard Fein

Hablemos de heroes. No, fijense, del tipo de moda, sean los superpoderosos heroes de ciencia ficcion del programa de television de la NBC o la gente muy linda nominada por la actual locura de las Comunidades Judias Unidas, “Heroe de la Comunidad Judia del Año.” Yo quiero decir del tipo real, del tipo anterior a lo que nosotros hoy admiramos.
Yo quiero decir, por ejemplo, Marek Edelman, quien murio el 2 de octubre a la edad de 90 años. Edelman, por muchos años cardiologo en Lodz, Polonia, y un temprano miembro del movimiento Solidaridad de Polonia, habia sido uno de los tres comandantes del Levantamiento del Ghetto de Varsovia. Algun sentido de lo que eso significa puede ser espiado de leer su libro “El Ghetto Lucha,”, un documento que captura tanto el rechazo temprano de los judios a creer lo que estaba reservado para ellos tanto como tambien la heroica- si, heroica- resistencia que se volvio un capitulo indeleble en la historia del pueblo judio. El propio involucramiento de Edelman, el que crecio de su membresia en el Bund, comenzo cuando el tenia 21 años de edad- o quizas, ya que hay cierta confusion respecto al año de su nacimiento, cuando el tenia solo 19.
Yo conoci a uno de los otros dos comandantes, Yitzhak Zukerman, conocido por su nombre de guerra “Antek”. Antek, representando a los Sionistas de Hejalutz, tenia aspecto ario y asi fue asignado para trabajar fuera del Ghetto, para ayudar con el contrabando de armas y enlace con las fuerzas de resistencia polacas. El era el mas viejo de los tres, 28 cuando comenzo el levantamiento. Antek, como Edelman, sobrevivio a la guerra. El llego a Palestina, donde, con su esposa, Tzivia Lubetkin, el fue uno de los fundadores del Kibbutz Lojamei Hagueta’ot (Combatientes de los Ghettos), y alli ayudo a establecer el muy maravilloso museo que se ha convertido desde entonces en un importante recurso educativo. Fue durante una visita a su kibbutz que mis padres lo conocieron; una calida amistad siguio, y con el tiempo me llevo a pasar dos largas noches con el- no sabiendo en ningun momento que decir en su presencia, en la presencia de un hombre que se habia posicionado contra el poder del ejercito aleman, que finalmente habia escapado a traves de las estrechas alcantarillas de Varsovia cuando el ghetto fue finalmente demolido. A mi se me habia dicho que el era un hombre angustiado, pero si habia evidencia de eso yo no me di cuenta. Pero entendi cuando el dijo a un entrevistador, “Si usted pudiera lamer mi corazon, este lo envenenaria.”
El mas conocido de los tres comandantes fue Mordejai Anielewicz, quien cayo en batalla a la edad de 24 años. (En “Mila 18”, Leon Uris se apropia de algunos de los detalles de la vida y muerte de Anielewicz). El Kibbutz Yad Mordejai en Israel fue nombrado en su memoria y honor. Fue el 8 de mayo de 1943, cuando el murio, que Antek regreso al ghetto para asumir la comandancia del resto que quedo- y llevarlos desde el ghetto, para ahora completamente demolido, al mismo dia siguiente. Heroes, para estar seguros, todos los tres y muchas docenas de otros, sus co-conspiradores, sus camaradas en armas y en honor.
Pero cuando yo pienso nuevamente en aquellos dias y ese lugar, es un muy diferente tipo de heroe por el que me siento mas atraido e inspirado. Su nombre era Janusz Korczak. No importa cuan frecuentemente yo cambio su historia o paso sobre ella, yo estoy fascinado al recordar la bondad de la cual el ser humano es capaz, de la cual quizas todos nosotros somos capaces pero que elude a tantos de nosotros. El Dr. Janusz Korczak, pediatra, tejedor de historias para chicos, pedagogo innovador, penultimo director de un orfanato para chicos judios en el numero 16 de la calle Sienna, en el Ghetto de Varsovia, esto desde el 29 de noviembre de 1940 hasta el 6 de agosto de 1942. En ese calido dia de verano, los nazis llegaron por Korczak y sus 192 chicos, y el camino con ellos las dos millas hasta el Umschlagplatz, el area de andamiaje donde los trenes a Treblinka los estaban esperando, cargando a un chico de 5 años en un brazo y con su otra mano sosteniendo la mano de un chico, con ellos ingreso al vagon de ferrocarril, con ellos mas tarde ese mismo dia fue gaseado en Treblinka. Nosotros tenemos su diario de aquellos años, y a traves del mundo, hay calles y escuelas nombradas por el, y estampillas de correo en su memoria y una estatua memorable en Yad Vashem en Jerusalem. Nellie Sachs (Premio Nobel de Literatura en 1966) una vez escribio, “Nosotros somos jardineros que no tenemos flores; nosotros nos paramos sobre una estrella brillante y lloramos.”
Si, y no. En Kiryat Shmona en Israel hay una escuela elemental Janusz Korczak, y los cientos de chicos que asisten a cada dia de escuela son, despues de todo, nuestras flores. Y en Treblinka, donde 17000 rocas conmemoran al millon de judios que perecieron alli, hay una tumba marcada: Janusz Korczak y los Chicos.
Hay un pasaje en el libro “Dr. Zhivago” de Pasternak que encaja aqui, en este ay tan breve bosquejo de un heroe autentico: “Ustedes estan ansiosos acerca de si se levantaran de entre los muertos o no, pero ustedes ya se han levantado- ustedes se levantaron de entre los muertos cuando nacieron y ni se dieron cuenta… Que sucedera a su conciencia? Su conciencia, suya, ninguna otra… Y ahora escuchen cuidadosamente. Ustedes en otros son ustedes mismos, su alma. Esto es lo que ustedes son. Esto es lo que su conciencia ha respirado y vivido y disfrutado durante su vida. Y ahora que? Ustedes han siempre estado en otros y permaneceran en otros. Y que les importa si mas tarde es llamado su recuerdo? Esto seran ustedes- los ustedes que entren al futuro y se vuelvan una parte de el. Y ahora un ultimo punto. No hay nada de que preocuparse. No hay muerte.”
Este es el motivo por el que nosotros decimos, y queremos significar, “Que la memoria de los justos sea para bendicion.”

Fuente: Forward
Foto: Monumento a Janusz Korczak en Yad Vashem

Eli Cohen, la leyenda del Mossad

Deja un comentario

Hoy se cumplen 44 años del asesinato de un verdadero heroe israelí: Eli Cohen (1924-1965)

Eli Cohen, nació en Alejandría, Egipto, el 26 de diciembre de 1924, contribuyó a actividades proisraelíes en Egipto en los años 50, tuvo que huir de Egipto junto a otros judíos después de la crisis de Suez.
Llegó a Haifa en 1956, no sabía hablar hebreo pero al ser un fervoroso sionista, lo aprendió velozmente.
En 1957 fue reclutado para el servicio de contraespionaje militar israelí, mas su trabajo como analista le resultaba monótono y aburrido.
Averiguó cómo ingresar en el Mossad, pero fue rechazado, sin saber que en el futuro, el destino le tenía reservado una sorpresa.
Es llamativo que fuera rechazada su solicitud de ingreso en el Mossad. Fue el legendario director de la organización, Meir Amit, quien decidió readmitirle, entrenarle y encomendarle la más difícil de las misiones para un espía: infiltrarse en las líneas del más acérrimo enemigo y conseguir información militar ultra secreta
Finalmente en 1960, se le dotó de una identidad falsa como un árabe sirio que volvía a Siria tras vivir en Argentina.
Para establecer su coartada, Cohen se fue a Argentina en 1961 y al año siguiente se mudó a Damasco.
Durante los siguientes años, usando el apodo de Kamel Amin Tsa’abet, envió fotografías a sus mandos en Israel de los búnkeres en donde Siria guardaba la artillería de largo alcance de origen ruso Cohen ganó con éxito la confianza de varios militares sirios y oficiales del gobierno, y envió mensajes de inteligencia a Israel por radio, cartas secretas y, ocasionalmente, visitando Israel en persona.
Incluso hizo amistad con el sobrino del entonces dictador sirio Hafed al Assad, y consiguió los planes del ejército sirio para conquistar el norte de Israel. La información no tenía precio.Incluso, el mismo Assad, quiso nombrarle Viceministro de Defensa.
Su logro más famoso fue su viaje a las fortificaciones Sirias de los Altos del Golán. En enero de 1965 fue pillado in fraganti por expertos soviéticos enviando mensajes de radio y por este hecho fue condenado por espionaje.
Le obligaron a enviar mensajes falsos a Israel, pero lo que hizo fue advertir de su captura. Tres dias después Siria declaró que le había apresado. Pese a los esfuerzos de Meir Amit, de las presiones diplomáticas -hasta el Papa pidió que no se le asesinase- un 18 de mayo de 1965, después de recibir y soportar solo Dios sabe que tipo de torturas e interrogatorios indescriptibles sin soltar palabra alguna sobre su misión o secretos israelíes, después de ser procesado por espionaje y condenado a muerte, fue llevado al centro de Damasco para ser ahorcado públicamente en una plaza de Damasco. Lo retransmitieron las televisiones del mundo entero.
Ninguna nación, ningún pueblo, ni siquiera ningún ejército es consciente del trauma moral y existencial que supone para Israel, y en especial para el Tzahal, cuya primera regla es que nunca, NUNCA, se deja a un compañero atrás, vivo o muerto, que sus restos mortales estén en el exilio y sin recibir un sepelio adecuado.
La repatriación de los restos de Eli Cohen será una lucha que jamás dejará de lado Israel ni el pueblo judío. Como otras más urgentes que libra en la actualidad.
Su legado, su obra, lo hacen un héroe nacional en Israel, sus logros fueron un factor decisivo en el resultado de la Guerra de los Seis Días
Demostro la exteriorización de los valores judíos más supremos, como el sacrificio por los demás poniendo en juego su propia vida, dejando un estandarte heroico, épico y por supuesto dramático para la posteridad del pueblo judío.
Es honrado en el Museo Internacional del Espía en Washington DC.
A 44 años de su muerte las peticiones de su familia para que sus restos sean devueltos a Israel han sido rechazadas por el gobierno sirio. Descansé en paz, donde quiera que esté, y que, con ayuda de los cielos, reciba pronto la sepultura que se merece en su Tierra, en su país, por el que luchó y por el que murió.
Z”L Zijronó LiBrajá , Sea su nombre de Bendito Recuerdo.