Israel y los inmigrantes africanos

Deja un comentario

ELIE SMILOVITZ/REVISTA DE MEDIO ORIENTE

El artículo de Ana Garralda, periodista de El País, Inmigrantes africanos atrapados en el limbo israelí (27 de mayo de 2012) critica duramente la postura de varios partidos políticos israelíes sobre su forma de atajar la inmigración clandestina después de que, según datos publicados por el diario español, “60.000 personas” hayan llegado, en su mayoría de Sudán y Eritrea, a Israel.
Garralda afirma que a esos inmigrantes “ni se les permite trabajar” ni se “les da acceso al sistema sanitario o educativo”, que “no se les reconoce ningún derecho” y que, aunque en Israel “no corran el riesgo de ser aniquilados en una guerra civil (…) tampoco están exentos de ser linchados a manos de ciudadanos israelíes encendidos”. En este último caso, la periodista convierte un caso concreto en una regla general.
No obstante, Garralda menciona en su artículo que un vecino de Tel Aviv entrega una bolsa con ropa a un grupo de inmigrantes sudaneses, cita el testimonio de un periodista de Haaretz que demuestra su sensibilidad hacia los migrantes durante una manifestación contra la inmigración clandestina y utiliza como fuente a Orit Marón, responsable de la ONG Assaf, que se centra en prestar ayuda a los migrantes.
Crítica, confusa y dramática
La postura del texto es crítica con los políticos israelíes y con los partidos que apoyaron la manifestación en Tel Aviv. Pero la información es confusa, porque, mientras que Garralda afirma que los inmigrantes no tienen “ningún derecho”, su fuente, Orit Marón, afirma que muchos sí tienen “un permiso de residencia que deben renovar cada tres meses”.
La Visa A-1 se otorga a aquellas personas que deciden ir a vivir a Israel tras realizar un trámite legal, y que son candidatos potenciales a obtener la ciudadanía israelí. Este permiso, permite a quien lo porta: trabajar, tener un pasaporte, pagar impuestos reducidos y acceder a los servicios sociales.
Entre los requisitos para obtener ese visado se encuentran: un certificado de nacimiento y un pasaporte válido por un periodo de, al menos, seis meses, a partir de que se realiza el trámite.
Ana Garralda no aclara cuál es el estatus de los inmigrantes sudaneses o eritreos, no menciona si algunos portan documentación que los identifique o si han solicitado un permiso de asilo en Israel.
En Israel, las personas que huyen desde un país en donde son perseguidas, tienen derecho a pedir asilo. De hecho, como sí afirma Garralda, Israel es miembro firmante que reconoce la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, que le prohíbe deportar a inmigrantes hacia un país en donde son perseguidos por sus opiniones políticas, su raza, etc.
Sin embargo, el contexto geopolítico del Medio Oriente y África es más complejo que eso. ¿Qué ocurriría si un militante de Al Qaeda quisiera pedir asilo para refugiarse en Israel? No debemos olvidar que los conflictos en países como Eritrea, muchas veces enfrentan a la población islamista que promueve la sharía, con la que rechaza ese sistema. A menudo, los enfrentamientos entre facciones más o menos radicales, suníes y chiíes, también son fuente de conflictos armados y de generación de refugiados y desplazados.
Por su parte, los inmigrantes que atraviesan las fronteras de forma clandestina pueden ser retenidos, pero, durante su detención, tienen acceso a servicios médicos, servicios básicos e incluso educación.
Existe una línea de ayuda especial para los solicitantes de asilo en Israel.
En 2012, Israel aprobó la Ley de Prevención a la Infiltración, que permite a las autoridades detener indefinidamente a los “terroristas” que intenten infiltrarse en la sociedad israelí. Y, ahora, tras el incremento de inmigración clandestina procedente de África, Israel busca ser más estricto en su política de inmigración, como ocurre en muchas otras partes del mundo
Por ejemplo, en Europa, la inmigración clandestina ha provocado acciones que limitan este fenómeno, en su intento por controlarlo. Francia, Italia o España pueden retener a los inmigrantes sin papeles, en algunos casos, de forma indefinida.
Desde hace algunos años se ha intensificado la emigración procedente de África hacia las costas europeas. En 2006, un alcalde de las Islas Canarias, en España, solicitó la intervención de tropas internacionales para frenar la llegada de inmigrantes africanos.
En relación con el trato a los inmigrantes, un reporte elaborado por Amnistía Internacional documentaba 321 casos de maltrato a inmigrantes en España y, varios años después, los casos de maltrato y las quejas contra las autoridades de ese país, por el trato proporcionado a los inmigrantes, continuaba siendo un tema controversial y de ferviente actualidad.
En Israel, en línea con los requisitos de la Convención de 1951, los inmigrantes que buscan asilo –aunque hayan entrado al país de manera clandestina-, tienen los siguientes derechos:
Posibilidad de presentar y documentar una solicitud de asilo.
Que esta solicitud sea evaluada por las autoridades de inmigración.
Tener representación legal mientras se realiza el trámite de revisión de la solicitud.
Una vez admitida a trámite, la posibilidad de tener un permiso de trabajo especial.
Los inmigrantes que han sido detenidos por la autoridad tienen los siguientes derechos, mientras se encuentran en cautividad:
Tener acceso a un teléfono.
Contacto con los representantes de Naciones Unidas.
Tener tres comidas diarias y los productos necesarios para su higiene personal.
Servicio médico profesional y otros.
Por tanto, afirmar que los inmigrantes en Israel no tienen prácticamente “ningún derecho”, es falso.
El drama humano
Por otro lado, la periodista destaca el drama humano, que a veces culmina “en tragedia” que tienen que pasar los inmigrantes procedentes de países como Sudán o Eritrea hasta su llegada a Israel, en donde, para colmo, se encuentran “sin derechos”.
De esta forma, la crítica se centra en Israel, en lugar de hacerlo en los gobiernos represores que fomentan la persecución en los países de origen de los inmigrantes.
Realzar el drama humano que viven los migrantes con la situación que viven en Israel no explica la raíz del problema del flujo migratorio clandestino. ¿Cuál es la situación de otros inmigrantes sudaneses o eritreos en Arabia Saudita, Egipto o cualquiera de los países que deben cruzar antes de llegar a Israel? ¿Es más importante la situación de esos inmigrantes en Israel que en cualquiera de los otros países a los que han llegado? ¿Por qué sólo se habla de Israel?
Por otra parte, al hablar de inmigración africana no se menciona un acontecimiento histórico, que aportaría contexto a la información: Israel realizó un gran esfuerzo para absorber, a mediados de los 80, a unos ocho mil etíopes y, en 1991, a otros 14 mil, mediante la operación Moisés y Salomón, respectivamente. Quizá sería pertinente, dentro del reportaje, analizar la situación de los inmigrantes etíopes en Israel, que ya superan las 56 mil personas, según cifras oficiales, para analizar el fenómeno de la inmigración africana en el país.
En el caso de los etíopes, Israel desarrolló créditos hipotecarios baratos y un programa de ayuda social para las familias inmigrantes. El Gobierno pagó entre un 80 y un 90% del total del préstamo hipotecario –algunos por valor de 100 mil dólares y otros por valor de 122 mil, en función del número de integrantes de esas familias- para que los etiópes pudieran comenzar una nueva vida en Israel, tras ser perseguidos y marginados en Etiopía.
Cabe destacar este proceso, porque, Etiopía es un caso similar al de Sudán y Eritrea, de donde proceden muchos de los inmigrantes a los que se refiere Ana Garralda en su texto.
Después de ambos procesos de absorción, el JDC Brookdale realizó una encuesta entre los inmigrantes, que arrojó los siguientes datos:
Entre un 75 y un 88% estaba satisfecho con sus nuevos hogares.
80 a 86% estaba satisfecho viviendo en sus nuevos barrios.
76 a 96% sostenía buenas relaciones con sus vecinos no etíopes.
97% de los niños etíopes jugaba con vecinos no etíopes.
¿Por qué carece el artículo de contexto?
Garralda explica que Sudán ha vivido una separación entre el norte y el sur, que cientos de miles han huido, tanto por guerras civiles, como por persecuciones religiosas –los musulmanes de Sudán persiguen a los animistas y cristianos de Sudán del Sur-, así como por disputas territoriales y económicas. Pero no explica por qué Israel debe ser responsable de otorgar todos los derechos de un ciudadano israelí a esos inmigrantes. O, por qué debe analizarse la situación de esos inmigrantes en Israel, pero no en otros países de Medio Oriente o del Golfo Pérsico. Garralda no compara las políticas de inmigración israelíes con las de otros países de la región, ni destaca que, Israel, ha sido uno de los países que ha tenido políticas de inmigración más exitosas en el mundo, al incorporar a varios millones de inmigrantes a su sociedad de manera eficaz.
¿Por qué, entonces, se muestra sólo una visión de Israel, esa en la que los responsables políticos e incluso la sociedad, hacen todo mal, pero se evita investigar y hasta mencionar los éxitos en materia migratoria que ha tenido el Estado judío o de sus políticas actuales, respetuosas de las convenciones internacionales en la materia?

La inmigración aumentó en un 19%

Deja un comentario

A pesar de la tensión en Medio Oriente, en el último año del calendario hebreo un creciente número de judíos de distintas partes del mundo ha venido a establecerse a Israel, según cifras proporcionadas por la Agencia Judía y el Ministerio de Absorción.

En el transcurso del año 5771 unos 21.300 olim se han establecido en el país, mientras que el año anterior la cifra había sido de 17.883 nuevos inmigrantes, lo que implica un aumento de un 19 por ciento.
La ministra de Absorción, Sofa Landver, señaló que “estos datos demuestran la continua tendencia de aumento de la aliá y el fortalecimiento del sionismo. En los últimos años hemos visto una aliá consistente y en este momento tan importante el Estado de Israel tiene que trabajar para mantener esta tendencia y continuar alentando a los judíos de la diáspora a inmigrar a Israel”.
El desglose de los 21.300 inmigrantes indica que aproximadamente 8.290 provienen de la ex Unión Soviética (la región que representó el mayor aumento en relación al año anterior cuando llegaron desde ese país 6.970 personas, un 19% menos),
4.070 de América del Norte, 2.780 de Etiopía, 2.100 de Francia y 1.380 de América Latina, área que no representó un aumento significativo considerando que el año pasado Israel recibió a 1.360 latinoamericanos.
Las estadísticas muestran que la mayoría de los inmigrantes son jóvenes. Entre enero y julio de 2011, aproximadamente el 62% de los olim tenían entre cero a 34 años, de los cuales aproximadamente el 36% eran adultos jóvenes de entre 18 y 34 años.
El último año al país ha llegado también un reducido número de olim de localidades inesperadas como Hong Kong, Honduras, Vietnam, Zimbabwe, Madagascar, Mónaco, Suri-nam, China, Filipinas, Tailandia, Angola, Japón, Malta, Congo, Corea del Sur y Nicaragua.
Con respecto a las personas que vinieron por períodos previstos en el marco del viaje llamado Birthright Israel y los programas de la Agencia Judía para experimentar una temporada en el país, se recibió a decenas de miles de judíos jóvenes provenientes de comunidades de todo el mundo. De éstos, más de 10.000 estudiantes pasaron diez meses de voluntariado y estudios aquí como parte de “Masá”, un programa conjunto de la Agencia Judía y el Gobierno israelí.

Heroés cubanos

Deja un comentario

Cinco pilotos cubanos transportaron en dos años a Israel a unos 150.000 refugiados judíos en Irak, Irán, India y Yemen, tras la fundación del Estado hebreo en 1948, en un hecho que ha permanecido “inédito durante 60 años”, afirmó este domingo un historiador cubano. “Cinco pilotos de la desaparecida compañía Aerovías Cubanas Internacionales S.A.” transportaron a Israel entre 1951 y 1952 a “cerca de 150.000 judíos”, entre ellos ‘‘unos 115.000 refugiados procedentes de Irak” y “25.000 de Irán”, contó al diario Juventud Rebelde el historiador de la Aviación Rolando Marrón.

También a “algunos centenares de la India y de Yemen”, añadió Marrón, según quien ese “complejo plan” ha “permanecido inédito durante 60 años”.

El historiador explicó que a partir de 1948 comenzaron a llegar a Israel “grandes núcleos de emigrantes desde Europa”, pero “la situación de los judíos en los países árabes era difícil por las históricas confrontaciones”.

Ante la negativa de “los gobiernos árabes a aceptar una migración de judíos por tierra” y la imposibilidad de hacerlo por mar -Egipto bloqueaba el Canal de Suez-, las autoridades de Tel Aviv planearon “una de las emigraciones en masa por avión más grande que recuerda la historia”, enfatizó Marrón.

El traslado fue confiado a la compañía Intercontinental Aérea de Cuba S.A. debido a los “fuertes vínculos de amistad” que unían entonces a “un importante personaje de la misión comercial de Israel en Nueva York” con un empresario cubano, que también era piloto aviador.

“A fines de 1952 decreció considerablemente en Israel el tráfico de inmigrantes judíos” y los cinco pilotos cubanos regresaron a Cuba a comienzos de 1953, puntualizó Marrón.

Fuente: AFP

Extraído de Yad be Yad

Día del Inmigrante

Deja un comentario

Cada 4 de Septiembre se conmemoramos el Día del Inmigrante en la Argentina, país que se ha nutrido en sus raíces más profundas del trabajo, el esfuerzo y las esperanzas de miles de inmigrantes provenientes de los más recónditos y variados lugares del mundo.
A su vez como miembros de un pueblo diaspórico, siempre nos sentimos inmigrantes, invitados hasta que por fin nos sentimos aceptados y reconocidos en cada lugar que formamos nuestras familias, nuestras vidas.
Y al lograr dejar de ser inmigrantes para ser parte, en este caso, de la Argentina, generamos lazos y relaciones con nuestro país.
Es por esto que debemos recordar nuestro pasado, para valorar e integrar a quienes han abandonado todo en busca de una mejor vida en otro sitio.
Y es que la inmigración está presente en la historia nacional casi desde los comienzos de nuestra conformación como Nación libre e independiente.
Ojala podamos dejar de lado las diferencias, para cobijar como sociedad y aceptar y respetar al diferente y nutrirnos de su cultura, fe , etc…

FELIZ DÍA A TODOS LOS INMIGRANTES!!!

MANU CHAO – CLANDESTINO

Solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel
pa’ una ciudad del norte
yo me fui a trabajar
mi vida la dejé
entre ceuta y gibraltar
soy una raya en el mar
fantasma en la ciudad
mi vida va prohibida
dice la autoridad
solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
por no llevar papel
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
yo soy el quiebra ley
mano negra clandestina
peruano clandestino
africano clandestino
marijuana ilegal
solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel

La "Nakba" Judía

Deja un comentario

La historia de los judíos que vivían en países árabes y como se vieron obligados de abandonar sus hogares y buscar refugio en Israel.
Pocas veces los medios de comunicación cuentan sobre este exiliados judíos árabes.
The Nakba of Arabic Jews…من [جو] [أربيك] النكبة

El éxodo judío de los países árabes hace referencia a la expulsión o salida masiva de los Judíos en el siglo XX, originariamente de ascendencia Sefardita y Mizrahi, de países árabes e islámicos. La migración comenzó a finales del siglo 19, pero se aceleró después de la guerra árabe-israelí de 1948. Según estadísticas árabes oficiales, 856.000 Judíos abandonaron sus hogares en países árabes desde 1948 hasta principios de los 70. Unos 600.000 se instalaron en Israel, dejando atrás propiedades valoradas hoy en más de $300 billones. Las propiedades inmobiliares de los Judíos abandonadas en países árabes está calculada en 100.000 kilómetros cuadrados (cuatro veces el tamaño del Estado de Israel).