Fuerzas de la policía militar atraparon en el puesto de control carretero de Salem dos palestinos que portaban una decena de explosivos de tipo caño, una pistola y varias balas. Los artefactos explosivos fueron desactivados, y los terroristas fueron entregados las fuerzas de seguridad.
Según una investigación preliminar, los soldados detectaron a dos palestinos, alrededor de veinte años, que se aproximaron al puesto de control carretero cerca de un tribunal con dos bolsos. Los terroristas despertaron la sospecha de los soldados que activaron la alerta y luego de un chequeo se descubrió el contenido de las mochilas.
La semana pasada un palestino que trataba de cruzar el mismo puesto de control fue atrapado con 11 artefactos explosivos. En esa oportunidad se detectó que el individuo planeaba perpetrar un atentado terrorista contra un tribunal militar cercano.
Se estima que este hecho tuvo el mismo objetivo que el incidente que aconteció de la semana pasada.