Contrariamente a los informes anteriores, los dos cohetes que cayeron en la región de Eilat y Aqaba el lunes, lo hicieron en la zona de piscinas de sal y no en el Mar Rojo, como se sugirió, dijo el comandante de la Policía del Distrito Sur, Yohanan Danino.
Hablando en una conferencia de prensa, Danino subrayó que los acontecimientos recientes han colocado la ciudad sureña en la lista de áreas amenazadas por el terror.
Además, fuentes de seguridad egipcias confirmaron que los cohetes fueron disparados desde la península del Sinai y afirmaron que palestinos armados de Gaza eran responsables.
“La información preliminar que ha recibido el establecimiento de seguridad indica que facciones palestinas de la Franja de Gaza están detrás de la operación”, dijo una fuente del Estado a la agencia egipcia MENA, que pidió el anonimato.
El portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, criticó la afirmación de Egipto, calificándola de movida política. “Esto suena tonto y no se basa en ninguna prueba fehaciente”, dijo.
El comandante Moshe Cohen presentó imágenes que muestran la explosión de dos cohetes, uno tras otro, con una diferencia de tiempo de 29 segundos. “Tras el análisis, entendemos que los dos cohetes cayeron en la misma zona”, dijo Danino.
“Eilat está en el mapa de las organizaciones terroristas. Sabemos de intenciones terroristas durante todo el año”, reveló.
“Después del incidente del lunes, que consideramos grave, nos hemos reunido para evaluar la situación con el Ejército y el Shabak y decidir lo que debe hacerse”, agregó.
Sin embargo, dijo que no esperaba que el lanzamiento de cohetes se convierta en una parte rutinaria de la vida de los residentes de Eilat. “Si estos hechos continúan, y sufrimos otro ataque de este tipo, sabremos cómo responder”, dijo. “Creo que las posibilidades de que esto ocurra son bajas
Previamente Jordania había asegurado tener evidencia que los ataques a Eilat, el Mar Rojo y Jordania fueron disparados desde el Sinai.
Ningun grupo terrorista se ha adjudicado aun responsabilidad por los ataques. Hamas afirmo que “Israel sabe quien disparo los cohetes”, y el vocero del Departamento de Estado Philip Crowley dijo que los EEUU tenian “fuertes sospechas” sobre quien orquesto los ataques, sugiriendo que los cohetes tenian la intencion de destruir el proceso de paz.
Hamas acuso a Israel de “buscar excusas para reanudar los ataques sobre la Franja de Gaza”, diciendo “no tuvimos conexion con los ataques con cohetes sobre Eilat. Nosotros no queremos otra guerra.”
Los informes hasta ahora han enumerado a la Jihad Global como un sospechoso potencial por el ataque, el cual como Hamas, es conocido por entrenar y operar en el Sinai.