Protesta en Ammán contra el tratado de paz de Jordania con Israel

Deja un comentario

Banderas israelíes fueron quemadas este viernes durante una manifestación realizada en Ammán contra el tratado de paz de Jordania con el Estado hebreo.
Después de las oraciones del viernes en la mezquita Al-Husseini en la capital jordana, cientos de personas quemaron banderas de Israel y Estados Unidos, mientras coreaban “Muerte a Israel” y “Estados Unidos a la serpiente”.
Los manifestantes pidieron a expulsar inmediatamente al embajador israelí mientras protestaban cerca de la embajada israelí en Ammán.
Los manifestantes también corearon consignas contra el nuevo gobierno de Jordania y su primer ministro, Fayez Tarawneh, que fue nombrado por el rey Abdullah hace unos días.
Asimismo, los manifestantes exigieron la disolución del gobierno. Tarawneh ya había sido primer ministro en la década del ‘90.
El agitado clima político en el Reino Hachemita se tradujo en el nombramiento de cuatro primeros ministros diferentes en los últimos 14 meses.
El primer ministro anterior, Awn Khasawneh, renunció a fines del mes pasado, después de apenas seis meses en el cargo tras las crecientes críticas de un proyecto de ley electoral que su gobierno estaba preparando.
Khasawneh, de 62 años, se le pidió formar gobierno en octubre pasado por parte del rey Abdullah tras las protestas que pedían rápidas reformas políticas en el reino.
Sin embargo, su propuesta de ley electoral fue criticada, incluso por los parlamentarios indígenas y de los servicios de inteligencia, que sentían que favorecía a los políticos islamistas.
Esta no es la primera vez que se produce una protesta contra Israel, ya que a finales de marzo varias decenas de manifestantes se reunieron cerca de la embajada israelí en Amman también quemaron banderas israelíes.

La mano derecha de Bin Laden en Europa queda en libertad

Deja un comentario

El clérigo radical islamista Omar Othman, ‘Abu Qatada’, considerado en su momento la mano derecha en Europa del difunto líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, ha abandonado este lunes la prisión de máxima seguridad de Reino Unido en la que permanecía a cambio de que cumpla unas estrictas condiciones de vigilancia.
Abu Qatada, de 51 años, abandonó en torno a las 21.15 (22.15 hora peninsular en España) la cárcel de Long Lartin en la localidad de Evesham, dentro del condado inglés de Worcester, según informa la cadena de televisión BBC.

Nunca ha sido acusado formalmente de ningún delito en Reino Unido, donde ha estado bajo custodia o bajo arresto domiciliario desde que fue arrestado, en 2002. Durante dos años y medio estuvo bajo custodia en virtud de la legislación Belmarsh y después su situación ha sido la de inmigrante a la espera de deportación.

Una corte de apelaciones refrendó la semana pasada el dictamen del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el que rechazaba su extradición a Jordania por considerar que sería sometido a un juicio por terrorismo basándose en pruebas que podrían haber sido obtenidas bajo tortura. La decisión puso fin a un arresto que se ha prolongado en total durante seis años.

El clérigo deberá acatar un toque de queda de 22 horas que tan sólo le permitirá abandonar su domicilio dos horas al día y, además, está siempre vigilado de forma eléctronica. También tiene prohibido utilizar teléfono móvil o internet, así como acudir a una mezquita, predicar, publicar cualquier comunicado o reunirse con 27 personas de una lista.
ALTERNATIVAS

El Gobierno tiene ahora que resolver el futuro de una persona considerada por los jueces como una amenaza para la seguridad nacional. Un portavoz de Downing Street ha insistido este lunes en que las autoridades tomarán “todas las medidas que sean necesarias para proteger a la población” y ha hecho hincapié que están estudiando “todas las opciones”.

“Seguimos defendiendo su expulsión de este país. Queremos que sea deportado”, ha defendido este portavoz.

Desde las filas del Partido Laborista, la responsable de Interior, Yvette Cooper, ha acusado al Gobierno de no hacer todo lo necesario para impedir la salida de Abu Qatadan de prisión. En este sentido, le ha reprochado que no recurriese la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y gestionase por vía urgente la deportación.

El primer ministro británico, David Cameron, y el rey de Jordania, Abdalá II, hablaron por teléfono el pasado jueves y acordaron que encontrarían una “solución” para este caso.

Israel y los palestinos reanudan el diálogo en Jordania

Deja un comentario

Israel y la Autoridad Palestina (AP) confirmaron que reanudarán el martes el diálogo que interrumpieron hace más de un año, en respuesta a un llamamiento del Cuarteto para Oriente Medio y gracias a los esfuerzos diplomáticos de Jordania.

“El abogado Itzjak Moljo, enviado especial del primer ministro, Biniamín Netanyahu, para las negociaciones de paz con los palestinos viajará mañana a Amán para participar en la reunión del Cuarteto (formado por EEUU, UE, Rusia y la ONU)”, dice un comunicado de la oficina del jefe del Gobierno.

Por su parte, un portavoz del negociador jefe palestino, Saeb Erekat, confirmó su participación.

Erekat, según un comunicado, considera “la invitación parte de los esfuerzos jordanos para obligar a Israel a cumplir sus obligaciones legales internacionales y las especificadas con el Cuarteto”.

Las negociaciones entre las dos partes se interrumpieron a finales de septiembre de 2010, tras negarse los palestinos a continuar con las conversaciones, tras finalizar una moratoria de diez meses en la construcción de asentamientos, que había cumplido Israsel.

El pasado 23 de septiembre, luego de estancar deliberadamente el proceso de paz, los palestinos acudieron a la ONU para pedir que
los admitan como Estado, solicitud rechazada de plano por las potencias europeas y Estados Unidos.

La demanda palestina tampoco fue apoyada por el Cuarteto, que emitió un comunicado en el que exigía a las partes presentar sus posturas sobre fronteras y mecanismos de seguridad en el plazo de tres meses, que se cumplirán a finales de enero.

Los palestinos se negaban hasta ahora a sentarse con representantes israelíes, pero las presiones jordanas en los últimos meses y una visita del rey Abdalah a Ramala el 21 de noviembre, han hecho posible reunir a las dos partes.

En el comunicado en el que anuncia la reunión de Amán, el Gobierno agradece a Abdalah, y a su ministro de Exteriores, Nasser Judeh, la iniciativa de sentar a las dos partes “de acuerdo a los parámetros del Cuarteto”.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores jordano ha indicado, a través de una declaración de su portavoz Muhamad A-Kayed, que “los esfuerzos jordanos se inspiran en la creencia de que la solución de dos estados, que lleve a la creación de un estado palestino independiente, es un interés prioritario de Jordania”.

Jordania cree, según la nota, que “la única forma de conseguir esta solución es a través de negociaciones directas y conversaciones serias entre las partes”. EFE y Aurora

Manifestación en Jordania para pedir el fin de la paz con Israel

Deja un comentario

Decenas de activistas jordanos se manifestaron en Ammán para pedir la derogación del tratado de paz con Israel, con motivo del 17 aniversario de la firma de este acuerdo.

La manifestación tuvo lugar frente a la oficina del primer ministro jordano, Aun Jasawneh, magistrado de la Corte Penal Internacional (CPI), designado para el puesto la semana pasada.

Asimismo, una coalición de partidos de la oposición, que se autodenomina el Comité Nacional para Enfrentar la Normalización con Israel, emitió una declaración instando al gobierno a cancelar el acuerdo de paz.

La agrupación, que también incluye a representantes de los sindicatos, alega que el acuerdo de paz implica “concesiones” a expensas del interés de Jordania.

“El tratado fue el resultado de las presiones sionistas y estadounidenses que
utilizaron el dominio de EEUU en la región después de la guerra del Golfo”, dijo la coalición.

Jordania e Israel firmaron un tratado de paz el 26 de octubre de 1994 en el desierto de Araba o Aravá, en la frontera entre ambos países, en presencia de líderes mundiales como el entonces presidente estadounidense Bill Clinton.

Las relaciones diplomáticas de Israel con el mundo árabe se limitan a Jordania y Egipto. Con este último país firmó un tratado de paz en 1979, pero los lazos entre ambos se han visto debilitados en los últimos tiempos.

Los cambios ocurridos en la región con las revoluciones árabes han instigado protestas contra Israel tanto en Jordania como en Egipto, cuyas poblaciones rechazan mayoritariamente los acuerdos. EFE

Evacuan la Embajada de Israel en Jordania por las protestas

Deja un comentario

La Embajada de Israel en Jordania será cerrada hoy a raíz de las masivas manifestaciones que han sido programadas frente al edificio de la representación en Amman.
Desde hace una semana, una página de Facebook llama a los jordanos a participar en una “marcha de un millón” de personas frente a la representación israelí en Amman.
Temiendo otro incidente violento como en el que casi lincharon a miembros del personal de la Embajada de Israel en El Cairo, el fin de semana pasado, el Gobierno de Jerusalén resolvió no tomar riesgos y cerró la delegación diplomática.
El personal de la Embajada en Amman suele regresar los fines de semana, pero hoy volverán al país un día antes que lo usual.
Manifestantes jordanos exigieron el cierre de la Embajada de Israel en Jordania, tras la difusión de cables estadounidenses divulgados por Wikileaks discutiendo la posibilidad de que el Reino Hachemita se convierta en un hogar para los palestinos.
En una rara manifestación antinorteamericana –Jordania es un aliado cercano de Estados Unidos- cerca de 70 activistas quemaron banderas israelíes y estadounidenses frente a la representación en Amman.
Jordania tiene un población de 6 millones de habitantes, y alrededor de la mitad de ellos son de origen palestino.

Manifestaciones en Jordania piden anular el tratado de paz con Israel

Deja un comentario

Cientos de jordanos se han manifestado en varias ciudades del país para exigir la dimisión del primer ministro Maruf Bajit, al que acusan de haber fracasado en la lucha contra la corrupción y en la introducción de reformas políticas.

En Tafile, Karak y Ammán, entre otras localidades, los manifestantes pidieron también la disolución de la cámara baja del Parlamento y la abrogación del tratado de paz con Israel firmado en 1994, firmado por el asesinado primer ministro Itzjak Rabin y el extinto rey Husein de Jordania.

La mayor de las protestas tuvo lugar en Tafile, 180 kilómetros al sur de la capital, donde por cuarto viernes consecutivo los manifestantes han pedido la caída del gobierno.

Varios testigos informaron de que los participantes en la protesta portaba pancartas con lemas contra el ejecutivo como “el pueblo quiere acabar con el gobierno por su desinterés en llevar a cabo las reformas necesarias”.

En Ammán los manifestantes se concentraron frente al Tribunal de Seguridad del Estado, en el barrio de Marka, para pedir la supresión de este tribunal militar.

Los participantes, que pertenecían mayoritariamente al brazo político de los Hermanos Musulmanes, el Frente de Acción Islámica, aseguraron que dicho tribunal restringe las libertades de la ciudadanía.

También pidieron la liberación del soldado jordano Ahmed Dakamseh, condenado a cadena perpetua, por haber asesinado a siete niñas escolares israelíes en el valle del Jordán en 1997.

El ministro de Justicia de Jordania, Hussein Mujalli, el pasado mes de febrero describió Dakamseh como un “héroe”, expresiones que provocaron repulsión en Israel.

“Apoyo a los manifestantes que exigen la libertad de Ahmad Dakamseh. El es un héroe. No merece estar en prisión”, dijo Mujalli, quien fuera nominado ministro a principios de febrero, luego de tomar parte en una sentada organizada por los sindicatos.

“Si un judío mata árabes, su país le construye estatuas, en vez de prisión”, dijo falazmente Mujalli, ex presidente de la Asociación de Abogados, y quien fuera abogado de Dakamseh.

“Es aún mi caso y yo lo defiendo. Es una prioridad principal para mí”, señaló.

“Dakamseh precisa un perdón especial. Solamente el rey puede emitir un perdón especial”, afirmó en ese momento el ministro de Justicia jordano, provocando la furiosa condena de Israel. EFE y Aurora

WikiLeaks

Deja un comentario

“Una guerra convencional ahora sería preferible a un Irán nuclear”, llegan a decir los gobernantes de Emiratos Árabes Unidos (EÁU) y Bahréin en sus conversaciones con altos cargos de EE UU. según se refleja luego de conocerse el domingo las filtraciones publicadas por el sitio web Wikileaks, y reproducidas por diversos medios del planeta, entre ellos “El País” de España, “The New York Times” de Estados Unidos y “The Guardian” del Reino Unido. También se supo que Irán utilizó ambulancias de la Media Luna Roja para infiltrar agentes de inteligencia y armamento en el Líbano.

El rey saudí apoya la intervención militar
Significativamente los temores que la República Islámica despierta en Israel no se diferencian mucho de las que ocasiona entre sus vecinos árabes, algo que les convierte en extraños compañeros de viaje. También los saudíes están dispuestos a llegar hasta el final, según se desprende del despacho que firma el ministro consejero de la Embajada norteamericana en Riad, Michael Gfoeller, dando cuenta de una visita del general David Petraeus y el embajador estadounidense en Bagdad al rey Abdalá, en abril de 2008. El embajador saudí en Washington, Adel “al Jubeir recordó los frecuentes llamamientos que el rey ha hecho a EEUU para que ataque Irán y ponga fin a su programa de armas nucleares”, escribe Gfoeller (documento 150519). “Les dijo que cortaran la cabeza de la serpiente”, cita el diplomático a Al Jubeir quien utiliza un símil habitual entre los árabes.
Y es que la prevención del monarca saudí hacia su vecino es colosal. “El objetivo de Irán es causar problemas”, le confía Abdalá de Arabia Saudí a John Brennan, asesor para la lucha antiterrorista del presidente Barack Obama, durante una audiencia en marzo del año pasado. El contenido de los 90 minutos de conversación entre ambos quedó recogido en el informe que al día siguiente elaboró el entonces embajador estadounidense en Riad, Ford M. Fraker (documento 198178). “Sin duda están algo desequilibrados”, cita textualmente al rey quien describe a Irán como “un vecino al que uno trata de evitar” y declara: “Qué Dios nos libre de ser víctimas de la maldad iraní”.

EÁU considera “inaceptable” a un Irán nuclear
En el vecino Abu Dhabi, que preside la federación de EÁU y es el mayor productor de petróleo de los siete emiratos, las ambiciones de Teherán se ven con mayor preocupación. El jeque Mohammed bin Zayed “describió un Irán nuclear como absolutamente inaceptable”, asegura el embajador Richard Olson al dar cuenta de la cena que el príncipe heredero de Abu Dhabi y hombre fuerte de la federación ofreció al secretario del Tesoro, el 15 de julio de 2009.
“Está convencido de que se desatará un infierno si Irán llega a hacerse con la bomba, con Egipto, Arabia Saudí, Siria y Turquía desarrollando su propia capacidad nuclear militar, e Irán instigando el conflicto entre suníes y chiíes por todo el mundo”, advierte el diplomático. Pero Al Nahayan, “el hombre que dirige” el país y “quien decide en asuntos de seguridad” aunque su único título oficial es vice comandante supremo de las Fuerzas Armadas de EÁU, va más allá y considera “una guerra convencional con Irán en el corto plazo como claramente preferible a las consecuencias a largo plazo de un Irán dotado del arma nuclear”.

Egipto recluta agentes en Irak y Siria para contrarrestar a Irán
“[El presidente egipcio, Hosni] Mubarak tiene un odio visceral hacia la República Islámica, a menudo se refiere a los iraníes como ‘mentirosos’ y les acusa de querer desestabilizar Egipto y la región”, escribe la embajadora norteamericana en El Cairo, Margaret Scobey, en un informe a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el pasado febrero (documento 191130). En su opinión, “no hay duda de que Egipto considera a Irán como la mayor amenaza a largo plazo, tanto por su desarrollo de capacidad nuclear como por su intento de exportar la revolución chií”. Aún así, matiza Scobey, “Mubarak le ha dicho a[l enviado especial para Oriente Próximo George] Mitchell que no se opone a que Estados Unidos hable con los iraníes, mientras ‘no nos creamos una palabra de lo que dicen”.
A finales de diciembre del año pasado, el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, el teniente general Gabi Ashkenazi, le dijo al congresista norteamericano Ike Skelton que “Mubarak asegura que Irán está promoviendo el cambio de régimen en Egipto”, tal como recoge el resumen de la entrevista elaborado por la Embajada de EEUU en Tel Aviv (documento 241399). Ninguno de los despachos disponibles cita esa denuncia de una fuente directa, pero los dirigentes egipcios se muestran muy preocupados con la penetración iraní en su país.
Egipto ya ha “empezado un enfrentamiento con Hezbolá e Irán”, le anunció el jefe de los servicios secretos egipcios, el general Omar Soliman, al almirante Michael Mullen, el jefe de la junta de jefes del Estado Mayor del Ejército norteamericano, durante una visita a El Cairo en abril del año pasado (documento 204990). Irán “es muy activo en Egipto”, explica. Su principal objetivo es utilizar el país de las Pirámides para canalizar su ayuda financiera a Hamás que cifra en 25 millones de dólares al mes, según el despacho que firma Scobey. No obstante, Soliman asegura que están frustrando esos esfuerzos y pone como ejemplo que han impedido varios intentos iraníes de “pagar los salarios de los Batallones Al Qasam” y detenido a los miembros de la primera célula de Hezbolá en Egipto. Otra intrusión iraní, según Soliman, es el intento de “recabar el apoyo de los beduinos del Sinaí para facilitar el tráfico de armas a Gaza”.
Mullen le expresa su agradecimiento por los esfuerzos para combatir el contrabando y le abre la puerta a que pueda pedir “asistencia adicional para la seguridad en la frontera en cualquier momento”. Solimán insiste en la amenaza iraní. “No vamos a consentir que Irán opere en Egipto”, afirma antes de añadir en que ya han advertido a Teherán de que si lo hacen, ellos también interferirán en Irán. De hecho, confía, su departamento “ya ha empezado a reclutar agentes en Irak y Siria”. Se supone que para infiltrarlos en la República Islámica. “Irán debe pagar un precio por su comportamiento”, concluye.

Jordania alerta ante la extensión del arco chií
“La metáfora que más a menudo utilizan los funcionarios jordanos cuando se habla de Irán es la de un pulpo cuyos tentáculos llegan insidiosamente a manipular, fomentar [sic] y minar los planes mejor establecidos de Occidente y los moderados de la región”, escribe el embajador estadounidense en Ammán, Stephen Beecroft, en un informe sobre cómo reaccionarían los países de la zona a un eventual compromiso de EEUU con Irán (documento 200230). “Aunque los funcionarios jordanos dudan de que el diálogo con Estados Unidos vaya a convencer a Irán de retirar sus tentáculos, opinan que pueden cortarse privando a Irán de asuntos polémicos que le convierten en héroe para la calle árabe, como su defensa de la causa palestina”.
“El rey Abdalá indicó al enviado especial George Mitchell en febrero que la implicación directa de EEUU con Irán en este momento solo profundizaría las divisiones intra árabes y que más ‘países sin agallas’ se pasarían al lado iraní”, menciona Beecroft. El monarca jordano fue el primero en advertir del riesgo de un “arco chií”, que iría desde Irán hasta Líbano, pasando por las minorías del Golfo y sobre todo Irak, si se intervenía para derribar al régimen de Saddam.
Algunos de sus asesores siguen temiendo que “EEUU y Occidente permitan que Irán sea hegemónico en Irak y a través de la región a cambio de abandonar su programa nuclear”, recoge el informe. También menciona que Zeid Rifai, presidente del Senado hasta diciembre de 2009, predice que el diálogo con Irán no llevará a ninguna parte: “Bombardeen Irán o vivan con una bomba iraní. Sanciones, zanahorias, incentivos, no funcionarán”. En definitiva, los jordanos temen que Irán sea el único que se beneficie del diálogo con EEUU, y que a ellos les toque paga el precio.
La sombra de Irán aterra al rey de Bahréin. “Hay que parar ese programa”, le dice el rey Hamad bin Isa al Khalifa de Bahréin al general Petraeus, en noviembre de 2009 cuando éste era comandante del Mando Central (CENTCOM) estadounidense (documento 232927). El informe de la reunión que elabora el embajador norteamericano en Manama, Adam Ereli, señala que el monarca defiende “con fuerza que se actúe para acabar con [el] programa nuclear [iraní], por cualquier medio necesario”. “El peligro de dejarlo avanzar es mayor que el peligro de pararlo”, cita textualmente al rey.

La Media Luna Roja traficó armas para Hezbolláh
Otros documentos dicen que Irán utilizó ambulancias de la Media Luna Roja (similar a la Cruz Roja) para el contrabando de armas y agentes de inteligencia hacia el Líbano durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006.
Según el diario británico The Guardian, una fuente iraní también dijo a los diplomáticos de EE.UU. que el personal de ambulancias ayudó a oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní a infiltrarse en otros estados de la región, entre ellos Irak.
La Media Luna Roja ha negado los informes.
La fuente, que está afiliada con la Media Luna Roja, dijo a los estadounidenses que agentes secretos iraníes enviaron ayuda a Hezbolláh de esta manera que era militar, no médica. Agentes especiales de las unidades de élite fueron introducidos de contrabando en el país.
Los suministros médicos, según los documentos, eran sólo una cubierta para las armas.

Israel le pidió a la Autoridad Palestina que tome Gaza
Los documentos de WikiLeaks indican que el Ministro de Defensa Ehud Barak consultó con Fatah y Egipto la posibilidad de que ellos tomen el control de Gaza luego de la operación israelí “Plomo fundido”, propuesta que recibió el rechazo por parte de ambos.
Barak advirtió que un ataque contra Irán era viable solo hasta finales de 2010
Un cable de 2009 del gobierno estadounidense divulgado el domingo por el sitio web Wikileaks cita al ministro de Defensa, Ehud Barak, informando a funcionarios estadounidenses de que un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán era viables hasta el final de 2010, pero después de esa fecha, “cualquier solución militar resultaría en daños colaterales inaceptables. ”

Netaniahu no teme las nuevas revelaciones de Wikileaks
El Primer Ministro israelí, Benjamín Netaniahu, aseguró horas antes de conocerse las revelaciones de Wikileaks que no les teme porque su país mantiene un discurso similar en público y en privado. “Generalmente hay una distancia entre lo que se dice en público y en privado, pero en el caso de Israel esa distancia no es grande”.
“En otros países la distancia es extremadamente grande”, dijo Netaniahu.

Netaniahu señaló que Washington no le ha comunicado que la divulgación incluya “material sensible específico relativo a Israel”, aunque reconoció que difícilmente habrá “podido clarificar” cuáles son los 250.000 documentos secretos relacionados con la guerra en Irak que incluye la filtración. Según Wikileaks, se trata de una lectura de las comunicaciones entre el Departamento de Estado de EEUU y las 297 embajadas, consulados y misiones en todo el mundo. Netaniahu señaló en este sentido que “Israel no es el centro de la atención internacional”.
El Viceministro israelí de Exteriores, Daniel Ayalon, ha dejado claro que “ningún documento puede dañar” las relaciones entre Israel y Estados Unidos.

Aclaración del diario El País de España
El País admitió que no utilizó “todos los papeles obtenidos por Wikileaks”. Y aclara que, como “se trata de relatos que aportan pistas sobre acontecimientos importantes pero que son narrados por una sola fuente, el servicio diplomático de Estados Unidos, El País no ha podido corroborar todos esos relatos y ha prescindido de algunos que ha considerado de dudosa credibilidad. Pero sí ha certificado otros y ha operado de forma responsable con la intención de causar el menor daño posible”. Y cuenta que, “entre otras precauciones, se ha decidido aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusión de determinados documentos”. Es decir, deja en manos del periódico estadounidense la publicación o no de algunas cuestiones.

Older Entries