Irán financia movimientos sociales en Argentina

Deja un comentario

El magistrado federal Daniel Rafecas reveló que el dinero sale de la embajadadeIrán en Buenos Aires. Involucró al activista político Luis D’Elia (der.), vinculado al oficialismo

Rafecas (foto) hizo declaraciones durante una jornada organizada por la Sociedad Hebraica Argentina y la Agencia Judía de Noticias. “Seguramente, a cambio de dinero, este señor (D’Elía) empieza a hablar en contra sin tener mucha idea, ni tampoco calibrar la marginación política que sufrió por parte de la clase política, a partir de ese gesto”, dijo el magistrado.

Rafecas recordó que años atrás tomó intervención en un caso en el que se analizaron “desmanes y actos realizados por una organización social medio desconocida, frente a la Embajada de Israel”. Según confió, en el expediente se había identificado por lo menos a una docena de personas. “Me puse a investigar quiénes eran y los hice venir a todos a declarar al juzgado”, recordó el magistrado.

En las declaraciones indagatorias, Rafecas advirtió que se trataba de personas que vivía en el segundo cordón industrial de Buenos Aires. “Apenas podían leer y escribir” y “no tenían la menor idea de dónde está Palestina ni qué pasaba con Israel”. “En su vida habían visto una estrella de David”, dijo el juez.

Algunos de los imputados admitieron en sus declaraciones que habían sido “llevados” a la manifestación a través de “un abogado” o “un militante” y “todo indicaba que había sido por dinero”, reflexionó el juez federal. Rafecas denunció que en una oportunidad pudo incluso observar a personas que estaban en las puertas de los tribunales del barrio de Retiro, donde tiene su despacho, “repartiendo dinero a otras para que insulten al Estado de Israel y se solidaricen con Palestina”. “Fue filmado y lo vi”, enfatizó.

Las declaraciones del magistraado tuvieron rápidas repercusiones. El juez de la Cámara en lo Penal Económico Marcos Grabviker advirtió que sería “altamente preocupante” que se compruebe que el activista Luis D’Elía cuenta con apoyo económico de la Embajada de Irán.

“Si fuese así (en referencia a las declaraciones de Rafecas), sería altamente preocupante; porque sabemos lo que piensa y dice el presidente de Irán”, afirmó el magistrado en declaraciones a la radio argentina Radio 10.

El camarista aclaró que tendrían que ser “la DAIA y la AMIA” (entidades que representan a la comunidad judía en Argentina) las que se expresen “en forma clara” por los dichos de Rafecas. El juez Grabviker recordó que tanto Aldo Donzis, presidente de DAIA, como Guillermo Borger, de la AMIA, “ya expresaron su preocupación” por la actuación de Luis D’Elía y su acercamiento con el régimen iraní.

“Hay quienes diferencian el antisemitismo del antisionismo, hay quienes dicen que no tiene nada contra los judíos pero que el Estado de Israel tiene que desaparecer; esto lo ha dicho el presidente de Irán en varias ocasiones”, afirmó el juez de Cámara.

Grabviker recordó que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, dijo alguna vez que “el largo brazo iba a alcanzar a todos los ciudadanos israelíes judíos y a todos los judíos de todo el mundo”. “Muchas veces se subvierten algunos valores y algunas maneras de denominar a las cosas; no nos tenemos que olvidar de eso, porque le hecho de que no lo esté repitiendo últimamente no quiere decir que no lo piense”, consignó.

El camarista insistió en la preocupación que genera el vínculo entre el activista argentino y el presidente iraní: “D’Elía supone o debe pensar que el pueblo de Irán es sometido o víctima de lo que hace el gobierno israelí”. Aclaró que “son suposiciones” y que “nunca me metí a analizar la ideología de D’Elía en particular en este punto, aunque si recuerdo haberlo escuchado hablar de su amistad con judíos y demás”.

“Creo que el tema va más allá de un personaje o de cualquier agrupación en particular”, dijo Grabviker, aunque sostuvo que para “llegar a un punto mínimo de entendimiento, debe haber un compromiso, un renunciamiento a la aspiración de destruir un Estado, y recién ahí se puede seguir conversando”.

En tanto, el presidente de la Sociedad Hebraica, Oscar Olender, que estuvo presente en la conferencia en la que habló Rafecas, advirtió en el canal de noticias argentino C5N que D’ Elia debería ser “denunciado por apología del delito”. Además aclaró que lo dichos del dirigente oficialista tienen características “nazis” y resaltó que él no dialoga con nazis. “El antisemitismo no lo entiendo, pero en la Argentina se ha avanzado mucho en esto, salvo para este señor (por D’Elía), que se ha quedado en el tiempo”.

Extraído de Diario Infobae.com

Desde el Líbano, Luis D’Elía volvió a agredir a la comunidad judía

Deja un comentario

Organizaciones pro-palestinas organizaron una marcha para el día 30 de marzo con el objetivo de intentar romper la soberanía de Israel cruzando las fronteras de Jordania, Egipto, Siria y Líbano.
Entre los participantes se encuentra el piquetero Luis D’Elía, quien apoya abiertamente al régimen teocrático de Irán que proclama a viva voz su objetivo de destruir al Estado de Israel y niega el Holocausto.

Según afirman los organizadores “la Marcha espera generar mayor conciencia, porque Jerusalem tanto como Palestina necesitan volver a ser la tierra de la libertad y la coexistencia entre las personas del mundo, de distintas religiones y culturas”, aunque en ningún momento se refirieron a solicitarle a Hamas que deje atacar el territorio de Israel.

A su vez, se informó que los gastos del viaje de Luis D’Elía serán solventados por la Organización Free Palestine.

El piquetero renovó sus críticas contra Israel durante una visita que realiza a ese país de oriente. “Estoy en el centro clandestino de Khiyam, aquí la sionista Israel torturó y desapareció a 5000 libaneses“, afirmó. Acusó a la comunidad judía de robar tierras palestinas

El titular de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV), Luis D’Elía, sumó hoy polémicas acusaciones contra el pueblo de Israel y la comunidad judía internacional, durante una visita que realiza al Líbano.

Estoy en el centro clandestino de Khiyam, frente a las alturas del Golan, aquí la sionista Israel torturó y desapareció a 5000 libaneses“, publicó el piquetero a través de su cuenta de Twitter.

En una serie de mensajes que difundió a través de esa red social, el dirigente describió parte de su recorrida por el Líbano, que se inició temprano en el Museo de la Resistencia.

Al respecto, D’Elía afirmó que su visita a ese lugar le recordó “la barbarie sionista”. Luego, señaló que se dirigió hacia un kibutz (población rural).

Estoy pasando por un kibutz israelí en tierra claramente robada a los palestinos a metros de la puerta de Fatima“, describrió.

D`Elía pidió investigar a israelíes por atentados

Deja un comentario

El piquetero Luis D’Elía, acusado de realizar manifestaciones antisemitas, se presentó hoy en el expediente de la causa AMIA para “colaborar con el esclarecimiento” del caso, denunció por “negligencia e impericia” a los instructores y reclamó investigar a los propios israelíes por ese ataque y el de la embajada judía.
D’Elía aseveró que “durante muchos años ha existido la creencia dogmática de que no sería posible un atentado de judíos contra judíos”, pero reclamó investigar esa pista en pos del esclarecimiento del caso para “llevar paz” a las víctimas de la masacre.
“Comprendo la incredulidad y espanto que provoca la idea de un atentado por parte de israelitas a las comunidades argentinas, pero esa incredulidad no debe cegar el entendimiento de los hombres de buena fe que -no dudo- integran la dirigencia de la Comunidad Judía Argentina”, disparó en el escrito presentado.
En su presentación alude a la “manipulación de testigos” y a la falta de pruebas sobre los “coches-bomba” que -según se estableció judicialmente- sirvieron para volar el edificio de la Embajada de Israel, en Arroyo y Suipacha, el 17 de marzo de 1992, donde murieron al menos 23 personas, y la sede de Pasteur 633 el 18 de julio de 1994 donde perecieron 85 personas.
Por las dudas, el piquetero se atajó de las críticas que recibirá: “Entiendo, y soporto estoicamente, los embates contra mí persona por ‘atreverme’ a plantear lo que a la luz de la razón resulta ineludible de investigar para llegar a la verdad”.
Desde hace varios años el ex secretario de Tierras y Hábitat kirchnerista manifiesta su posición pro-iraní en los conflictos con Israel y ha sido criticado por la comunidad judía por sus “expresiones antisemitas” y “profundamente discriminatorias”.
Pero la semana pasada, la DAIA, brazo político de la comunidad judía, denunció penalmente a D’Elía luego de que vinculó al ex apoderado Sergio Schoklender con el Mossad, servicio de inteligencia israelí, en el marco del conflicto desatado en la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo.
Hoy D’Elía decidió contraatacar en la Justicia, pero directamente en la causa por el ataque a la AMIA: se presentó como ‘amicus curiae’ o ‘amicus veritatis’ (figura que permite acceder a la causa y sugerir medidas) y fustigó duramente a los instructores, el titular de la Unidad Fiscal de AMIA Alberto Nisman y el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.
“Es por todos sabido que no me puedo callar cuando detecto una injusticia”, dijo D’Elía, y añadió: “Honestamente creo que los fiscales y el juez deberían -al menos por vergüenza- pensar en dedicarse a otra cosa”.
Según su versión, “existió y existe aún hoy una fabulosa negligencia e impericia de quienes tuvieron y tienen a su cargo la investigación, además del sempiterno encubrimiento exhibido desde todos los sectores de poder”, pero se necesita “de una vez y para siempre” avanzar sobre la “hipótesis jamás investigada”.
“En honor a la verdad exijo se encause, por la memoria y eterno descanso de los que fallecieron, por la paz de quienes perdieron un ser querido y por la dignidad de los que sobrevivieron a tan atroces calamidades”, clamó en su escrito.
En su presentación D’Elía descalificó la labor de Nisman con innumerables adjetivos: entre otras cosas, habló del dictamen como “farragoso libelo”, “abultado panfleto” con “torpes argucias”, “delirante visión” y “adefesio pseudojurídico”.
Repasó la reunión en Irán en la que se habría “concebido el diabólico plan de volar la sede de la AMIA” y afirmó que el ex agregado cultural iraní Moshen Rabbani “soporta la más descarada ignominia” al atribuirle ser “el cerebro local del atentado”, sin considerarse que ya se había hecho sobre él y otros conciudadanos “una meticulosa inteligencia que se extendió por lo menos desde poco después del atentado a la Embajada hasta 1998”.
“Lo significativo y sospechoso -dijo- es que toda la profusa información resultante de esas ‘inteligencias’ fue hecha desaparecer. ¿Cómo explica esto el Fiscal Nisman? ¿Investigó esa anormalidad flagrante que se conoció recién finalizando el juicio oral por denuncia de (el ex policía Juan José) Ribelli?”.
Para D’Elía, “la hipótesis más razonable ante esto es que toda esa información clave fue hecha desaparecer porque probaba justamente la ajenidad de Irán, al no encontrárseles nada que los involucrara”.
Y concluyó que “si Irán hubiera planeado un atentado terrorista indiscriminado en otro país, el último país del mundo que hubiera elegido como blanco hubiera sido la Argentina. Pero Nisman pretende que haya sido el único y dos veces”.
D’Elía también disparó por causa del ataque a la embajada, que llevó adelante la Corte Suprema de Justicia, y se quejó porque “durante muchos años ha existido la creencia dogmática de que no sería posible un atentado de judíos contra judíos”.
Incluso, D’Elía citó a Alfredo Bisordi, hoy abogado del ex policía condenado Luis Patti y ex juez de la Cámara de Casación Penal, que se enemistó públicamente con el ex presidente Néstor Kirchner por demoras en causas de delitos de lesa humanidad

La Justicia investiga a D’Elía por sus dichos sobre Schoklender y el Mossad

Deja un comentario

El fiscal Lapadú tiene a su cargo la denuncia efectuada por la DAIA para que se investigue si existió discriminación en los dichos del piquetero sobre el ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo por su condición de persona judía

La Justicia investiga a D'Elía por sus dichos sobre Schoklender y el Mossad

Crédito foto: Télam

Fuentes judiciales confirmaron a Infobae.com que el fiscal a cargo de la Unidad Fiscal Sudeste ya recibió la denuncia que realizó la representante legal de la DAIA ante la División Antidiscriminatoria de la Policía Federal por “infracción al artículo 3 de la ley antidiscriminación”.

Las mismas fuentes indicaron que el fiscal ya solicitó los audios correspondientes a las declaraciones radiales efectuadas por D’Elía y se evalúa citar para la semana próxima al piquetero a prestar declaración indagatoria.

La infracción está castigada con penas que van de un mes a 3 años de prisión.

D’Elía había dicho que no le extrañaría que detrás del ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, esté el servicio secreto israelí, el Mossad, generando una fuerte reacción de la comunidad judía argentina.

En ese sentido, recordó una conversación con Vicente Zito Lema, ex titular de la Universidad de Madres, que renunció en 2003 por incompatibilidades con Schoklender.

“Cuando vos ves todos los apellidos Schoklender, etcétera, Zito Lema me dice ‘yo no sé si este pibe es del Mossad’. No me extrañaría que detrás de estas operaciones de desprestigio estén personajes de la alta inteligencia internacional”, aseguró el líder del Movimiento de Integración Latinoamericana de Expresión Social (Miles).

Estos dichos motivaron duras críticas de la DAIA y del diputado nacional Carlos Comi (Coalición Cívica).

En declaraciones radiales, D’Elía apuntó a que investiguen “las ligazones de este pibe con el servicio de inteligencia, porque no se puede hacer tanto daño gratuitamente”.

“Vos mirás la lista de estos muchachos y son todos paisanos, encabezados por ellos dos, hijos de un hombre traficante de armas vinculado a la dictadura”, agregó.

“Se dice que su padre era un importante traficante de armas que trabajaba para Massera”, completó D”Elía su consideración sobre el ex apoderado de Madres.

Y agregó: “No se entiende que haga semejante desastre a, quizás, la organización de derechos humanos y social con el más alto grado de legitimación política de Argentina”.