Extraído de OSA filial Cordoba
Posted by David Harris

A veces es declarado abiertamente, otras veces esta mas velado. La acusacion de doble lealtad esta de regreso.
El 16 de abril, The Journal News, un periodico de Gannett, publico una columna de un invitado por parte de un residente local del Condado Westchester.
Asignado con el incendiario titular “Lowey mina los intereses americanos en el Medio Oriente”, acusaba a la congresista Nita Lowey, una veterana con 22 años en el Capitolio, de “socavar deliberadamente nuestro interes nacional al servicio de un gobierno extranjero.” Preguntaba, “A quien es ella leal y los intereses de quien representa?”, y proponia que ella y aquellos como ella sean “registrados como agentes de un gobierno extranjero.”
Cual fue la supuesta transgresion de la Diputada Lowey? Que, entre otras cosas, “Ella y mas de 300 congresistas mas enviaron vergonzosamente una airada carta al presidente Obama, demandando que el pare de maltratar a Israel. La traicion de la Diputada Lowey ha sacudido la alfombra debajo de los pies de nuestro presidente y saco los dientes fuera de su mordida.”
Francamente, yo estoy aun mas preocupado acerca de por que tal periodico publico un ataque que sono a McCarthysmo contra una funcionaria publica mas que lo que el autor realmente escribio.
Seguramente, el periodico recibe muchos envios, de los cuales elige uno para su columna diaria. Donde estaban los filtros que debieron haber etiquetado tan venenosa diatriba como fuera de limites?
O tomemos una parte del editor del The Washington Note recien aparecido en el The Huffington Post.
El autor ataco al Senador Charles Schumer, otro legislador veterano que es judio, por “cruzar publicamente la linea cuando llego a acusar celosamente a su propio gobierno y colegas en temas delicados de politica americano-israeli.” Afirmaba que “los documentos de Schumer llegan al punto de sonar como si el fuese mas un Senador trabajando en la Knesset que trabajando en el Senado de los EEUU.”
Y cual fue el supuesto pecado del Senador Schumer? El fue acusado de tener un “punto ciego sobre Israel.” Schumer, ustedes ven, desafio el enfoque de la administracion Obama respecto a Israel, llamandolo “contraproducente, debido a que cuando tu das esperanzas a los palestinos que los EEUU haran su negociacion por ellos,ellos no van a sentarse y conversar.”
Entonces estuvo la calumniosa tactica de un no nombrado funcionario de la administracion (luego condenada por una importante figura del Consejo de Seguridad Nacional) quien dijo a Laura Rozen, periodista de politica exterior para Politico, que el funcionario de la Casa Blanca Dennis Ross era “mucho mas sensible a la politica de coalicion de Netanyahu que a los intereses americanos.”
La sospechada perfidia de Ross? El aparentemente aconsejo que el Primer Ministro Netanyahu podria solo ser presionado mas a la luz del armado de su coalicion gobernante- y de las encuestas mostrandolo con amplio apoyo en Israel.
Stephen Walt, el academico que ha convertido su ataque sobre el “Lobby Israel” en una industria casera, salto sobre el tema. El sugirio que la doble lealtad no era un termino particularmente util en estos dias, pero que “conflicto de interes” seguramente se ajustaba mas.
El conoce la carga historica asociada con los acusadores de “doble lealtad” y seguramente penso una forma mas, me atrevo a decir, “kosher” para expresar esencialmente el mismo pensamiento.
En un articulo en abril titulado “Sobre ‘doble lealtad,'” Walt escribio: “No es obvio que la politica americana hacia el Medio Oriente es probable que sea torcida cuando ex empleados de WINEP [Instituto Washington para Politica de Cercano Oriente] o AIPAC tienen importantes roles politicos, y cuando su propia conducta previa ha dejado en claro que ellos tienen un fuerte apego a un pais particular en la region?”
Ross estuvo asociado con el WINEP, lo cual lo hace inelegible, en el pensamiento de Walt, para servicio gubernamental sobre el Medio Oriente. Ross, un profesor distinguido, es tambien un miembro maduro de varias administraciones americanas que han pensado promover el proceso de paz. Todo esto le importa un comino a Walt, quien tiene un objetivo- distanciar a los EEUU de Israel en el nombre de sus teorias “realistas”.
Pero entonces Walt podria considerar extender su caza de brujas. Despues de todo, en el mismo articulo el sugirio: “Cuando hay importantes temas de seguridad nacional en juego, no tendria mas sentido tener la politica de los EEUU en las manos de gente sin fuertes sentimientos personales respecto a cualquiera de las partes interesadas?”
Por favor dime, eso incluiria, en las palabras de antiguerra.com, “al hombre del AIPAC en el bando de Obama”?
O sea el Congresista Rahm Emanuel.
Poco despues de la eleccion del Presidente Obama, el sitio publico un profundo articulo sobre Emanual, que terminaba con estas palabras:”Quizas haya un limite para las travesuras que el sera capaz de hacer; en este punto uno solo puede adoptar una politica de esperemos y veamos. Una cosa es segura, sin embargo. Si el tema es Israel, Emanuel sabe muy
claramente donde reside su lealtad.”
O quizas, dado el actual contratiempo por la construccion en Jerusalem, descalificaria Walt a la autora de un documento de posicion en 2008 que “cree que el derecho de Israel a existir en seguridad como estado judio, con fronteras defendibles y una Jerusalem indivisa como su capital, segura de violencia y terrorismo, nunca debe ser cuestionado”?
Esa fue la Senadora Hillary Clinton.
O posiblemente al co-patrocinante del Acta de la Embajada en Jerusalem (S. 1322), la que declaro que “Jerusalem debe permanecer como ciudad indivisa y… debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel”?
Ese fue el Senador Joe Biden.
O quizas, como fue informado por ABC News en junio de 2008, a la persona que escribio: “En terminos generales, claramente Israel debe surgir de un acuerdo de status final con fronteras seguras. Jerusalem continuara siendo la capital de Israel, y nadie debe buscar o esperar que sea redividida”?
Ese fue el Senador Barack Obama.
De acuerdo a Walt, no deben estas “partes interesadas” con “fuertes sentimientos” salirse de la politica de Medio Oriente, dejando el trabajo, yo supongo, para los que piensan como el y su compañero de equipo John Mearsheimer? O el esta hipocritamente dispuesto a dar a funcionarios selectos un pase?
Hay un tufo a McCarthysmo en el aire, y no huele mejor hoy que lo que olia cuando surgio 60 años atras.
Fuente: In the trenches