GAZA (Reuters) – Excavadoras egipcias trabajaban el miércoles en la frontera de la Franja de Gaza y un diario israelí informó que se trataba de un muro metálico subterráneo para evitar los túneles palestinos utilizados para el contrabando.
Testigos en la fronteriza ciudad de Rafah, en el enclave costero, dijeron que podían ver vehículos egipcios operando al otro lado de la frontera cercada, pero que no divisaban exactamente qué estaban haciendo.
El periódico israelí Haaretz reportó que Egipto estaba instalando un muro metálico subterráneo de cerca de 20 a 30 metros de profundidad en la reducida zona fronteriza, en donde palestinos han cavado un laberinto de túneles para romper el bloqueo israelí sobre Gaza.
No hubo comentarios inmediatos oficiales de parte de Egipto. El grupo islamista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, dijo que estaba revisando el reporte.
Haaretz reportó que el muro sería de cerca de 10 kilómetros de largo e “imposible de cortar o fundir”.
Traficantes ingresan a través de los túneles todo tipo de bienes al territorio bloqueado, además de armas y explosivos para los militantes de Hamas, según Israel.
Pero a pesar de un bombardeo aéreo por parte del Estado judío, la red de túneles no ha sido cerrada. Fuentes palestinas dicen que funciona gracias al pago a guardias locales egipcios, que supuestamente deben impedir el tráfico.
Israel se retiró de la Franja de Gaza en el 2005 y su frontera con el enclave costero es fuertemente controlada por el Ejército. Egipto controla la frontera sur de la franja bajo un acuerdo de seguridad con Israel.
Anuncios