Navidad en Tierra Santa

Deja un comentario

Los católicos de Tierra Santa y miles de peregrinos de todo el mundo festejaron la Navidad en Belén, Jerusalén y Nazaret como epicentros de los actos religiosos más importantes, y bajo el mensaje de paz y coexistencia que envió en su homilía navideña el patriarca latino, Fuad Twal.

Las oraciones, misas y peregrinaciones fueron constantes en todos los lugares relacionados con la Navidad, particularmente Belén, ciudad en la que está ubicada la Basílica de la Natividad, principal centro religioso visitado por los creyentes.

Allí fue donde tuvo lugar la principal concentración de feligreses para la Misa del Gallo, en la que Twal aprovechó la homilía para enviar al mundo un mensaje a cristianos, judíos y musulmanes, las tres confesiones con intereses en Tierra Santa.

Ante las decenas de miles de personas que pasaron la Navidad en Belén, el máximo dirigente en la zona de la iglesia Católica destacó que su esperanza en estas navidades es que “Jerusalén se convierta en un ejemplo de armonía y coexistencia entre las tres religiones monoteístas”.

Twal dirigió la Misa del Gallo en la Iglesia de Santa Catalina, la sección católica del complejo de la Basílica de la Natividad, que está situada sobre la gruta en la que la tradición sitúa el nacimiento de Jesús.

Miles de feligreses se concentraron en el interior de la Iglesia para el servicio, trasmitido a todo el mundo en directo, y otras decenas de miles lo hicieron en la Plaza del Pesebre.

Twal pidió para el año entrante que “el repicar de las campanas de nuestras iglesias eclipse el tronar de los cañones” y exhortó al diálogo como vía para apartarse del fundamentalismo.

“El hijo de Belén nos recuerda que el primer mandamiento es el amor”, agregó el religioso, para quien el “perdón” y la “reconciliación” son la clave para resolver los problemas del mundo.

A la misa asistieron el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abás, y el primer ministro Salam Fayad, así como los representantes de las potencias europeas custodios de Tierra Santa: España, Italia, Bélgica y Francia.

El presidente de la AP aprovechó la oportunidad para desear que el año entrante sea el del Estado palestino independiente.

“Esperemos que el año que viene sea un año de paz y que se establezca el Estado palestino independiente con Jerusalén como capital, al lado de Israel en paz y seguridad”, subrayó.

Y aunque es musulmán, Abás se declaró como “buscador de la paz en el camino de Jesús”.

Belén vivió uno de los momentos más culminantes de su historia más reciente, con una masiva afluencia de peregrinos y turistas que han inundado sus calles y llenado sus hoteles.

Según estadísticas del Ministerio de Turismo de la AP, hasta 100.000 turistas de desplazarán a la ciudad en el período que se extiende desde la Navidad católica hasta la armenia, el próximo 18 de enero, una afluencia que, de confirmarse, batiría todos los récords.

Un fuerte apoyo para la menguante población cristiana de la ciudad que vio nacer a Jesús, que pasó de ser una mayoría del 90 por ciento a comienzos del siglo pasado, a convertirse hoy en día en una minoría que no supera el 40 por ciento de sus 25.000 habitantes.

Según diferentes estadísticas, la población cristiana en Tierra Santa ronda las 190.000 personas, de las que unas 40.000 residen en Cisjordania, 3.000 en la franja de Gaza, y los restantes en el territorio israelí.

Nazaret, otro de los centros de peregrinaje, en el norte de Israel, alberga el templo cristiano más grande de Oriente Medio, la Basílica de la Anunciación,

Allí se venera un pozo de agua donde, según la creencia, la Virgen María recibió el anuncio del nacimiento de su divino hijo por el arcángel Gabriel. EFE y Aurora

Anuncios

Navidad judía a la estadounidense…

Deja un comentario

Por David Greenberg

Las velas de Januka estan ardiendo mas brillantes que nunca. Aunque tradicionalmente considerada una celebracion judia menor, la fiesta es ahora un gigante comercial, una marca cultural, y una afirmacion de identidad judia. En un articulo de 1998, reimpreso mas abajo, David Greenberg rastrea la evolucion de Januka desde el Viejo Testamento hasta el negocio de tarjetas Hallmark cercano a su casa.
La epoca de la fiesta esta sobre nosotros. No la “estacion de Navidad” sino la “estacion de fiesta”- un eufemismo para “Navidad con Januka (y quizas Kwanzaa)”. Si ustedes colocan un arbol en la plaza del pueblo, necesitan una menorah tambien. Nosotros decoramos las oficinas con decoraciones azules y plateadas de decoraciones de Januka junto a temas de Navidad y en el especial de Navidad de Plaza Sesamo, el Gran Pajaro desea al Sr. Hooper un Feliz Januka. El unico significado de la frase “judeo-cristiana”, parece, es la fusion de estas dos fiestas por otra parte no relacionadas en una gran fiesta de estacion.
El problema, como cualquier rabino les dira, es que Januka ha sido tradicionalmente una fiesta judia menor. Conmemora la exitosa revuelta israelita en el siglo II AC contra sus opresores sirios, y su rechazo a asimilarse dentro de la cultura helenistica prevaleciente. Especificamente, celebra el milagro en el cual, de acuerdo a la tradicion, una medida de aceite para un dia alimento el candelabro del rededicado Templo de los judios por ocho dias. Hasta recientemente, esta observancia palidecio ante las Altas Fiestas, Pesaj, incluso Purim. Entonces como se convirtio en “la Navidad Judia”? Y es esto bueno para los judios?
Primero, Navidad tuvo que volverse Navidad, lo que originalmente no era un gran tema en EEUU. Los puritanos que establecieron Massachusetts convirtieron en crimen celebrar la fiesta (castigo: cinco chelines). Solo con la llegada de los inmigrantes alemanes luego de la Guerra Civil surgio como la principal fiesta americana. Con la revolucion en ventas– marcada por el aumento de las tiendas departamentales y propaganda– las celebraciones se enfocaron en terribles fiestas, comprar y dar regalos, y enviar tarjetas de salutacion (la primera vendida en 1874, y se volvio un negocio millonario en dolares en pocos años). La Compañia Coca-Cola adopto como su logo un alegre hombre barbado en traje rojo y blanco, y Santa sobrepaso a Jesus como principal icono de Navidad.
Entran los judios. Alrededor de 1900, millones de judios europeos orientales llegaron a los EEUU, congregandose en enclaves urbanos como el Lado Bajo Este de New York. La mayoria adoptaron las tradiciones americanas, incluyendo las recientemente laicizada Navidad. “Santa Claus visito el Lado Este ayer a la noche”, destaco el New York Tribune en Navidad en 1904, “y dificilmente se olvido una casa”. Los judios instalaron los arboles de Navidad en sus casas y no dijeron nada de los villancicos que sus chicos cantaban en las escuelas publicas.
La segunda generacion de judios americanos desafio esta adopcion de una fiesta que, a pesar de sus adornos laicos, era fundamentalmente cristiana. Pero los padres no podian muy bien privar a sus hijos de regalos o regocijo estacional, y Januka se beneficio de una sincronizacion conveniente. En vez de dar la tradicional “guelt,” o dinero, los judios celebraron con regalos, asi no caian lejos de sus vecinos cristianos. Importantes lideres religiosos, mas seguros con mantener una identidad judia en America, ahora urgian a las escuelas a hacer que los judios se abstuvieran de celebraciones navideñas o proveer vacaciones festivas multiproposito en cambio. Encender la menorah probo ser una alternativa satisfactoria al hecho de adornar un arbol con luces coloridas.
El sionismo, que reunio a conversos en los años anteriores a la IIª Guerra Mundial, tambien alento el patron de Januka. El enfasis de la fiesta en la independencia y fuerza militar frente a la persecucion se ensamblo con los temas de los nacionalistas buscando establecer un estado judio. El heroe guerrero Judah Macabeo, lider de una antigua revolucion, se transformo en un pionero proto-sionista. Al principio, las organizaciones sionistas utilizaron la fiesta como una excusa para provocar que los individuos donaran monedas para la causa. En los ultimos años ellos empaquetaron el Madison Square Garden para galas de recaudacion de fondos de Januka, mostrando a destacados tales como Albert Einstein y el Gobernador de New York Herbert Lehman.
Despues de la IIª Guerra Mundial, mientras los judios se mudaban con otros americanos a los suburbios, Januka apuntalo su lugar como su fiesta Nº1. A principios de los ’50s, en un famoso estudio estilo centrico de un suburbio de Chicago referido como “Lakeville,” el sociologo Marshall Sklare encontro que encender velas de Januka tenia el rango de la mas popular “mitzva”, por sobre llevar a cabo un Seder de Pesaj y observar el Shabat. Sklare atribuyo la popularidad de la fiesta a su facil acomodamiento con los rituales de Navidad tanto como a su capacidad para ser redefinida por los tiempos modernos. La leccion de Januka que esta siendo enseñada, destaco Sklare, ya no era mas la reverencia a Di-s por llevar a cabo un milagro sino mas bien el triunfo sobre la intolerancia religiosa– un mensaje perfecto para la America liberal en la era del movimiento de derechos civiles. Estos judios Ozzie y Harriet tambien modificaron sus observancias para los hogares de los años 50s. Como un historiador ha escrito, una guia judia de la era incluia recetas para “sandwiches macabeos” compuestos de tanto atun como ensalada de huevo y con forma para recordar a un guerrero macabeo tamaño bocado, o la “ensalada de frutas Menorah”, una composicion de queso crema y frutas que, cuando se moldeaba parecia una menorah”. Para fines de los ’50s, “Los preparativos de Januka habian crecido para incluir decoraciones en papel, tarjetas de salutacion, pañuelos, papel de forrar, cintas, chocolates, juegos y registros de fonografo.” Como los gentiles, los judios extendieron el dar regalos a los adultos; el Newsletter Hadassah señalaba que “Equipos de Mah-jong son un apreciado regalo de Januka.” Los padres podian ahora asegurar a sus hijos que Januka no era la Navidad de un hombre pobre, sino que era de hecho, una “mejor” fiesta debido a que significaba regalos por ocho dias.
Desde entonces, los judios se han integrado mas a la vida americana, y Januka se ha insertado en television, fiestas de oficina, tiendas Hallmark, librerias Barnes & Nobles, y otras importantes instituciones culturales americanas. Excepto entre los ortodoxos, ha sido minuciosamente transformada en una festividad importante. Por consiguiente, los lideres religiosos lamentan este desarrollo como otro ejemplo de la peligrosa asimilacion de los judios– si no en la sociedad cristiana entonces en la secular y comercial.
Pero la reciente evolucion de Januka representa no una capitulacion ante las fuerzas de Navidad sino una afirmacion de Judeidad en medio de una sociedad multicultural. Exactamente como Kwanzaa, creada en 1966, ha regresado a muchos americanos negros a su legado africano, asi Januka ha ayudado a atar a los judios a su legado y en algunos casos los ha traido de regreso al redil. En un estudio de 1985, el periodista Charles Silberman recordo como la escritora Anne Roiphe, asediada con airadas cartas luego que escribio un articulo acerca de celebrar Navidad como judia, cambio a observar Januka y la encontr mucho mas significativa. De igual manera, Silberman destaco, mas judios americanos que nunca preferian Januka a Navidad. Tres de cada cuatro encendian la menorah, un incremento incluso por encima del 68% en el estudio de los años 50 de Sklare. Hoy, la adherencia a un modesto ritual judio tal como celebrar Januka sigue en la tradicion de los antiguos israelitas, quienes despreciaron las presiones para adoptar el helenismo. De hecho, en asimilarse a EEUU mientras mantienen una identidad judia, observantes de Januka pueden bien estar siendo el orgullo de Judah Macabeo.

David Greenberg, profesor de historia y estudios de medios en Rutgers y autor de tres libros de historia politica, ha escrito la columna “Leccion de Historia” desde 1998.
Fuente: Slate