Una argentina se convirtió en la mujer más vieja en hacer aliá

Deja un comentario

Una mujer nacida en Argentina se convirtió en las últimas horas en la judía más vieja que hizo aliá en los últimos años.

Con 97 años, María Bertha Holskon fue noticia en los medios israelíes al convertirse en la persona más veterana en emigrar al territorio hebreo.
De acuerdo a lo consignado por el portal de noticias Ynet, Holskon nació en 1917 en el pueblo de Mauricio Hirsch, en el distrito bonaerense de Carlos Casares.
Justamente en esa región se instaló una de las primeras colonias judías que se formó en la Argentina y el pueblo debe su nombre a Moritz von Hirsch auf Gereuth, castellanizado como Mauricio Hirsch y más conocido cómo Barón Hirsch, un empresario y filántropo judeo-alemán que fue un importante benefactor de la región.
Lo cierto es que Holskon no sólo quedará en la historia como la mujer más longeva en hacer aliá sino que además trascendió en Mauricio Hirsch al haber sido elegida en su adolescencia como reina de belleza del pueblo.
Unos años más tarde, Holskon se mudó a Buenos Aires donde vivió hasta que decidió hacer aliá.
Su hija menor Dalia influyó en su decisión de dar el paso de viajar a Israel, ya que la mujer ya había hecho aliá y actualmente vive en Kfar Saba, donde también se instalará María Bertha para pasar el resto de su vida.
La abuela tiene dos hijas, siete nietos, cinco bisnietos y tres más en camino.
Según cuenta quienes la recibieron en el aeropuerto de Tel Aviv, entre sus pertenencias, la mujer llevaba sus cartas de amor que escribió para el hombre que más tarde se convirtió en su marido y fotos de su familia de los días vividos en la Argentina.
¿Y cuál es su secreto para una larga vida?, le peguntaron al arribar a Israel. “Amar a las personas y hacer que te amen incondicionalmente. Dar sin esperar nada a cambio, nunca dejar de hacer ejercicio, sonreír mucho y ofrecer ayuda a cualquier persona que me necesite”, dijo con gran sencillez María Bertha al llegar a casa.

Emoción y alegría en la despedida de un grupo de 40 olim argentinos que viaja a Israel

Deja un comentario

Un grupo de 40 olim (inmigrantes) argentinos que viaja a Israel fue despedido hoy miércoles con una ceremonia en la que se mezclaron momentos de emoción y alegría.
El acto para despedir a este primer contingente de un total de 60 olim que se van a vivir a Israel entre diciembre y febrero, se realizó en la sede de la AMIA convocado por la Agencia Judía para Israel (Sojnut) y Campaña Unida Keren Hayesod.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el representante de la Agencia Judía para América Latina, Claudio Manaker, afirmó que “el hecho de que olim argentinos se sumen a la sociedad israelí del futuro es algo muy positivo tanto para la sociedad israelí como para la comunidad judía argentina”.
Dentro de las personas que viajan en esta primera etapa, Hadás, una beba de nueve meses es la más pequeña del grupo, mientras que la mayor es Raquel, de 84 años.
“Me costó pero sentí algo en el corazón y dije me voy. No sé Hibrit, pero si Idish, tengo todas las expectativas y lo que me hace muy feliz es que voy a estar con mi familia en Kfar Saba, tengo dos nietos y el varón está haciendo el servicio militar (tzavá)”, dijo la más experimentada de los olim.
Para Claudio Manaker, “la aliá, más allá de ser un valor del pueblo judío, al final de cuentas es la decisión de las personas de transformarse en protagonistas del quehacer diario de Israel para mejorar la sociedad israelí y mejorar el mundo”.
El director indicó que la posibilidad de aumentar el número de judíos que deciden hacer aliá “va a permitir ensanchar más aún el puente de contacto que existe entre las dos comunidades judías”, la argentina y la israelí.
De acuerdo a los datos aportados por la Sojnut, más de 300 personas hicieron aliá en los últimos dos años. “La idea es hacer tres o cuatro despedidas de este estilo durante el año”, indicó Manaker.
El acto comenzó con la presentación de un video del Departamento de Aliá de la Agencia Judía y luego continuó con las palabras de Manaker, quien dijo que “la aliá es como concretar su judaísmo en el Estado de Israel y sentir el judaísmo diario que es lo que celebramos hoy”.
Por su parte, la directora del Keren Hayesod, Zuli Dreispiel, felicitó y agradeció a los olim por demostrar que “el trabajo que todo el pueblo judío hace es un trabajo en el cual estamos todos”.
Asimismo, Dreispiel expresó que gracias a las escuelas, a los programas como MASA, NAALE, TAGLIT que tienen como objetivo afianzar a los jóvenes judíos del mundo con Israel y al apoyo de todos, permitieron realizar este evento y preparar a la gente para hacer la aliá.
La directora también agradeció a la Organización Sionista Argentina (OSA) por hacer el trabajo de hasbará.
“Todos trabajamos juntos y juntos formamos las dos caras de una misma moneda que refuerzan la aliá para la continuidad de nuestro pueblo. Gracias por sumarse a nuestro esfuerzo” dijo Dreispiel dirigiéndose a los olim.
En el acto también participaron el secretario general de la AMIA, Julio Schlosser, y el presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Manuel Junowicz, quienes despidieron con emoción a los olim.
También estuvieron presentes el Gran Rabino de la comunidad judía argentina, Shlomo Benhamú, Maia Wiener, shlija en Argentina de la Sojnut, y Judith Melamed, también representante de la Agencia Judía.
El acto terminó con una canción interpretada por uno de los ole y hubo regalos de la Sojnut y del Keren Hayesod para todos los que viajaban.
Paulina, quien tiene hijos y nietos en Israel, confesó que tomó la decisión de hacer aliá porque sintió que “ya era hora”.
“No me fue difícil tomar esta decisión porque desde que era joven tenía ganas de vivir en Israel pero por distintas circunstancias no pude hacerlo, mandé a mis hijos como jalutzim y ahora decidí que quiero terminar mi vida allí”, relató la mujer que vivirá en Ashdot.
La misma ciudad lo espera a Adrián, quien tiene familiares en Israel, pero que decidió viajar solo. “Todavía no sé hebreo pero le pongo mucha fe al ulpam (estudio), es la primera vez que voy”, contó el joven.
Alberto, quien viaja con su esposa Victoria y su hija Em comentó que “hace más de dos años” que venían pensando en la posibilidad de viajar. “No nos costó tomar la decisión de hacer aliá, evaluando posibilidades y pensando en el futuro de nuestra hija. Vamos a vivir en Beer Sheva, no sabemos el idioma pero estamos dispuestos y contentos por empezar una nueva vida, nuestro segundo hijo nacerá allí”, prometió.
“Desde hace varios años, cuando familiares hicieron aliá, la palabra esa resonaba en mi cabeza y siempre fue un tema de conversación en la familia, y siempre pensé en esto lo que significaba muy vagamente. Cuando estuve el año pasado en Israel me sentí como en casa, en todos los lugares que iba, en todo lo que hacía, me sentí parte, me sentí integrado y ese pensamiento vago que tenía hasta entonces cobró mucha fuerza y decidí que ese era el lugar en el que quería estar”, contó Pablo.
Diferente es el panorama para Nicolás que viaja solo y no tiene familiares que lo esperen cuando llegue a Israel. “Lo pensé bastante hasta que me decidí y le di para adelante. Comencé acá mis estudios y pienso terminar mi carrera allá, me gustaría estudiar Comercio Exterior, tengo que aprender hebreo y voy a vivir en Mismar Haemek”, contó.
Gabriel, en cambio, decidió seguir los pasos de su mamá y sus hermanas que dos años y medio atrás hicieron aliá. “Me quedé en ese momento no tenía ganas de hacer aliá, pero la idea siempre estuvo y ahora me decidí”, confesó el joven.
Por último, Alejandro contó que viaja a Israel porque tomó la decisión después de mucho tiempo. “Yo fui boguer de la tnuá y mazkir, y después de 4 años decidí dejar la tnuá y hacer aliá”, concluyó.

La inmigración aumentó en un 19%

Deja un comentario

A pesar de la tensión en Medio Oriente, en el último año del calendario hebreo un creciente número de judíos de distintas partes del mundo ha venido a establecerse a Israel, según cifras proporcionadas por la Agencia Judía y el Ministerio de Absorción.

En el transcurso del año 5771 unos 21.300 olim se han establecido en el país, mientras que el año anterior la cifra había sido de 17.883 nuevos inmigrantes, lo que implica un aumento de un 19 por ciento.
La ministra de Absorción, Sofa Landver, señaló que “estos datos demuestran la continua tendencia de aumento de la aliá y el fortalecimiento del sionismo. En los últimos años hemos visto una aliá consistente y en este momento tan importante el Estado de Israel tiene que trabajar para mantener esta tendencia y continuar alentando a los judíos de la diáspora a inmigrar a Israel”.
El desglose de los 21.300 inmigrantes indica que aproximadamente 8.290 provienen de la ex Unión Soviética (la región que representó el mayor aumento en relación al año anterior cuando llegaron desde ese país 6.970 personas, un 19% menos),
4.070 de América del Norte, 2.780 de Etiopía, 2.100 de Francia y 1.380 de América Latina, área que no representó un aumento significativo considerando que el año pasado Israel recibió a 1.360 latinoamericanos.
Las estadísticas muestran que la mayoría de los inmigrantes son jóvenes. Entre enero y julio de 2011, aproximadamente el 62% de los olim tenían entre cero a 34 años, de los cuales aproximadamente el 36% eran adultos jóvenes de entre 18 y 34 años.
El último año al país ha llegado también un reducido número de olim de localidades inesperadas como Hong Kong, Honduras, Vietnam, Zimbabwe, Madagascar, Mónaco, Suri-nam, China, Filipinas, Tailandia, Angola, Japón, Malta, Congo, Corea del Sur y Nicaragua.
Con respecto a las personas que vinieron por períodos previstos en el marco del viaje llamado Birthright Israel y los programas de la Agencia Judía para experimentar una temporada en el país, se recibió a decenas de miles de judíos jóvenes provenientes de comunidades de todo el mundo. De éstos, más de 10.000 estudiantes pasaron diez meses de voluntariado y estudios aquí como parte de “Masá”, un programa conjunto de la Agencia Judía y el Gobierno israelí.

Himno a la Alia

Deja un comentario