Ser judío: ¿genética o identidad?

Deja un comentario

Yo me pregunto: ¿Quiénes somos? ¿Cómo nos vemos? ¿Cómo nos gustaría qué nos vean? Todos poseemos padres y maestros, una cultura y una sociedad en la cuales estamos inmersos y sabemos que para definir nuestra identidad, cada uno de nosotros somos absolutamente responsables de ser quién somos y de como somos y hacia donde vamos.
Dijo Steve Jobs: “Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto.” Esta semana he quedado realmente sorprendido al leer que genetistas israelíes del Centro Médico Sheba de Tel Hashomer han descubierto raíces genéticas sefardíes en un grupo de indios del oeste del Estado de Colorado, en EEUU luego de realizar análisis computerizados de diferentes muestras de individuos cuyos antepasados habían emigrado desde México unos doscientos años antes.
El lejano pasado logró proyectarse hasta un laboratorio de investigación genética del presente donde un grupo de científicos dirigidos por Mark Jobling de la Universidad de Leicester de Inglaterra y Francesc Calafell de la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona, estudiaron los cromosomas Y (que se trasmiten de padres a hijos) de judíos sefaradíes de diferentes lugares del mundo y los compararon con los cromosomas “Y” de 1.140 personas que viven hoy en España y Portugal.
El fundamento del estudio del cromosoma Y – que es transmitido prácticamente sin cambio alguno de padres a hijos – es investigar los datos genéticos de diferentes grupos humanos y hacer comparaciones para ver si existen relaciones genéticas entre ellos.
Las conclusiones fueron realmente sorprendentes pues nos informan que el 19,8% de la población ibérica tiene raíces judías sefaradíes o sea que más de 10 millones de españoles y portugueses son descendientes de aquellos judíos. Las conversiones forzadas y las inhumanas persecuciones de la inquisición no lograron borrar la herencia genética de los forzados que permanece hoy viva en la sociedades ibéricas y sigue trasmitiéndole indefectiblemente de padres a hijos.
Las pruebas están a la vista, un quinto de la población de España y Portugal tiene ancestros de anusim y conversos, aquellos que lograron sobrevivir a las trecientas mil victimas judías que la inquisición asesinó, dejaron sus huellas para que se revelen hoy.
El legado genético y humano de nuestros hermanos ha llegado hasta nuestros días y se prepara para irrumpir en una gran revolución cultural que modelara el futuro de nuestra humanidad.
Gene study shows Spain’s Jewish and Muslim ancestry – International Herald Tribune Nuestro pueblo judío sufrió a través de la historia grandes y dolorosos exilios, expulsiones, genocidios, persecuciones y discriminaciones, injustas acusaciones, conversiones forzadas y asimilaciones obligadas y nuestra gente resistió como pudo: luchando de frente, huyendo, escondiéndose, adaptándose, mimetizándose con el medio, nadando contra la corriente y a veces a favor de ella, el objetivo fue siempre sobrevivir como persona y como judío, aferrándose a uno de nuestros mas sagrados principios: nuestro amor a la vida.
Esto trajo como consecuencia que hoy, alrededor del mundo, aparezcamos con diferentes apariencias, con diversos idiomas, con distintos colores de piel, con costumbres multifacéticas, incluso con aspectos muy difícil de identificarnos como tales, por esto hoy el judaísmo es multiétnico y pluralista pero compartiendo un origen y un gran destino en común.
Desde los albores de la civilización hemos sido como un impetuoso y arrollador río caudaloso que arrancando desde las primeras vertientes de agua pura y cristalina en nuestra formación como nación ha recorrido grandes distancias históricas.
Se ha detenido en numerosas embalses y represas y luego ha continuado su persistente marcha hacia nuestro gran destino final, restablecernos y realizarnos definitivamente como pueblo en nuestro hogar nacional y así convivir armónicamente en el seno de las naciones del mundo, aportando de lo nuestro lo más valioso que tenemos y poniéndolo al servicio de toda la humanidad.
Nuestro caudalosos río viene viajando impetuoso y nada ni nadie lo puede frenar ni hacerle cambiar de rumbo, ni nuestros dirigentes mas mediocres y de corta visión, ni nuestros enemigos mas crueles y acérrimos, sus afluentes están colmados de todos aquellos que son y somos los auténticos propietarios de la tierra de Israel.
Somos los descendientes de las tribus perdidas, los Anusim, los hijos de los judíos perdidos en todas las asimilaciones forzadas, persecuciones y genocidios a los que nos vimos expuestos, los gentiles que quieren subirse al tren y que desean sinceramente ser judíos y por supuesto a nosotros, los judíos oficiales y con papeles. Son sus pasajeros los “Anusim”, “los forzados” en hebreo.
Un judío que ha sido forzado a abandonar el judaísmo en contra de su voluntad, y quien hace todo lo que está en su poder para continuar practicando sus principios bajo la condición de coerción.
Se cree que unos sesenta millones de los habitantes de Latino América son descendientes de esos primeros judíos secretos, de aquellos que llegaron buscando nuevos lugares para vivir en paz alrededor de su fe, son millones de personas que se vieron condenadas a no saber sus verdaderas raíces e identidad.
En España es imposible dar cifras sobre los Anusim, porque continúan escondidos, pero las personas que se reclaman descendientes de judíos son varios miles.
“En todas partes, en las 52 provincias españolas, hay judíos secretos, pero España sigue siendo un país muy antisemita y todavía no nos sentimos seguros”.
Los Hijos de Menashé, cerca de un millón de personas, que viven actualmente en el noreste indio y son una de las diez tribus perdidas. Conocidos en Israel como los “Bené Menashé” (Hijos de Menashé), se trata de una tribu de entre 750.000 y 1,2 millones personas y que están asentadas en las regiones de Mizoram y Manipur, en el noreste indio, junto a la frontera con Myanmar (antigua Birmania). Sólo unos 6.000 ó 7.000 son por el momento judíos, ya que el resto se convirtió al cristianismo con la colonización británica de esa región.
Los Judíos de Uganda. La Comunidad Abayudaya – (El pueblo de Iehudá), ubicada entre terrenos accidentados y los valles de Uganda Oriental vive una Comunidad de 500 ugandeses negros que practican el judaísmo. Todo esto lo vienen realizando desde hace generaciones y sus sinagogas, generalmente hechas de chozas de barro, se hallan situadas en cuatro pueblos diferentes en las afueras de una ciudad llamada Mbale.
Los Judíos-Lemba: Hay unos 40.000 Lemba sudafricanos que se consideran a sí mismos como judíos descendientes de los Falasha. Estos Lemba practican la circuncisión, guardan un día de descanso semanal y evitan comer carne de cerdo e hipopótamo, todo ello considerado por ellos como parte de su herencia cultural judía.
Un equipo de genetistas ha encontrado que un porcentaje anormal de hombres Lemba llevan en su cromosoma masculino un juego de sucesiones de ADN que es distintivo de los cohanim, los sacerdotes judíos considerados descendientes de Aaron. Su portavoz, Ahmadiel ben Iehuda, afirma que los ‘nigro spirituals’, las baladas acerca de Sión y del río Jordán que cantaban los esclavos africanos en EEUU prueban sus raíces hebreas.
La tribu Telugu vive en el sur de Nigeria. En las primeras décadas del siglo XIX se convirtieron al cristianismo.
En 1981 cincuenta familias de la tribu empezaron a estudiar judaísmo y hebreo, y se declararon descendientes de la tribu de Efraín. Se trata de unas 400 familias que viven en Nigeria. Según su tradición vinieron de Marruecos, y dicen descender de la tribu de Efraín.
La tribu Pashtun, con 40 millones de personas, habitan en Pakistán y Afganistán. Son musulmanes, pero tienen costumbres similares a las de los judíos: descansan los sábados, prenden velas los viernes, usan una indumentaria parecida al talit, rezan en dirección a Jerusalén y no se cortan el pelo de los costados de la cabeza.
Cientos de familias en Colombia decidieron entregarse por completo al judaísmo sin tener lazos históricos con el mismo y menos de ascendencia, condiciones indispensables para ser llamado judío.
Son personas comunes y corrientes que después de haber sido parte de otras religiones tienen como meta convertirse en judíos y vivir en Israel, la tierra prometida.
Mientras los judíos etíopes se adaptan lenta pero decididamente a la sociedad israelí no se puede abandonar a cerca de los 10.000 “Falash Mura” – cuyos ancestros judíos fueron obligados a convertirse al cristianismo desde finales del siglo XIX – que aún esperan la oportunidad para poder e emigrar a su tierra y reunirse con sus hermanos.
¿Tenemos el derecho y la autoridad moral de desviar de nuestro gran torrente a todos estos legítimos herederos de nuestra tierra? ¿Impedirles formar parte del gran reencuentro de las diásporas? Todos nosotros tenemos el derecho y el deber de poder ser herederos de la tierra de Israel y de continuar viajando hasta el final de la historia, hacia la desembocadura de nuestro caudaloso río en el ancho y profundo Océano del Futuro.
Dr. Guido Maisuls Buenos Aires, Argentina.


¿Qué es un judio ?

Deja un comentario

El Profesor George Friedman, notable sociólogo e historiador francés: ‘El pueblo Judío tiene una historia no como la de otros pueblos. En cierta ocasión escribí que los judíos son un accidente histórico. Algo que no se adapta a la comprensión admisible de la Historia.’

El escritor, ensayista y poeta alemán judío convertido a otra religión, Heinrich Heine (1797-1856) en los postreros días de su vida volvió al Judaísmo. Dijo: ‘Pueblos se elevaron y desaparecieron; Estados florecieron y marchitaron, revoluciones conmovieron la superficie de la Tierra; y ellos, los Judíos estaban encorvados sobre libros, y no notaron las tormentas del tiempo, que pasaron sobre sus cabezas sin conmoverlos’.

El filósofo físico y matemático Frances Blaise Pascal (1623-1662): ‘Encuentro en una esquina del mundo un pueblo especial, segregado de todos los pueblos sobre la Tierra, el más antiguo de todos. Un pueblo cuyos orígenes preceden muchos siglos de historia de los más antiguos que hay…El hecho de la existencia de ese pueblo me maravilla, y me parece que debe ser analizado, aunque…no tenga explicación…’

El escritor Americano Mark Twain (1856-1904): Los egipcios, los babilonios y los persas ascendieron y cubrieron el mundo con bullicio, grandiosidad y excelencia hasta que se apagó su iluminación, y se hundieron, se desmembraron y desaparecieron del planeta. Los griegos y los romanos siguieron en sus huellas, conmovieron al mundo en tormenta y se esfumaron. Otros pueblos aparecieron, subieron a la cumbre con una antorcha en la mano, por el tiempo que el combustible duro, pero al final se quemó del todo y ahora están reposando en la oscuridad, o se han perdido en las páginas de los anales del pasado. El judío los vio a todos, los derrotó a todos y hoy es lo que fue desde el alba de las civilizaciones; y no muestra señales de hundimiento, ni desgaste de vejez; no se le nota ninguna decadencia en sus creaciones y su claridad no se ha apagado. Todos son mortales menos los judíos. Todas las fuerzas pasan, pero el persiste. ¿Cuál es el secreto de su triunfo?

Arnold Josheph Toynbee (1889-1975) Uno de los mayores historiadores del siglo XX examina en su libro ‘A study of History’ la subida y caída de 21 civilizaciones: 1 La Egipcia, 2 La Hindú, 3 La China antigua, 4 La Creta, 5 La Sumeria, 6 La Maya, 7 La Siria, 8 La Hindú antigua, 9 La Hitita, 10 La Helénica, 11 La Árabe precursora, 12 La Persa, 13 La Hinduista, 14 La Mexicana (Azteca), 15 La Yucatana (Maya), 16 La Babilónica, 17 La Proveslava Rusa (Cristiana Ortodoxa Griega), 18 La Cristiana Ortodoxa fuera de Rusia, 19 Las civilizaciones del Lejano Oriente, en Japón y Corea, 20 Las culturas del Lejano Oriente fuera de Japón, 21 La Civilización Occidental, pero…la preservación de la identidad nacional por parte de una nación sin independencia política, sin un idioma hablado común, nación que no está concentrada sino dispersa en todos las direcciones de la veleta, enfrente a persecuciones tremendas y permanentes-esa es una manifestación carente de racionalidad, frente a la cual todos los historiadores se quedan con la boca abierta Esa nación es la judía.

El filósofo, novelista y dramaturgo francés Jean-Paul Sartre: ‘Yo no puedo juzgar al pueblo Judío según las reglas aceptables de la historia humana. El pueblo Judío es algo más allá del tiempo.’

El filosofo Ruso Nikolai (Alexandrovitch) Berdyaev: ‘Cuando traté de verificar el método materialista histórico según los modelos de los destinos de los pueblos, los métodos se estrellaron contra la muralla judía, cuya estrella parece carecer de cualquier medida de entendimiento. Según el criterio materialista y positivista, tendría esa nación que haber desaparecido hace mucho tiempo. Su existencia es un hecho misterioso y sorprendente, lo que atestigua que la existencia de esa nación (Judía) está dirigida por una orden poderosa dada en la antigüedad.’

El escritor Americano Herman Wouk (1914): ‘Ese pueblo (el Judío) se sobrepuso a una lista impresionante de tragedias y aniquilaciones que de acuerdo a las leyes naturales no hubieron podido soportar. Esa supervivencia eterna, contraria a la lógica histórica es la cosa más admirable que se haya visto, y demanda explicación, a pesar que su supervivencia, por si solo, ya es extremadamente maravillosa.

Alexander Solzhenitsyn en dos volumenes ‘Dvesti let Vmeste,’ or ‘Two hundred years together.’ (200 años juntos)(2003). El primero de los dos volúmenes está dedicado a la historia de los Judíos en Rusia desde la tercera partición de Polonia en 1795 cuando Rusia incorporó un millón de ciudadanos judíos. Cubre los años entre 1795 y 1916. Dice: ‘La conservación del Pueblo Judío durante más de dos mil años en la Diáspora, despierta estupefacción y respeto. El papel de la pequeña pero dinámica nación Judía en la vasta y extensa historia del mundo e s indiscutiblemente poderosa, persistente y notable. Incluida la historia de Rusia. Pero sigue siendo un misterio histórico para todos nosotros. También para los judíos. Esta extraña misión de ninguna manera les proporciona felicidad .’ (M.V.: Aquí tengo que contradecir a Solzhenitsyn: La razón que los Judíos no demuestren alegría por sobrevivir es que el pueblo Judío nunca se paró a pensar, o mirar hacia atrás para preguntarse: ¿Cómo ha sido posible, por qué estamos aquí? Para el judío ‘estar aquí’ está sobreentendido. No hay ninguna razón por la cual el pueblo Judío tenga que pensar porqué existe. El pueblo Judío lee el ‘Génesis’ por lo menos una vez al año, y en él encuentra que Dios mismo lo escogió para conservarlo y perpetuarlo aquí en la Tierra…siempre y cuando conserve su Torah. Todo el resto de los argumentos, suposiciones y conjeturas son irrelevantes… El pueblo Judío ha pasado por XXXIII siglos de existencia, y observa a otros pueblos pasajeros desde una posición enclavada en el futuro infinito…’)

Que es un Judío? Esta pregunta no es tan extraña como parece.

Veamos qué clase de criatura peculiar representa el judío, sobre quien todos los gobernantes y todas las naciones, ya sea en conjunto o por separado, han cometido abuso y dado tormento, lo han oprimido y perseguido, pisoteado y masacrado, quemado en la hoguera y ahorcado…y a pesar de todo ello todavía sigue vivo
Que es un judío, que nunca ha permitido ser descarriado por todas las posesiones mundanas que sus opresores y perseguidores le han constantemente ofrecido para que cambiara su creencia y abandonara su propia religión judía?
El judío es ese ser sagrado que ha bajado el fuego eterno de los cielos y a través de el ha iluminado el mundo entero. El judío constituye la cuna, el manantial y la fuente de religión que todos los demás pueblos han extraído sus creencias y religiones.
El judío es el pionero de la civilización. La ignorancia fue condenada en la ‘Antigua Palestina’ mucho más de lo que es hoy en día en la Europa civilizada. Además, en aquellos días de salvajismo y barbarie, cuando ni la vida ni la muerte de nadie tenía el mas mínimo valor, Rabi Akiva no se abstuvo de expresarse abiertamente en contra de la pena de muerte, una práctica que en la actualidad es reconocida como una forma de castigo altamente civilizada.
El judío representa el emblema de la tolerancia civil y religiosa. ‘Ama al extranjero y al residente temporario, ordeno Moisés, porque vosotros habéis sido extranjeros en la tierra de Egipto.’
Y esto fue expresado en aquellos tiempos remotos y salvajes cuando la ambición principal de las razas y de las Naciones consistía en abatirse y oprimirse unos a otros. En cuanto a la tolerancia religiosa, la fe judía no solo dista mucho del espíritu misionero de convertir a pueblos a otras creencias, sino que, por el contrario, el Talmud ordena a los Rabinos informar y explicar a todos aquellos que voluntariamente vienen a aceptar la religión judía acerca de todas las dificultades que encierra su aceptación, y recalcar a los supuestos prosélitos que los justos de todas las naciones tienen su parte en la inmortalidad. Ni siquiera los moralistas de nuestros días pueden jactarse de una tolerancia religiosa enaltecida e ideal de este tipo.
El judío representa el emblema de la Eternidad. El es a quien ni la masacre ni la tortura durante miles de años pudo destruir, él es quien ni el fuego ni la espada ni la Inquisición pudo borrar de la faz de la Tierra.
Él es quien fue el primero en presentar los oráculos de Dios, él es quien durante tanto tiempo ha sido el guardián de la Profecía, y es quien la ha transmitido al resto del mundo.
Una nación semejante no puede ser destruida. El judío es eterno como es la Eternidad misma.

Publicado en el periódico ‘El Mundo Judio’

Se creó el Congreso Judío de Israel

Deja un comentario

Un grupo de prominentes figuras públicas israelíes creó un nuevo órgano, el Congreso Judío de Israel, sobre la base de organizaciones similares a los existentes en Europa, América y alrededor del mundo.
La institución fue creada para establecer “un canal de cooperación mutua” entre la Diáspora e Israel, y para avanzar en los principios de la identidad judía y la democracia, fundamentales del Estado de Israel.
La iniciativa fue impulsada por Vladimir Sloutsker Moshe, un activista comunitario, banquero, político y judío de Rusia que llegó a Israel el año pasado.
Sloutsker, quien se desempeñó como presidente del Congreso Judío de Rusia, vicepresidente del Congreso Judío Europeo y como senador en la cámara alta del parlamento ruso, dijo que al llegar a Israel, le sorprendió que no exista un Congreso Judío. “El objetivo principal es construir un instrumento de cooperación entre Israel y la diáspora mundial para incluir la ayuda mutua”, dijo Sloutsker en declaraciones a The Jerusalem Post.
“No creemos que los esfuerzos para lograr esto hayan tenido éxito en el pasado, por lo que estamos pidiendo a los líderes judíos que dejen atrás los conflictos y controversias del pasado y se unan por el bien de todos los judíos que desean un mejor futuro posible para Israel y el pueblo judío”, agregó.
Danny Yatom, ex jefe del Mossad y uno de los fundadores del grupo, dijo que el objetivo central era la de servir como un puente entre Israel y la Diáspora.
“Hay congresos judíos en todo el mundo que se reúnen, coordinan y cooperan en beneficio mutuo, pero Israel no es parte de esta conversación”, dijo. “El nuevo Congreso permitirá a Israel integrarse mejor en las actividades y discusiones de la comunidad judía mundial para el beneficio de ambos”, sostuvo.
Sloutsker se preguntó: “¿Cómo es que los equipos israelíes son capaces de jugar al fútbol y al básquet en las competiciones europeas, los cantantes israelíes pueden participar en el Festival de Eurovisión, sin embargo, no existe un marco o mecanismo formal de integración comunitaria judía entre Israel y Europa? Esto es lo que debemos hacer frente”.
Sloutsker espera que el Congreso Judío de Israel se convierta automáticamente en un miembro de los Congresos judíos europeos y mundiales, y que sirva como una plataforma para construir un consenso, independientemente de inclinaciones políticas o religiosas.
De acuerdo con los fundadores, el Congreso Judío de Israel también está diseñado para promover y fortalecer el carácter judío de Israel, avanzar en el principio del país de ser la patria judía y preservar la tradición judía tanto en Israel como en la diáspora.
Sloutsker sostiene que estos valores y las ideas están en peligro y necesitan ser reforzadas para preservar la relevancia de Israel para los judíos en el extranjero y para revitalizar la identidad judía en Israel.

Israel. Se estima que unos 500 judíos por día se asimilan en todo el mundo

Deja un comentario

AJN.- Un fuerte debate se vivió esta semana en el seno de la Knesset (Parlamento israelí) cuando se convocó a un debate sobre las medidas para evitar la asimilación de los judíos en el mundo. Lo cierto es que los legisladores revelaron que el pueblo judío se pierde más de 150 mil judíos al año por la asimilación. Hubo cuestionamientos a los organismos oficiales encargados de favorecer la aliá (inmigración) y se trataron las principales necesidades para que los judíos regresen a Israel.
El Comité de Aliá y Absorción de la Knesset (Parlamento israelí) realizó esta semana un debate sobre las actividades de la Organización Sionista Mundial para evitar la asimilación y las actividades necesarias para asegurarse la continuidad judía.
Durante el encuentro, el miembro del Parlamento, Danny Danon, presidente del Comité, apuntó que “150.000 judíos se asimilan cada año y se pierden del pueblo judío”.
“Este comité está comprometido con la actividad sionista en nombre del pueblo judío y hago un llamado a las oficinas del gobierno para usar los servicios de la Organización Sionista Mundial. El Comité también insta a los ministerios a financiar a todos los grupos que auspician y promueven la aliá”, enfatizó el legislador en un encendido discurso.
Por su parte, Avraham Duvdevani, presidente de la Organización Sionista Mundial, aseguró que la institución que encabeza asumió “la responsabilidad de promover la aliá y la educación para el sionismo”.
“No puede haber sionismo sin aliá. Por eso se debe trabajar para ayudar a la aliá de todo el mundo y fomentar el uso del hebreo en la diáspora, basado en la creencia de que el aprendizaje del hebreo fomenta la identificación con el sionismo y el judaísmo”, enfatizó el dirigente.
A todo esto, el presidente de la Unión Nacional y miembro del Parlamento Yaakov Katz (Ketzaleh) apuntó que cada día, el pueblo judío pierde entre 350 y 500 personas.
“Hemos tenido suficiente de la mediocridad de la Agencia Judía y la Organización Sionista Mundial”, afirmó.
Asimismo, el legislador instó al primer ministro Benjamin Netanyahu a que fije como “prioridad” el reclutamiento de los judíos del mundo para que regresen a Israel.
“Necesitamos 5000 millones de dólares para financiar una iniciativa que permitirá traer a casa a los judíos “, aseguró Katz, según consignó el portal de noticias de Arutz Sheva.
En tanto, Marina Solodkin, legisladora de Kadima, dijo que “decenas de miles de inmigrantes de edad avanzada llegan a Israel, muchos de ellos de la antigua Unión Soviética, quieren aprender hebreo y no tienen un lugar para estudiar. Ellos necesitan ser atendidos”.
George Schwartz, de la Agencia Judía, aseguró que la organización aumentó sus esfuerzos “para fomentar la aliá de Occidente”. “Estamos capacitando a todos los representantes de la Agencia Judía, incluyendo aquellos involucrados en la educación, para fomentar la aliá. Si una vez hubo decenas de personas en la Agencia Judía trabajando para fomentar la aliá, hoy en día hay cientos de personas”, aseveró, por último, el directivo.

Yo soy judío

Deja un comentario

Los hijos de Abraham en la Era del Genoma

Deja un comentario

Por JUDY SIEGEL-ITZKOVICH

Los judios han sido no solo un grupo nacional y religioso desde el siglo II AC sino que tambien tienen vinculos geneticos comunes derivados en el antiguo Medio Oriente a pesar de su dispersion a lo largo del mundo, ha concluido un sofisticado analisis genetico en New York.
El estudio, que fue publicado el jueves en la edicion online de The American Journal of Human Genetics, tambien provee por primera vez los detallados mapas geneticos de las tres mayores subpoblaciones judias- un recurso precioso que puede ser utilizado para estudiar los origenes geneticos de la enfermedad en los no judios tambien.
El importante estudio, llamado “Los hijos de Abraham en la Era del Genoma: Principales Poblaciones Judias de la Diaspora Comprender Distintos Agrupamientos Geneticos con los Ancestros Medio-Orientales Compartidos”, fue llevado a cabo por el Dr. Gil Atzmon y el Prof. Edward Burns del Colegio de Medicina Albert Einstein de la Universidad Yeshiva y el Prof. Harry Ostrer de la Escuela de Medicina de la Universidad de New York. Tambien incluyo al Prof. Eitan Friedman, titular de oncogenetica del Centro Medico Sheba en Tel Hashomer, y otros.
Ellos condujeron un analisis de genoma amplio de los judios ashkenazis europeos; judios sefaradies italianos, griegos y turcos; y judios iranies, iraquies y sirios. Un total de 237 participantes de diversas comunidades judias en la region metropolitana de New York, Seattle, Israel, Atenas y Roma pasaron por analisis de sangres. Los 237 judios fueron incluidos solo si todos los cuatro abuelos venian de la misma comunidad judia.
Los resultados fueron comparados con un analisis genetico de 418 personas de grupos no judios alrededor del mundo.
Los judios de las diferentes regiones del mundo se encontro que comparten muchos rasgos que son distintos de otros grupos que datan de tiempos antiguos.
Los investigadores escribieron en el articulo de 10 paginas que los judios de los principales grupos de la Diaspora formaban un conglomerado de poblacion distinto, aunque uno que esta relacionado cercanamente con poblaciones no judias europeas y medio-orientales. Cada uno de los grupos de la Diaspora tambien formo su propio grupo dentro del mas grande aglomerado judio.
Ademas, cada grupo demostro ancestria medio-oriental y grados variantes de mezcla con poblaciones circundantes. El analisis genetico mostro que los dos principales grupos- judios medio-orientales y europeos- se separaron uno del otro hace unos 2500 años atras.
Por mas de un siglo, judios y no judios por igual han intentado definir la relacion del pueblo contemporaneo judio, declara el articulo. “Los estudios geneticos previos de grupo de sangre y marcadores de serum sugirieron que los grupos judios tenian origen medio-oriental con mayor similitud genetica entre poblaciones judias emparejadas. Sin embargo, estos y estudios sucesores de monoalelos Y cromosomales y marcadores geneticos mitocondriales no resolvieron los temas de la identidad grupal genetica judia dentro de y entre.”
La nueva investigacion, sin embargo, mostro “aglomerados de poblacion judia distintivos- cada uno con ancestria medio-oriental compartida, proximidad con las poblaciones medio-orientales contemporaneas y grados variables de agregado europeo y norafricano.”
Asi, este estudio demuestra que los judios europeos/sirios y medio-orientales representan “una serie de aislados geograficos o agrupamientos entretejidos juntos por una identidad por descendencia de hilos geneticos compartidos.”
Tambien refuto afirmaciones de contribuciones geneticas a gran escala de poblaciones de Europa central y oriental y eslava a la formacion de la juderia ashkenazi.
“Este estudio provee nueva informacion genomica que puede beneficiar no solo a aquellos de ancestria judia, sino a la poblacion en general”, dijo Burns, el decano ejecutivo y patologo en el Einstein.
“El estudio apoya la idea de un pueblo judio vinculado por una historia genetica compartida”, agrego Ostrer. “Pero el agregado de gente europea (no judia) explica por que tantos judios europeos y sirios tienen ojos azules y pelo rubio.”
Cuando se le pidio comentar, el Prof. Karl Skorecki – director de desarrollo medico e investigacion en el Centro Medico Rambam en Haifa y director de nefrologia y medicina molecular en la Escuela Medica Rappaport del Technion- declaro que el estaba “familiarizado con este excelente estudio.”
Skorecki llego a los titulares del mundo con su importante descubrimiento en 1997 que la mayoria de los kohanim (judios de la tribu sacerdotal) eran descendientes de un unico ancestro masculino en comun, y ha llevado a cabo extensas investigaciones en genetica judia. “Yo he tenido discusiones con el Dr. Atzmon, que visita Israel a menudo y a quien conozco bien. El estara visitando nuestra facultad de medicina y dara una charla el 9 de junio.”

“El objetivo del estudio fue determinar una linea de base genomica”, dijo el Dr. Atzmon. “Con esta establecida, podremos identificar mas facilmente los genes asociados con enfermedades complejas como diabetes que son determinadas por multiples variantes a traves del genoma. Armados con esta informacion, estaremos bien posicionados para tratar pacientes.”

El articulo destaca que los judios iraquies e iranies medio-orientales datan de comunidades que fueron formadas en los imperios babilonio y persa en los siglos IV y VI AC; las comunidades judias en los Balcanes, Italia, Norte de Africa y Siria fueron formadas durante la antigüedad clasica y luego se juntaron con los judios sefaradies que emigraron despues de su expulsion de España y Portugal a fines del siglo XV. Los judios ashkenazi se piensa que se han asentado en el Valle del Rhin durante el primer milenio DC y luego han emigrado a Europa Oriental entre los siglos XI y XV.
“Los entrecruzamientos con poblaciones circundantes tuvieron un rol temprano en formar a la Juderia mundial, pero, durante los ultimos 2000 años, puede haber sido limitado por la ley religiosa mientras el Judaismo evoluciono de una religion proselitista a una que mira hacia adentro”, escribio el equipo.
El estudio fue apoyado por la Fundacion Lewis and Rachel Rudin, la Fundacion Irani-Americano Judia, la Fundacion de Ciencia Binacional EEUU-Israel y donantes privados.
Fuente: The Jerusalem Post

Población Judía Mundial

Deja un comentario

Se calcula que en el mundo actual viven unos 13 millones de judíos, de los que un tercio aproximadamente, 4,7 millones, se halla en Israel. Del resto, muy repartido, 5,8 millones viven en los Estados Unidos.
En orden decreciente, 600.000 judíos habitan en Francia y 550.000 en Rusia. Ucrania, Canadá, Reino Unido y Argentina tienen una población judía superior a las 250.000 personas. Son numerosas también las poblaciones judías de Brasil, Sudáfrica y Australia, superiores a los 100.000 individuos.

Más de 50.000 judíos viven en países como Alemania, Eslovaquia y Bielorrusia. En México, Venezuela, Uruguay, Italia, Bélgica y Holanda, Turquía, Irán, Azerbaiján y Uzbekistán viven más de 25.000 judíos. Por último, en países como Chile, España, Suiza, Austria, Suecia, Letonia, Rumanía, Georgia y Kazajstán viven poblaciones de entre 10.000 y 25.000 judíos, siendo inferior a 10.000 la población judía que habita en el resto de países del mundo.

Con respecto a las ciudades, la mayor población urbana judía corresponde a Nueva York, con 1,75 millones, seguida de Miami, Los Angeles y, ya en Israel, Jerusalén. También son notables las poblaciones judías de San Francisco, Buenos Aires, París, Londres o Moscú, entre otras.

Older Entries